La ansiedad también puede ser un síntoma de la menopausia: cómo identificarla y tratarla

Los cambios hormonales que se producen afectan el funcionamiento de neurotransmisores cerebrales que regulan las emociones y el miedo. Algunas formas de afrontar este signo menos conocido de esta etapa

Compartir
Compartir articulo
ARCHIVO - Los síntomas de la menopausia varían de una mujer a otra. Foto: Christin Klose/dpa
ARCHIVO - Los síntomas de la menopausia varían de una mujer a otra. Foto: Christin Klose/dpa

La menopausia, cuyo inicio normal se produce entre los 45 y los 55 años, forma parte de la trayectoria vital de las mujeres. Es un momento lleno de cambios a nivel físico, mental y emocional que se ponen de manifiesto en diversos síntomas.

Entre algunos de las señales más comunes se encuentran la caída del cabello, la sequedad vaginal, sofocos y escalofríos, problemas de sueño, aumento de peso, entre otros. También cambios relacionados con la salud mental, uno de los cuales es la ansiedad, debido a los cambios hormonales propios de este proceso natural femenino.

El estado de ansiedad afecta negativamente a cualquier persona ya que puede provocar sudores, dificultad para respirar y presión alta, entre otros síntomas.

Ansiedad y menopausia

También buscar el acompañamiento psicológico es una manera de aplacar los síntomas de la ansiedad
También buscar el acompañamiento psicológico es una manera de aplacar los síntomas de la ansiedad

La ansiedad es una sensación de inquietud o miedo y surge como una respuesta normal al estrés. Todas las personas en algún momento de la vida experimentan ansiedad ante situaciones difíciles como, por ejemplo, nuevas responsabilidades en el trabajo o la espera por el resultado de un examen médico.

Sin embargo, durante la menopausia los cambios hormonales, caracterizados por la reducción en los niveles de estrógenos y progesteronas impactan en la salud mental de las mujeres porque pueden provocar que la ansiedad aparezca o se incremente. Esto se debe —según una investigación publicada en abril último por especialistas de la Universidad Griffith— a que entre las diversas funciones que cumplen los estrógenos y las progesteronas se encuentra actuar como neuromoduladores con efectos antidepresivos cuando sus niveles son normales. Al producirse una cantidad menor de estas dos hormonas femeninas en la menopausia esto afecta a los neurotransmisores del cerebro, lo que puede dar como resultado el aumento de la ansiedad. Es importante destacar que cada organismo es único y puede experimentar la menopausia de manera diferente.

Por otro lado, el riesgo a sufrir ansiedad en esa etapa de la vida también se explica porque la reducción en los niveles de estrógenos afectan el funcionamiento de dos neurotransmisores cerebrales relacionados con la salud mental. El primero es la serotonina, un neurotransmisor que regula el control de las emociones y el estado de ánimo. El segundo es el GABA (Ácido Gamma Amino Butírico), un neurotransmisor inhibidor principal cuya función es controlar el miedo y la ansiedad en el cerebro. Esto es lo que sostiene la investigación mencionada, que fue publicada en Australasian Psychiatry, la revista del colegio de psiquiatras de Australia y Nueva Zelanda.

Entre los posibles síntomas de la ansiedad en la menopausia se encuentran: la dificultad para respirar, los sudores, la presión alta, el aumento del ritmo cardíaco y los pensamientos catastróficos, que consisten en imaginar que están a punto de ocurrir todo tipo de desgracias. En el caso más extremo también se pueden producir los ataques de pánico, que son episodios repentinos de miedo intenso en los que los síntomas mencionados se experimentan de manera simultánea.

Cómo combatir la ansiedad

En un espacio lleno de color y tranquilidad, mujeres practican yoga, fusionando meditación, relajación y ejercicio. La armonía del entorno inspira a buscar salud y longevidad a través de esta práctica milenaria. (Imagen ilustrativa Infobae)
En un espacio lleno de color y tranquilidad, mujeres practican yoga, fusionando meditación, relajación y ejercicio. La armonía del entorno inspira a buscar salud y longevidad a través de esta práctica milenaria. (Imagen ilustrativa Infobae)

Para reducir los niveles de ansiedad durante el período de la menopausia se puede aplicar un cambio de estilo de vida que incluye el ejercicio regular y la práctica de disciplinas como el yoga y la meditación.

Según Harvard Health Publishing, división de medios y publicaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, el ejercicio físico disminuye la ansiedad debido que altera la química del cerebro al producir neuroquímicos cerebrales como la serotonina, que regula la ansiedad.

En cuanto al yoga, cumple un rol efectivo en la reducción no sólo de la ansiedad sino también del estrés y la depresión. En un estudio publicado en la revista de medicina preventiva International Journal of Preventive Medicine (IJPM) se comprobó que los síntomas disminuyeron de manera significativa en mujeres cuando se realizaron tres sesiones de una hora de yoga a la semana.

La meditación también puede ser una aliada durante la menopausia. Según Mayo Clinic, la conciencia plena o mindfulness, puede ser beneficiosa para las mujeres que sufren ansiedad en esta etapa de su vida. La conciencia plena es un tipo de meditación que consiste en enfocar la atención en el momento presente para observar lo que sentimos y pensamos sin juzgar.

Además, en cuanto a la alimentación, limitar el consumo de cafeína puede ser de gran utilidad. La cafeína estimula la frecuencia cardiaca provocando un estado de nerviosismo y agitación que puede aumentar los niveles de ansiedad. Tal como se explica en una investigación reciente, el consumo de café está asociado con el riesgo de experimentar síntomas de ansiedad, por eso se recomienda tomar entre 2 a 3 tazas de café al día como máximo.

También buscar el acompañamiento psicológico es una manera de aplacar los síntomas de la ansiedad. De acuerdo a un estudio publicado en la revista de psiquiatría Focus, la terapia cognitivo conductual (TCC) es una opción efectiva para el tratamiento de los trastornos de ansiedad.

Más Noticias

Tres técnicas de relajación fáciles para poner el estrés bajo control

La Clínica Mayo explica cómo pueden ser una herramienta efectiva para manejar la ansiedad relacionada con problemas de salud, dolor crónico y enfermedades cardíacas. Una guía paso a paso para poner en práctica
Tres técnicas de relajación fáciles para poner el estrés bajo control

La vida de Maye, la madre de Elon Musk que se convirtió en una belleza atemporal que inspira a Dior

La supermodelo, nutricionista, activista y escritora es una figura sin precedentes en el ámbito del modelaje. Cómo se convirtió en fuente de inspiración de grandes marcas y arrasa a los 76 años
La vida de Maye, la madre de Elon Musk que se convirtió en una belleza atemporal que inspira a Dior

Día Mundial del Hot Dog: cuatro recetas de autor para celebrar en casa con los mejores panchos

Entre las maneras de preparar esta tradicional “comida callejera”, se encuentran preparaciones fuera de lo común que le agregan una nueva dimensión a este plato, que ya se convirtió en un clásico indiscutido
Día Mundial del Hot Dog: cuatro recetas de autor para celebrar en casa con los mejores panchos

Día Mundial del Perro Guía: cómo se entrenan y por qué son clave para la independencia de sus tutores

Estos canes son una influencia positiva y mejoran la calidad de vida de las personas. Cuáles son las técnicas para construir el vínculo entre los caninos y los humanos, crucial para la autonomía en la vida cotidiana
Día Mundial del Perro Guía: cómo se entrenan y por qué son clave para la independencia de sus tutores

El rol determinante de la vacunación para controlar y prevenir 10 enfermedades graves

Las vacunas refuerzan las defensas naturales del organismo y activan el sistema inmunitario, según la OMS. En la Semana de la Vacunación, un repaso por algunas patologías que hoy en día tienen escasa incidencia gracias a los esquemas de inoculación
El rol determinante de la vacunación para controlar y prevenir 10 enfermedades graves