Las simulaciones de “gran altitud” podrían proteger a los pacientes antes de la cirugía

Los investigadores encontraron que exponer a los pacientes a niveles reducidos de oxígeno durante una semana estimulaba un aumento en la hemoglobina en la sangre

Compartir
Compartir articulo
Evidencia preliminar apunta a que pacientes sedentarios mayores podrían beneficiarse de respirar aire hipóxico antes de procedimientos quirúrgicos mayores (cuartoscuro.com)
Evidencia preliminar apunta a que pacientes sedentarios mayores podrían beneficiarse de respirar aire hipóxico antes de procedimientos quirúrgicos mayores (cuartoscuro.com)

(HealthDay News) -- ¿Se acerca la cirugía? Imitar la respiración a gran altitud de quienes habitan en la montaña podría hacer que el procedimiento sea más seguro, sugiere un pequeño estudio.

Es una forma de lo que los cirujanos llaman "prehabilitación": hacer que el cuerpo de un paciente esté un poco más en forma de antemano para soportar los riesgos y rigores de la cirugía.

Los investigadores encontraron que exponer a los pacientes a niveles reducidos de oxígeno ("hipoxia") durante una semana estimulaba un aumento en la hemoglobina en la sangre. Los investigadores británicos creen que eso podría ayudar a prevenir complicaciones en torno a la cirugía.

"Sabemos que los atletas pueden usar toldos hipóxicos sobre su cama para simular la exposición a la altitud, y que la altitud puede inducir beneficios en el rendimiento después de dos o tres semanas, incluso en personas que están extremadamente en forma", anotó el autor principal del estudio, el Dr. Thomas Smith, anestesiólogo del King's College de Londres.

"Nos interesaba saber si este método también podría beneficiar a los pacientes mayores antes de una cirugía mayor, que debido a estilos de vida sedentarios y niveles bajos de condición física, tienen un mayor riesgo de resultados postoperatorios negativos", comentó en un comunicado de prensa del colegio.

Para probar esta teoría, el grupo de Smith seleccionó primero a ocho voluntarios, con una edad promedio de 64 años, que tenían un estilo de vida sedentario.

Todos fueron enviados a vivir durante dos semanas en una "casa hipóxica" especial en Irlanda, donde los niveles de oxígeno en las habitaciones están estrictamente controlados.

Durante una de las semanas del estudio, los ocho voluntarios respiraron aire normal, pero en una segunda semana respiraron aire que tenía niveles de oxígeno equivalentes a volar a una altitud de 8.000 pies.

Las pruebas cardiopulmonares especiales no mostraron una mejora general en la capacidad aeróbica tras respirar el aire con poco oxígeno, pero hubo un aumento en la hemoglobina en sangre, reportó el equipo.

La hemoglobina transporta oxígeno por todo el cuerpo, lo que le permite desempeñarse mejor bajo estrés.

Aunque se necesitan más estudios, "la exposición simulada a la altitud podría tener ventajas potenciales para los pacientes mayores y sedentarios" antes de una cirugía, razonó Smith.

Por ejemplo, los pacientes podrían dormir por la noche durante unas semanas en pequeñas tiendas de campaña con "dosel hipóxico" que podrían proporcionarse a los pacientes, explicó.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Anaesthesia.

FUENTE: Kings College London, comunicado de prensa, 30 de noviembre de 2023

*HealthDay Reporters © The New York Times 2023