El inicio de las obras en Cañuelas, localidad de la provincia de Buenos Aires, culminará con una autopista que bordeará la ciudad y permitirá la conexión directa entre la autopista Ezeiza-Cañuelas con la RN3, cual culminará su recorrido en Azul.

La obra se ejecutará bajo el sistema de PPP (Participación Público Privada), con una inversión total de USD 128 millones. La misma se puso en marcha tras 20 años de idas y vueltas y permitirá disminuir el trayecto en vehículo en más de una hora.

Tendrá una extensión de 9,5 km de la autopista Ezeiza-Cañuelas, bordeando la ciudad de Cañuelas y pasando por debajo del puente de La Pérgola. Los camiones serán los más beneficiados y los vehículos podrán circular hasta a 130 km/h en forma más segura.

La Autopista RN 3, junto a la continuación del Camino del Buen Ayre,  conformarán un sistema, una red de autopistas, que permitirá, por ejemplo, ir desde Monte a Merlo en 50 minutos o menos.

El plan de obras para estos corredores implica obras en más de 2.500 km a través de la construcción de nuevas autopistas (813 km), rutas seguras (1.494 km) y obras especiales (252 km), así como 17 variantes a distintas localidades.

En Cañuelas estuvieron presentes el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la secretaria de Obras, Manuela López Menéndez, y la administradora general de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, junto con los intendentes de Olavarría, Ezequiel Galli y de Azul, Hernán Bertellys.

"Estamos poniendo en marcha una obra que desde hace 20 años venía siendo un pedido sin respuesta, y que a partir de hoy pasa a ser una solución, un compromiso y una respuesta para las miles de personas que murieron en accidentes en choques evitables, en una ruta con alta congestión y por donde circula gran parte de la producción del país. Esto es muestra del cambio profundo del presidente Macri en hacer las cosas que hay que hacer. Trabajando en equipo, con la verdad y transparencia", sostuvo Dietrich.

Seguí leyendo: