Una jueza "retó" a dos chicas que se pelearon y les ordenó que mejoren sus notas en el colegio

También pidió a los padres que les prohíba salir fines de semana. Las chicas se habían peleado en la calle y el video circuló por las redes. VIDEO

Imágenes de uno de los enfrentamientos pactados.
Imágenes de uno de los enfrentamientos pactados.

Una jueza de Menores de la localidad santafesina de Casilda instrumentó una serie de medidas llamativas a dos chicas que se pelearon en la calle. Además de pedir la orden de restricción correspondiente para evitar futuras rencillas entre ellas, la magistrada se puso en papel de "madre" y dispuso que las jóvenes mejoren las notas en el colegio, por lo que deberán presentar ante la Justicia las libretas de sus calificaciones al terminar las clases.

Las chicas son alumnas de distintas escuelas de Santa Fe y habían pactado enfrentarse en peleas callejeras. Esos choques, luego, fueron grabados con celulares y subidos a través de las redes sociales de Facebook o Whatsapp.

Tras ser denunciado el hecho, la jueza Pecoraro tomó intervención y, además de prohibir el acercamiento entre las estudiantes, ordenó aplicar recomendaciones correctivas que tiendan a mejorar el rendimiento escolar y desalentar el mal comportamiento.

Para lograr tal objetivo, la funcionaria solicitó a los padres que les prohíba a sus hijas el uso de la computadora para fines que no sean educativos y a salir los fines de semana. También habilitó al juzgado de Faltas municipal para que aplique las multas a los padres de las menores que cometieron desmanes en la vía pública, informó hoy el diario La Capital.

"Aunque inicialmente no lo tenía previsto, creí conveniente la aplicación de estas medidas orientadas a prevenir actos violentos, tomando como base el aspecto educativo por el cual debe velar el Estado, ya que es fundamental para la formación y desarrollo humano, además del papel que deben jugar los padres en el cuidado y transmisión de valores a sus hijos para evitar episodios indeseados", afirmó la magistrada.

Preocupación por las peleas

Pecoraro tomó la decisión luego de tomar conocimiento de la conmoción social que produjo el tema en Casilda. Es que hubo varios de estos episodios donde hubo chicas lesionadas. Otras grescas, en cambio, lograron ser abortadas a tiempo por la policía santafesina.

"Es fundamental tomar decisiones a tiempo para evitar que esta suerte de moda adolescente siga avanzando y potenciando hechos violentos como si fueran banditas organizadas para pelear", dijo Pecoraro, para luego destacar que "es necesario que recapaciten y modifiquen este comportamiento que resulta además muy humillante para la mujer".

En el Cine Libertador, de Casilda, la policía llegó a frenar una de las peleas.
En el Cine Libertador, de Casilda, la policía llegó a frenar una de las peleas.

La preocupación institucional escaló hasta el intendente de Casilda, Juan José Sarasola, con quien se reunió la jueza. Más tarde, el jefe comunal se encontró con directivos de escuelas secundarias locales para transmitirles lo conversado con Pecoraro sobre el incremento de la violencia escolar, con la intención de coordinar acciones conjuntas para reforzar la convivencia.

"Si bien es responsabilidad de los padres cuidar y velar por sus hijos, desde el Estado local asumimos el compromiso de involucrarnos y actuar en consecuencia, más aún ante la existencia de hechos tan preocupantes", sostuvo Sarasola.

TE PUEDE INTERESAR