Los incendios forestales frenan los avances logrados contra la contaminación ambiental en EEUU

Los esfuerzos de las últimas dos décadas para mejorar el aire se ven afectados por las emisiones originadas en zonas de incendios frecuentes

Compartir
Compartir articulo
Recientes incrementos en la intensidad y frecuencia de incendios forestales podrían llevar a un deterioro en la calidad del aire y salud pública
Recientes incrementos en la intensidad y frecuencia de incendios forestales podrían llevar a un deterioro en la calidad del aire y salud pública

(Por Dennis Thompson - HealthDay News) - El aire malsano de los incendios forestales está provocando cientos de muertes adicionales en el oeste de Estados Unidos cada año, afirma un estudio reciente.

Los incendios forestales han socavado el progreso logrado en la limpieza del aire de Estados Unidos, y entre 2000 y 2020 causaron un aumento de 670 muertes prematuras cada año en el oeste, informan los investigadores en la edición del 4 de diciembre de la revista The Lancet Planetary Health.

"Se supone que nuestro aire es cada vez más limpio, debido sobre todo a las regulaciones de la EPA sobre las emisiones, pero los incendios han limitado o borrado estos aumentos en la calidad del aire", señaló el investigador principal, Jun Wang, catedrático de ingeniería química y bioquímica de la Universidad de Iowa.

"En otras palabras, todos los esfuerzos de la EPA durante los últimos 20 años para hacer que nuestro aire sea más limpio básicamente se han perdido en las áreas propensas a los incendios y en las regiones a favor del viento", añadió Wang en un comunicado de prensa de la universidad. "Estamos perdiendo terreno".

Para este estudio, los investigadores calcularon la concentración de carbono negro en el aire, un contaminante atmosférico de partículas finas relacionado con enfermedades respiratorias y cardíacas, en todo el territorio continental de Estados Unidos.

Para sus cálculos, los investigadores utilizaron un programa de IA para analizar los datos de calidad del aire de satélites y estaciones terrestres. Las muertes prematuras se calcularon utilizando una fórmula que tuvo en cuenta la esperanza de vida promedio, la exposición al carbono negro y la densidad de población.

"Esta es la primera vez que observamos las concentraciones de carbono negro en todas partes, y con una resolución de un kilómetro", dice Wang.

Descubrieron que las concentraciones de carbono negro han aumentado un 55% anual en el oeste de los Estados Unidos, principalmente debido al humo de los incendios forestales en esa región o a la deriva hacia el sur desde Canadá.

Los investigadores dijeron que el aumento estimado de 670 muertes prematuras al año probablemente sea conservador.

"Los incendios forestales se han vuelto cada vez más intensos y frecuentes en el oeste de EE. UU., lo que resulta en un aumento significativo en las emisiones relacionadas con el humo en áreas pobladas", escribieron los investigadores. "Es probable que esto haya contribuido a una disminución en la calidad del aire y a un aumento en la mortalidad atribuible".

Los incendios forestales también han afectado la calidad del aire en el Medio Oeste, pero los efectos directos sobre la salud parecen ser mínimos por ahora, dijo Wang.

"Estamos en el límite", dijo Wang. "Si los incendios aumentan o se vuelven más frecuentes, la calidad de nuestro aire empeorará".

El este de los Estados Unidos no tuvo disminuciones importantes en la calidad del aire durante el período 2000-2020. Sin embargo, los datos del estudio no incluyeron los incendios forestales canadienses que asfixiaron con humo a la ciudad de Nueva York y otros lugares del este a principios de este año.

Más información: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ofrecen más información sobre cómo protegerse del humo de los incendios forestales.

FUENTE: Universidad de Iowa, comunicado de prensa, 4 de diciembre de 2023

*HealthDay Reporters © The New York Times 2023