Bomberos voluntarios de San Carlos de Bariloche. Damián, junto a la senadora Magdalena Odarda, encabeza el reclamo para que se apruebe el proyecto de ley que pide ART.
Bomberos voluntarios de San Carlos de Bariloche. Damián, junto a la senadora Magdalena Odarda, encabeza el reclamo para que se apruebe el proyecto de ley que pide ART.

En la tarde del domingo 21 de marzo de 2004 la sirena del Cuartel Central de San Carlos de Bariloche sonó para alertar que se producía un incendio en un supermercado del barrio Belgrano, 8 cuadras del Centro Cívico. Allí fueron los 20 bomberos voluntarios de la estación y, entre ellos, Damián Lucero que entonces tenía 29 años y un hijo de tres.

El siniestro había iniciado en la segunda planta del local comercial ubicado al 100 de Avenida Los Pioneros. El fuego estaba en el entretecho del local y Damián trabajaba más arriba para sofocarlo. Lo logró. Enceguecido por el humo negro ingresó al mercado confiando en el equipo de protección y la máscara de respiración que llevaba, pero a poco de vencer las últimas llamas un fuerte dolor de cabeza lo obligó a salir y sentarse en el camión cisterna. Regresó al cuartel. La sensación empeoró.

"Me sentía raro. Fui a mi casa y no podía dormir", confió a Infobae el hombre que terminó en coma y que al despertar supo que había quedado cuadripléjico. Su primer pensamiento fue: "Esto será temporal". No fue así. Desde entonces Damián no camina, no puede mover los brazos, no puede hablar, sólo mueve un dedo y con él se comunica a través del teclado de su computadora. La adversidad no lo derrotó: trabaja, sigue yendo al cuartel y encabeza el reclamo para que los bomberos voluntarios del país tengan una ART, como cualquier trabajador.

Después de haber estado 11 días en coma, Damián permaneció un mes internado en terapia intensiva y luego fue trasladado al Hospital Fleni, en Buenos Aires, donde estuvo otros 8 meses. En esos días supo que aquel dolor de cabeza se debió al poco oxigeno que quedaba en su sangre. Después llegaron las convulsiones.

"Cuando caí internado mal revisaron los equipos de respiración y ninguno aprobó la revisión. Todas las mascaras tenían filtraciones y eran muy obsoletas. Esos equipos eran donaciones de Australia que ellos habían dado de baja", respondió Damián a una de las preguntas del cuestionario que recibió vía mail que se completa como sigue:

—Al despertar del coma ¿qué pasó? ¿Qué recuerdo te quedó de ese momento?

—Cuando desperté del coma tenía "Síndrome de cautiverio", una patología en la cual una lesión en el tronco cerebral impide los movimientos voluntarios. Movía sólo las pestañas, no hablaba, no comía por boca…  Es algo muy similar, en apariencia, al cuadro del ex diputado Jorge Rivas. Fue muy fuerte, pero lo que me mantuvo calmo fue pensar que todo sería temporario. Meses después tomé noción real de lo que me estaba pasando.

El cuerpo de bomberos voluntarios de Bariloche reclama ser incluidos en la ley de ART. (ANBariloche)
El cuerpo de bomberos voluntarios de Bariloche reclama ser incluidos en la ley de ART. (ANBariloche)

—¿Cuáles son los riesgos reales que un bombero asume en su servicio?

—Riesgos hay miles. Puede haber explosiones, podés caer de altura, se te puede caer algo encima, podés tener problemas cardiovasculares, cerebrovasculares… Pueden pasar mil cosas, además un bombero tiene el doble de posibilidades de sufrir cáncer y hasta diez veces más de tener Parkinson.

—Actualmente el proyecto por el que peleas está frenado en la Comisión de Prepuesto de Diputados ¿qué podés decirles a los legisladores para que lo hagan avanzar?

Hoy es casi inconvencible contratar a alguien sin ART, entonces ¿por qué es tan dificil entender que no queremos ser ciudadanos de segunda? Dice el refrán que lo que cuesta vale y como nosotros regalamos nuestro servicio parece que no tiene valor. Esto no es asistencialismo, no debe ser interpretado como un beneficio sino como un derecho.

—El mundo de los bomberos es poco y nada conocido y parte de ello es  la falta de protección por parte del Estado. ¿En qué y cómo los beneficiaría la ley de ART?

—Yo requerí un avión sanitario y como no lo podían conseguir; años después se accidentó otro bombero, que también necesitó un avión sanitario y lo tuvo, pero a los meses la familia recibió una factura de $ 70 mil por el avión…  Cuando uno se accidenta queda en situación de vulnerabilidad, yo era trabajador monotributista y hoy cobro una pensión, pero por tres años no cobré un peso, me mantuvo mi familia. ¿Qué haces el que no tiene esa posibilidad y tiene hijos que alimentar?

—¿De dónde saldrían los fondos para cubrir la ART? 

—El proyecto prevé que la ART se financie con una contribución mínima de los seguros, excepto los del ramo vida. Se pide a las aseguradoras un 7,6 por mil de lo recaudado para financiar un sistema que te da protección real ante un siniestro… Lo único seguro en este país son dos cosas: los impuestos y los bomberos. A la hora que sea, donde sea, tengas o no plata los bomberos van a estar. Un ejemplo es el caso del helicóptero caído que trasladaba a la comitiva presidencial: los bomberos caminaron toda la noche para rescatarlos y se volvieron caminando.

—¿Qué pasaría si el proyecto pierde estado parlamentario? ¿En qué afecta a los bomberos seguir sin ART?

—Implica que las cosas sigan igual de mal que hoy. Conozco al menos 10 casos de bomberos voluntarios accidentados que debieron mendigar. Yo elegí ser bombero, pero no elijo que mi hijo llore de hambre por mi culpa, entonces ¿cuál sería la alternativa? ¡Vos lo elegiste, bancatela! ¿O que no haya más bomberos voluntarios?

Damián Lucero fue declarado “Ciudadano Ilustre de Río Negro”. (Bariloche 2000)
Damián Lucero fue declarado “Ciudadano Ilustre de Río Negro”. (Bariloche 2000)
Magdalena Odarda, impulsora del proyecto de ley: “La gente de buena fe cree que ellos tienen todos los derechos asegurados y sin embargo son los más desprotegidos”

—¿ Cómo es vivir con las secuelas del accidente que tuviste?

—Es dificil, pero ya estoy acostumbrado y aprendí a vivir así. Cuando era una persona sin discapacidad, me decía que tal o cual cosa era imposible, entonces desistía pero ahora no. Esa es una de las cosas positivas que rescato de mi situación.

Damián Lucero fue declarado ciudadano ilustre de la provincia de Río Negro en reconocimiento a su labor, de la integridad con la que lucha por la causa de los bomberos voluntarios de Argentina. Está en pareja, tiene 4 hijos y es colaborador de la senadora Odarda.

Junto a sus compañeros de los cuarteles de Bariloche y Dina Huapi pide que los bomberos tengan un seguro que les permita acceder al sistema de salud, como cualquier trabajador, y tener las prestaciones necesarias cuando las consecuencias de su labor lo requiera.

Qué pide el proyecto de ley que les daría ART a los Bomberos

"El objetivo primordial, que justifica y da sentido a la ley de Riesgo de Trabajo es reducir la siniestralidad laboral a través de la prevención de los riesgos y reparar los daños derivados de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales", explicó Lucero a Infobae.

El proyecto ingresó al Senado el 16 de junio de 2016 y allí recibió con tibio visto buenos de tres comisiones. El 29 de noviembre de 2017 (con voto unánime) salió de la Cámara Alta con modificaciones bajo el expediente S-4640/16 y fue girado a la Cámara Baja donde pasó por otras dos comisiones y aún espera que la Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por el diputado Luciano Laspina, lo ingrese en el orden del día para ser tratado, aprobado y llegar a sesión.

"Si no se trata y aprueba antes del 30 de noviembre pierde estado parlamentario y se cae, y los bomberos vuelven a perder la oportunidad de que se les reconozca el derecho a la salud, que es lo más importante, porque hoy el Gobierno ha recortado el 40% de los fondos destinados al funcionamiento de los cuarteles, de las asociaciones de bomberos y de las federaciones provinciales y el Consejo Nacional —dijo a este medio la senadora Magdalena Odarda, impulsora del proyecto de ley— Consideramos que es muy importante pensar en la salud de quienes están permanentemente en riesgo, porque si les pasa algo el Estado no se hace responsable".

Foto: Parlamentario
Foto: Parlamentario

Al momento no se comprende por qué, después de 4 años de batalla, éste proyecto aún no es ley. "El proyecto establece que la ART se financie con un pequeñísimo aporte de quienes contraten seguros contra incendios, o sea, que el financiamiento sería privado, en definitiva. Son unos 2 pesos por año", señaló Odarda.

Siguió: "Si bien  la tarea del bombero es muy riesgosa no se registra un alto grado de siniestralidad y con ese importe —que saldría del bolsillo de quienes contraten seguros contra incendio, que es lo lógico— se podría financiar todo el sistema. Esto no le va a costar nada al Estado, por eso no entendemos por qué no lo quieren aprobar. Esa es la duda que tenemos".

La realidad demuestra que cuando un bombero sufre un accidente o padece una enfermedad como consecuencia de su actividad solidaria no podrá reclamar nada al Estado que requiere sus servicios gratuitos a través de Defensa Civil que responde al Ministerio del Interior.

La posibilidad de contar con una ley de ART le otorgará también el derecho de que por lucro cesante se le reconozca un salario mínimo, vital y movil mientras esté impedido de seguir con su actividad laboral rentada.

"Tampoco hay un sistema de jubilación nacional para ellos, sólo en algunas provincias prevén pensiones con haberes mínimos, como Río Negro, que tiene un sistema de pensiones de acuerdo al salario mínimo vital y móvil", cerró Odarda.

Legislación comparada

El propio Lucero investigó qué pasa en otros países y qué dice la legislación en algunas provincias.

"Principalmente usamos un modelo chileno ya que tienen la Ley de Protección de Bomberos Accidentados en actos de servicios (D.L 1757) del año 77″, dijo Lucero y mencionó otras dos leyes de 1978 y de 2002, además de una norma de 2008 que es de carácter general.

"La ley Nº 233/2008, dictada por la Superintendencia de Valores y Seguros, da cobertura ante los accidentes sufridos y las enfermedades contraídas a consecuencia directa de participar en 'actos de servicio', con ocasión de 'concurrir a ellos' o en el 'desarrollo de labores que tengan directa relación con la institución de bomberos'", puntualizó.

En tanto, en Argentina sólo tres provincias buscan amparar a los bomberos voluntarios. En Mendoza rige la Ley provincial N° 7.679 que les otorga cobertura de ART. En el Chaco rige una norma local (N° 7.164) encomienda al Ministerio de Gobierno, Justicia y Seguridad a transferir "fondos necesarios para la contratación de un seguro de riesgo de trabajo y de asistencia médica". Mientras que en Río Negro la Ley Nº 3873 les otorga cobertura.

En Argentina hay, al menos, 43 mil bombero voluntarios que cada día ponen su vida en riesgo para servir a la sociedad y esa acción no es recompensada.