"Rubias y rubios entran gratis": la discriminadora promoción de un boliche en Salta

El establecimiento, ubicado en la ciudad de Salvador Mazza, pertenece a la hija del intendente comunal

Un boliche de la ciudad de Salvador Mazza, en Salta, promocionó una fiesta en que las personas rubias entraban gratis. Se trata del local nocturno "Amira", cuya publicidad puntualizaba que las mujeres morochas ingresaban bajo un sistema de 2×1. El resto debía abonar el valor completo del ingreso.

El club nocturno es nuevo en la localidad fronteriza y su propietaria, de 26 años, es de la hija del intendente de la ciudad, Rubén Méndez. Pese a que aún no se presentó ninguna denuncia ante el INADI, la promoción generó repudio en toda la provincia.

Vladimir Villas, concejal del Frente Grande, dijo a Cadena 3 que mientras se trata de que no haya este tipo de discriminación, el Municipio avaló la técnica publicitaria: "Sacó un comunicado defendiendo la posición del boliche, que es de la hija de Méndez, y después se llamó al silencio".

En tanto, Alvaro Ulloa, de INADI Salta, sostuvo que la acción del boliche es "claramente un hecho de discriminación". En diálogo con TN, el funcionario afirmó: "Llamé a la municipalidad de Salvador Mazza, hablé con el secretario de Hacienda y me dijeron que se iban a comunicar con la gente del boliche. Supuestamente la gente del local había levantado la publicidad y van a sacar un comunicado disculpándose y planteando que se trataba de una estrategia publicitaria sin ánimos de discriminación".

El post del boliche donde se publicó la promoción
El post del boliche donde se publicó la promoción

"Todavía no tenemos denuncias", indicó Ulloa. "No creo que haya sido de mala fe, sino que son temas de aprendizaje. Creo que son temas que cuando se manifiestan de esta forma, vienen bien para que podamos explicarlos, que tengan espacio, y que haya mayor cantidad de gente que lo incorpore como parte de la vida. Esto es discriminación", afirmó el delegado de INADI Salta.

"Cuando hablamos con la gente de la Municipalidad, tampoco lo consideraron como un acto discriminatorio", manifestó Ulloa. "INADI no puede obligar, pero podemos decirle a la municipalidad que recomendamos un curso en temas discriminatorios para todos los boliches, como puede ser para los colegios o los comercios. Se deberían poner de acuerdo y hacerlo", agregó.

Ulloa indicó que la discriminación en los boliches no es la más habitual. "Son muchos más los casos en el área de educación, cuando una persona tiene un hijo con una discapacidad y le cuesta mucho conseguir cupo en el colegio. El tema de los rubios y rubias que entran gratis, es escandaloso. El otro, es serio de verdad", concluyó.

LEA MÁS

TE PUEDE INTERESAR