Las mujeres mayores con cáncer de mama en etapa temprana pueden saltarse la radioterapia de forma segura, según un estudio

Las mujeres de 50 y 60 años que han pasado por la menopausia podrían saltarse este tratamiento si se les diagnostica una forma común de cáncer de mama. Los detalles de una investigación de la Universidad de Emory, en Atlanta

Compartir
Compartir articulo
Estudios recientes han sugerido que a los pacientes de 65 años o más les podría ir igual de bien si se saltan los tratamientos de radiación
Estudios recientes han sugerido que a los pacientes de 65 años o más les podría ir igual de bien si se saltan los tratamientos de radiación

(Por Ernie Mundell HealthDay News) -- Las mujeres de 50 y 60 años que han pasado por la menopausia podrían saltarse de forma segura la radioterapia si se les diagnostica una forma común de cáncer de mama, muestra una investigación reciente.

El estudio se centró en los cánceres de mama HR+ en etapa temprana, que comprenden la gran mayoría de los casos nuevos. En el cáncer de mama HR+, las células tumorales transportan receptores para las hormonas estrógeno o progesterona.

Por lo general, las mujeres posmenopáusicas diagnosticadas con este tipo de tumor se someterán a una tumorectomía (extirpación quirúrgica del tumor), seguida de una combinación de radioterapia y tratamientos hormonales.

Sin embargo, estudios recientes han sugerido que a los pacientes de 65 años o más les podría ir igual de bien si se saltan los tratamientos de radiación.

Y en este nuevo estudio, investigadores de la Universidad de Emory, en Atlanta, encontraron que lo mismo podría ser cierto para las mujeres posmenopáusicas incluso más jóvenes.

"Estos hallazgos indican que las pacientes posmenopáusicas más jóvenes con cáncer de mama en etapa 1 que se saltan la radioterapia después de la cirugía conservadora de la mama tienen un riesgo muy bajo de recurrencia de la enfermedad en un plazo de cinco años", señaló la Dra. Reshma Jagsi, presidenta de oncología radioterápica de la Facultad de Medicina de Emory e investigadora del Instituto Oncológico Winship de la universidad.

Su equipo presentó los hallazgos el jueves en el Simposio Anual de Cáncer de Mama de San Antonio (SABCS, por sus siglas en inglés). El estudio también fue publicado en el Journal of Clinical Oncology. En el ensayo de Emory participaron mujeres de entre 50 y 69 años de edad, todas las cuales habían sido diagnosticadas con cánceres HR+/HER2- en estadio temprano.

HER2- es otro marcador hormonal para los tumores de mama; según el Instituto Nacional del Cáncer, más del 87% de los nuevos casos de cáncer de mama son HR+/HER2-.

El equipo de investigación primero administró pruebas genéticas sensibles a cada paciente, para medir la probabilidad de recurrencia de su tumor después de la tumorectomía.

Si las pruebas de una mujer sugerían que se enfrentaba a un bajo riesgo de recurrencia, se le daba la opción de omitir la radioterapia pero continuar tomando cinco años de tratamientos hormonales.

El resultado: de las 186 pacientes que pudieron ser evaluadas por completo, el 100 por ciento seguían vivas cinco años después de la tumorectomía, y se encontró que el 99 por ciento estaban libres de cáncer de mama en ese momento.

Según esos resultados, "las pacientes posmenopáusicas más jóvenes con cáncer de mama en etapa 1 que se saltan la radioterapia tras la cirugía conservadora de la mama tienen un riesgo muy bajo de recurrencia de la enfermedad en un plazo de cinco años", concluyó Jagsi en un comunicado de prensa de la SABCS.

Sin embargo, el jurado aún está deliberando en lo que respecta al pronóstico a largo plazo.

"Cinco años es un momento temprano para esta población, y el seguimiento a largo plazo de este estudio y otros será esencial para determinar si esta opción se puede ofrecer de forma segura a las mujeres de este grupo de edad", enfatizó Jagsi.

Pero cree que los hallazgos pueden ofrecer a las mujeres información valiosa a la hora de tomar decisiones.

“Estudios como este son importantes para identificar formas de mejorar la experiencia del paciente, tanto al identificar múltiples opciones de tratamiento para ayudar a los pacientes a recuperar una sensación de control que un diagnóstico de cáncer puede parecer quitarles, como al garantizar que todos los pacientes estén informados y capacitados para tomar las decisiones que son correctas para ellos“, dijo Jagsi.

Más información

Hay más información sobre los diversos tipos de cáncer de mama en el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

FUENTE: Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio, comunicado de prensa, 7 de diciembre de 2023