Dos venezolanas fueron víctimas de una agresión xenófoba en el barrio porteño de Palermo. La violencia llegó de parte de una mujer que comenzó a insultarlas porque, según dijo, estaban fumando marihuana en la puerta del edificio en el que vive, en la zona de Las Cañitas. El episodio se registró ante los ojos de su hijo pequeño, que también se sumó a los insultos contra las mujeres.

"Ustedes están drogadas, colombianas de mierda", comenzó la madre a increpar en plena vereda. "Ni siquiera somos colombianas, edúcate y aléjate", le contestó una de las venezolanas agredidas.

"¿Aléjate qué?", continuó provocando la mujer, mientras también las filmaba con su celular y se burlaba de las jóvenes. "A ver si educás a tu nene, por favor", le dijo una de ellas a la agresora.

Mientras tanto, el menor reproducía los modos de su madre y le subía el tono a la discusión. "Pelotuda", gritó, mientras también les arrojaba objetos de la vereda y corría entre ellas.

En ningún momento la madre intentó corregir la actitud del chico, sino que, por el contrario, continuó con sus insultos discriminatorios: "Negra villa", le contestó a una de las venezolanas. El menor repitió las mismas palabras, entre risas.

La señora se fue a su casa y mi amiga y yo con los moretones en las piernas a las nuestras

Otro momento del video grabado por las jóvenes agredidas refleja el momento en que un patrullero de la Policía de la Ciudad se encuentra en el lugar, pero no se los observa intervenir. A pesar de la presencia policial, los insultos continuaban: "Loca de mierda". El nene de cuatro años tampoco se detiene y sigue molestando a las jóvenes. "¡Puta!", grita.

Tras lo sucedido, las venezolanas Verónica Marin y Bárbara Martínez hicieron sus respectivos relatos de lo sucedido: "Fuimos atacadas por esta señora que nos insulto y golpeó al frente de nuestro departamento. Nos acusó de drogadictas por ser morenas/morochas y hablar con acento extranjero. Nos llamó negras, putas y colombianas drogadictas. La policía estaba al lado y la escucharon a ella porque decía que nosotros le pegamos al nene. La señora me golpeó con un policía en el medio y no la podía tocar ni calmar porque un hombre policía no puede agarrar a una mujer. Al final nos preguntaron si éramos extranjeras y que la verdad era mejor dejar la situación así y no pasar la noche en la comisaría. La señora se fue a su casa y mi amiga y yo con los moretones en las piernas a las nuestras. Ayúdame a difundir la cara de esta señora que claramente está mal y tiene un niño de 4 años…", publicó Verónica en sus redes sociales.

Si viene con un cuchillo la próxima vez, o quedo muerta o en prisión por defenderme

Por su parte, Bárbara lamentó la inacción policial: "Al final la historia queda en nada. Le pregunto al policía si eso es todo, la mujer que nos agredió impune, el nene en camino a ser un maltratador y los policías de brazos cruzados. Estando frente a ustedes ocurrió todo esto. Si viene con un cuchillo la próxima vez, o quedo muerta o en prisión por defenderme. (El policía) no me dice más nada. Se van. Yo quedo con mi amiga y los trabajadores del local. Todos indignados. Todos haciéndonos la misma pregunta. ¿Dónde está la seguridad?".

Tras la difusión del video, la mujer acusada de xenófoba debió salir a dar su versión de lo ocurrido y aseguró que reaccionó de esa manera porque las jóvenes "estaban fumando marihuana en la puerta del edificio".

"Le fumaron en la cara a mi hijo. Quiero que pare todo esto, voy a hacer la denuncia, quiero que dejen de hostigarme. Ellas también me insultaron y le quisieron pegar a mi hijo", se defendió en diálogo con A24. "La droga es algo peligrosísimo y yo a mi hijo lo voy a defender", resaltó.

Respecto de sus dichos despectivos por la nacionalidad de las jóvenes, explicó: "Me tildan de xenófoba y la cuidadora de mi mama es peruana, la señora que limpia es paraguaya tuve amigos ecuatorianos, lo que menos soy es xenófoba".

SEGUÍ LEYENDO: