Hipotermia accidental: cuáles son las causas y los síntomas del cuadro que generó la tragedia en Cerro Marmolejo

Expertos clínicos y emergentólogos explicaron a Infobae qué le sucede al cuerpo humano cuando es sometido a bajas temperaturas, hipoxia, deshidratación y vientos polares

Guardar

Nuevo

Escalar una montaña de gran altitud conllevar riesgos para la salud humana
Escalar una montaña de gran altitud conllevar riesgos para la salud humana

En las últimas horas se conoció la autopsia realizada a los tres andinistas argentinos que murieron ocho días atrás en en el Cerro Marmolejo, en el lado chileno de la Cordillera de Los Andes.

La autopsia realizada por los doctores Raúl Espir, Sergio Berardo e Ignacio Javier Lucero, evidenció que el cuadro que sufrieron los andinistas, quienes habían desaparecido el 29 de noviembre y murieron el 4 de diciembre último, fue una hipotermia accidental.

La hipotermia accidental es causada por exposiciones prolongadas a temperaturas muy frías. Cuando el cuerpo está expuesto a temperaturas frías ya sea en el aire o bajo agua, comienza a perder calor más rápido de lo que lo produce y registra 35ºC o menos, y no los 36,5ºC o 37 ºC que suele tener.

Cuando desciende la temperatura corporal, el corazón, el sistema nervioso y otros órganos no pueden funcionar normalmente. Si no se trata a tiempo, la hipotermia puede provocar una insuficiencia del corazón y del sistema respiratorio total y eventualmente, la muerte.

Cómo se produce la hipotermia accidental

Raúl Espir, Sergio Berardo e Ignacio Javier Lucero murieron hace ocho días por hipotermia accidental, según la autopsia realizada en Chile.
Raúl Espir, Sergio Berardo e Ignacio Javier Lucero murieron hace ocho días por hipotermia accidental, según la autopsia realizada en Chile.

“La hipotermia accidental es aquella que se presenta sin una enfermedad o condición que la genere, más allá de la exposición a un ambiente o clima frío. Típicamente se da en las regiones con inviernos más duros. No obstante, también se ven casos en regiones con climas templados, y en meses de verano, o en pacientes hospitalizados”, explicó a Infobae el doctor Ramiro Heredia (MN 117.882), del departamento de Medicina Interna del Hospital de Clínicas José de San Martín de la Ciudad de Buenos Aires.

Una excursión fallida a la montaña en un clima frío, una caída accidental a un lago de aguas heladas, o una persona en situación de calle expuesta a las bajas temperaturas pueden ser situaciones con las que nos podemos enfrentar alguna vez en la vida como profesionales. La hipotermia es causa de paro cardíaco y de secuelas neurológicas: con el mejor tratamiento, alrededor del 50% va a tener secuelas en el sistema nervioso central”, agregó el experto.

Y precisó que a mayor grado de hipotermia (y deterioro del nivel de conciencia), hay mayor riesgo de paro cardíaco. “En los pacientes completamente alertas, el riesgo de paro cardíaco y muerte es cercano a 0. En los pacientes inconscientes, el riesgo de paro cardíaco es del 66 %.

Rescatistas chilenos retiran uno de los cuerpos ya sin vida del cerro
Rescatistas chilenos retiran uno de los cuerpos ya sin vida del cerro

Federico Villagrán, médico emergentólogo y Director de Redes de Emergencia del SAME, explicó a Infobae que probablemente la causa de muerte de los andinistas argentinos fue multifactorial.

El cuerpo es una reacción química que funciona con enzimas y coenzimas. Y la temperatura corporal es clave para que estas enzimas realicen su trabajo normalmente y no se desencadenen fallas orgánicas. Las bajas temperaturas provocan distintas reacciones en el organismo que trata de compensar ese agresivo efecto con una aceleración de la frecuencia cardíaca o la vasoconstricción periférica, a fin de conservar el poco calor interno”, comenzó explicando Villagrán sobre cómo actúa el cuerpo humano frente a una temperatura exterior muy fría.

Los estudios señalaron que los hombres quedaron congelados en tan solo 11 minutos debido a las condiciones climáticas del lugar, donde la temperatura oscila entre los -10ºC y los -15ºC.

El viento blanco o polar es muy peligroso para los escaladores
El viento blanco o polar es muy peligroso para los escaladores

Consultado sobre por qué los tres andinistas no pudieron soportar estas temperaturas que normalmente se registran en distintas ciudades, el experto afirmó: “No es lo mismo caminar por la calle con -20ºC y luego entrar a una confitería o galería para calentarse.

El organismo logra restablecer sus funciones normales y recupera temperatura corporal. Pero en la montaña, los andinistas estaban expuestos a condiciones extremas más allá de la temperatura ambiente. Sufrían hipoxia o falta de oxígeno debido a la altura, estaban expuestos a ráfagas de vientos polares que inciden en la sensación térmica y además podrían estar deshidratados. Una combinación letal”.

Villagrán precisó que todas esas condiciones externas hacen que el daño sea más severo y que las condiciones climáticas con viento blanco, llevan a una congelación más rápida. Además, dejó en claro que muchos andinistas sufren el mal de altura, una afección que hace desvariar a las personas, que comienzan a alucinar.

“Es común perder la conciencia o hasta creer que se tiene calor y por ello la persona comienza a desvestirse”, agregó.

¿Cuáles son los síntomas de la hipotermia?

Los andinistas deben combinar el uso de aislantes de temperatura con una menor carga para subir (SENDOA ELEJALDE)
Los andinistas deben combinar el uso de aislantes de temperatura con una menor carga para subir (SENDOA ELEJALDE)

El doctor Heredia indicó que cuando los mecanismos normales que regulan la temperatura corporal son superados, aparecen distintos síntomas clínicos, según el grado de hipotermia:

- Hipotermia leve: aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, ataxia o incordinación, disartria, alteraciones del juicio, escalofríos, y la llamada “diuresis fría”.

- Hipotermia moderada: hay una reducción de la frecuencia cardíaca y respiratoria, depresión del sistema nervioso central, hiporreflexia, disminución del flujo renal, y disminución y pérdida de los escalofríos, posteriormente. Aparecen también arritmias cardíacas, y se alteran los reflejos pupilas: se enlentecen, y aparece midriasis o dilatación pupilar con 29 grados o menos.

- Hipotermia severa: puede haber edema pulmonar, arreflexia, coma, hipotensión arterial, bradicardia, arritmias ventriculares (incluida fibrilación ventricular), o asistolia. Se pueden perder los reflejos oculares y el reflejo de córneas. Estos síntomas pueden revertir con el recalentamiento (a diferencia de cuando están en un paciente normotérmico). Las manifestaciones neurológicas, así como el nivel de conciencia, son fundamentales cuando se evalúa al paciente con hipotermia.

Los cambios en el clima de la montaña suelen ser muy peligrosos para los escaladores
Los cambios en el clima de la montaña suelen ser muy peligrosos para los escaladores

Los rescatistas chilenos afirmaron que las condiciones climáticas no fueron las únicas causantes del fallecimiento de los montañistas, ya que también se sumó el impedimento a realizar un rápido rescate, hecho que finalmente ocurrió el miércoles pasado en un operativo contrarreloj que duró 7 horas. El mismo estuvo a cargo del personal de Socorro Andino, de Senapred y del Grupo de Operaciones Policiales de Chile.

El doctor César Cortés, jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universidad de Chile, explicó que esto se produce porque el cuerpo busca “generar calor, capacidad que cuando desciende la temperatura corporal se pierde”.

Los tres andinistas argentinos tenían experiencia en escalar montañas
Los tres andinistas argentinos tenían experiencia en escalar montañas

Además, detalló que cuando la temperatura baja, la persona comienza a perder capacidad cerebral y vascular. Así, se ve impedido de mover sus extremidades, hablar o recordar. Luego, su piel toma un color azul y los procesos metabólicos celulares se detienen, lo que finalmente terminara con su vida.

Los tres argentinos habían planeado su ascensión durante meses junto a dos chilenos, quienes finalmente decidieron no continuar. Vale aclarar que el guía mendocino tenía experiencia en excursiones de alta montaña, con 45 ascensos al Aconcagua. Un dato sobresale: nunca había escalado el Marmolejo.

Guardar

Nuevo