Los videojuegos ruidosos ponen a los usuarios en riesgo de pérdida de audición y zumbido de oídos

El volumen suele superar los niveles considerados seguros para la audición de una persona, según un reciente informe médico

Guardar

Nuevo

Científicos de la Universidad Médica de Carolina del Sur, en EEUU realizaron un nuevo estudio sobre el volumen de los videojuegos que juegan los niños y adolescentes
Científicos de la Universidad Médica de Carolina del Sur, en EEUU realizaron un nuevo estudio sobre el volumen de los videojuegos que juegan los niños y adolescentes

(Por Dennis Thompson - HealthDay News) -- Para los más de 3 mil millones de jugadores de todo el mundo, los ruidos fuertes que experimentan mientras juegan videojuegos podrían amenazar su audición, sugiere una revisión reciente.

Ya sea en el sofá, estacionado en el escritorio de una computadora o en una sala de juegos, los estudios han mostrado que el ruido de los videojuegos con frecuencia supera los niveles considerados seguros para la audición de una persona, según el informe, que aparece en la edición del 16 de enero de la revista BMJ Public Health.

Los datos de la revisión “sugieren que algunos jugadores, en particular los que juegan con frecuencia, y por encima de los niveles de sonido promedio descritos por los artículos incluidos en esta revisión, probablemente excedan los límites de exposición al sonido permisibles”, escribieron los investigadores, dirigidos por Lauren Dillard, becaria postdoctoral de la Universidad Médica de Carolina del Sur.

El audio alto y permanente de los videojuegos pueden afectar a los niños (EFE/Mario Ruiz)
El audio alto y permanente de los videojuegos pueden afectar a los niños (EFE/Mario Ruiz)

Por lo tanto, algunos jugadores están “participando en prácticas auditivas inseguras, lo que podría ponerlos en riesgo de desarrollar una pérdida auditiva permanente y/o tinnitus [zumbido en los oídos]”, concluyeron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista. En la revisión, los investigadores evaluaron 14 estudios de nueve países de todo el mundo, en los que participaron casi 54.000 personas.

El tipo de juego estudiado tendía a diferir según la región en la que se llevó a cabo la investigación. Por ejemplo, los estudios realizados en Asia se centraron en los salones recreativos y las salas de ordenadores personales, mientras que los estudios realizados en otros lugares se centraron en los ordenadores domésticos y los videojuegos.

Más de 10 millones de personas en Estados Unidos podrían estar expuestas regularmente a niveles de sonido “fuertes” o “muy fuertes” provenientes de videojuegos o juegos de computadora, reportó un estudio. Los niveles de sonido de cinco videojuegos a través de auriculares conectados a una consola de juegos a menudo se acercaron a los niveles máximos permitidos de exposición al sonido, encontró otro estudio.

Los videojuegos pueden resultar muy adictivos para niños y jóvenes que están formando su personalidad (Getty)
Los videojuegos pueden resultar muy adictivos para niños y jóvenes que están formando su personalidad (Getty)

Los niveles de decibelios promediaron 88.5, 87.6, 85.6 y 91.2 dB para cuatro juegos de disparos separados, y 85.6 dB para un juego de carreras, encontraron los investigadores. Esas lecturas se acercan al nivel de exposición al ruido permitido para los niños, que es de 75 decibeles durante 40 horas a la semana, además del nivel adulto de 80 decibeles durante 40 horas a la semana, dijeron los investigadores.

La intensidad del ruido se calcula en función del nivel de decibelios y del tiempo de exposición: cuanto más fuerte sea el sonido, menos tiempo debe estar expuesta una persona a él. Por lo tanto, los niños pueden escuchar con seguridad un sonido de 83 decibelios durante unas 6,5 horas a la semana, 86 decibelios durante unas 3,25 horas, 92 decibelios durante 45 minutos y 98 decibelios durante sólo 12 minutos a la semana.

De la misma manera, los niveles seguros de exposición en adultos serían de 83 decibeles durante 20 horas a la semana, 86 decibelios durante 10 horas, 92 decibelios durante 2,5 horas y 98 decibelios durante 38 minutos. Los videojuegos también se acercan a los límites establecidos para la exposición a ráfagas cortas de ruido, que es de alrededor de 100 decibelios para los niños y de 130 a 140 decibelios para los adultos.

El control del tiempo puede ser beneficioso para los niños y jóvenes que juegan videojuegos en línea. (Foto: Lino Mirgeler/dpa)
El control del tiempo puede ser beneficioso para los niños y jóvenes que juegan videojuegos en línea. (Foto: Lino Mirgeler/dpa)

Los niveles de ruido de las máquinas recreativas pueden alcanzar hasta 119 decibeles durante el juego, y un promedio de entre 80 y 89 decibeles, mostraron los estudios.

Cinco estudios de la revisión evaluaron los posibles vínculos entre los juegos y la pérdida auditiva o tinnitus autoinformados. De esos cinco, dos estudios encontraron que el juego arcade de los estudiantes estaba relacionado con mayores probabilidades de tinnitus severo y pérdida auditiva de alta frecuencia en ambos oídos. Otro informó que los videojuegos se asociaron con mayores probabilidades de gravedad de la pérdida auditiva autoinformada.

Niños juegan videojuegos en el stand de Xbox de Microsoft en el Europa Gamescom, en Colonia, Alemania, mientras se cuestiona el daño en sus odidos (Reuters)
Niños juegan videojuegos en el stand de Xbox de Microsoft en el Europa Gamescom, en Colonia, Alemania, mientras se cuestiona el daño en sus odidos (Reuters)

Sin embargo, los investigadores señalaron que los estudios sobre este tema son limitados. Por ejemplo, solo dos estudios publicados en la última década midieron objetivamente los niveles medios de sonido de los videojuegos o de los salones recreativos.

El equipo pidió más investigación para evaluar completamente la amenaza para la audición que representan los videojuegos.

“Los hallazgos sugieren que quizá sea necesario priorizar las intervenciones, como las iniciativas centradas en la educación y la concienciación sobre los riesgos potenciales de los juegos, que puedan ayudar a promover una escucha segura entre los jugadores”, sugirieron los investigadores.

Más información: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la exposición al ruido.

* Dennis Thompson HealthDay Reporters ©The New York Times 2023