Santiago Cúneo propuso “seguir los pasos de Bukele en la Argentina”, habló de la pena de muerte y de su reunión con Cristina Kirchner

Confirmó su precandidatura presidencial y reveló que irá las PASO con el piquetero Castells. Propuso la pena de muerte y planteó: “Si hay que encerrar a un cuarto de la población, habrá que encerrarlos”. Críticas a Macri, Alberto Fernández y Milei. Qué dijo sobre Massa

Guardar

Nuevo

Santiago Cúneo dice que quiere seguir el ejemplo de Bukele en Argentina y se declara a favor de la pena de muerte.

El empresario, periodista y dirigente peronista Santiago Cúneo confirmó que competirá en las PASO como precandidato a presidente por el Partido Laborista frente al líder piquetero Raúl Castells (Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados), y aseguró que está dispuesto a “seguir los pasos en la Argentina” de Nayib Bukele, el polémico presidente de El Salvador, que puso en marcha una dura política de seguridad y de combate a las bandas criminales, que acumula denuncias por violaciones graves a los derechos humanos.

En una entrevista con Infobae, Cúneo lanzó críticas durísimas contra las figuras principales de la política argentina. La munición más pesada la recibieron Cristina Kirchner, Mauricio Macri y Javier Milei, el dirigente libertario que viene creciendo en intención de votos en todas las encuestas y que quedó en el centro de la escena por su propuesta de dolarización de la economía.

El precandidato también reveló que mantuvo “cinco reuniones” con la vicepresidente, la última en 2019 en el Instituto Patria, donde se sacó una foto con Máximo Kirchner. “Estábamos dispuestos a tragar sapos antes que comer mierda y terminamos comiendo sapos de mierda. Voté Fernández-Fernández para terminar con Macri, que era una prioridad, y lamentablemente nos traicionaron”, contó

Durante el reportaje, Cúneo trazó un sombrío panorama sobre el futuro próximo de la Argentina -dijo que este será “el último proceso electoral en paz”- y cargó contra Alberto Fernández porque “se autopercibe presidente”, pero dejó de gobernar tras la asunción de Sergio Massa. Sobre el ministro de Economía dijo que “hay que ayudar a terminar su tarea, en las condiciones que sea”.

Cúneo afirmó que Alberto Fernández se autopercibe presidente, pero no lo es.

Definiciones destacadas de la entrevista

1- Soy precandidato a presidente y acordamos con el movimiento de jubilados y desocupados de Raúl Castells ir a una PASO en todo el país.

2- El ejemplo es seguir los pasos de Bukele en la Argentina. En la Argentina, las maras son los jueces corruptos, los políticos corruptos y los medios corruptos.

3- Queremos el modelo de Bukele, donde los delincuentes tengan que pagar como delincuentes. Las garantías son primero para los honestos. Los delincuentes tienen sus garantías, pero presos, no en las calles. Y si hay que encerrar a un cuarto de la población, hay que encerrarlos.

4- Hay que aplicar la pena de muerte para delitos aberrantes, como violación seguida de muerte. Pero también para los traidores a la Patria, como Macri. Macri zafa de mí por cuestiones legales, porque las leyes penales no pueden ser retroactivas.

5- Cristina hoy es junto a Macri enemigo público número uno de la Argentina. Cristina Kirchner se transformó en una pesadilla para Argentina.

6- No queremos ni a Macri libre ni a Cristina libre. Sabemos que son lo mismo y que ambos delinquieron en la Argentina. La Argentina tiene que terminar con todo eso, tiene que salir de Cristina de Macri, de los Milei y de las Patricia Bullrich.

7- “Tuve cinco reuniones picantes con la señora (Cristina Kirchner). En 2019 estábamos dispuestos a tragar sapos antes que comer mierda y terminamos comiendo sapos de mierda. Voté Fernández-Fernández para terminar con Macri, que era una prioridad y lamentablemente nos traicionaron”.

8- “La banda presidencial la va a entregar Sergio Massa. O se la pone él mismo, si es candidato, o se la pone a otro, pero la custodia de la institucionalidad argentina está en el ministro de Economía. El presidente se fue hace ocho meses cuando asumió Massa y es el tercer presidente radical que no termina su mandato”.

9- “Sin Massa no habría tiempos institucionales, no habría puente, no habría tiempo, no habría posibilidad de diálogo, no habría la posibilidad de empoderamiento popular por el voto de nadie. Hay que ayudar a Massa a terminar su tarea, en las condiciones que sea”.

10- El club Independiente es el modelo argentino de acá a junio del año que viene. Porque las variables de este avión, que se quedó sin tren de aterrizaje, perdió los flaps y tiene un piloto con alguna destreza para aterrizarlo de emergencia, que es Sergio Massa, no va a poder volver a levantar el vuelo.

11- La casta económica elige a sus representantes políticos, no el pueblo. El pueblo no elige, opta frente a lo que finalmente le queda en la mesa para elegir.

12- Argentina es un país endeudado, quebrado y terminado en términos republicanos. Eso va a llevar a que el próximo presidente, con todo lo que pueda tener de legitimidad electoral y de última esperanza, no le alcance para poder sacar al país de esta situación.

13- Este va a ser el último proceso electoral en paz en la Argentina.

14- El pejotismo fue invadido, violado, torturado y tirado al río por el kirchnerismo. El kirchnerismo es el Falcon verde del PJ: al Partido Justicialista lo secuestraron, lo torturaron, y lo tiraron al río.

15- Las ofertas delirantes que circulan de dolarizaciones o economías refractarias a los sectores populares buscan profundizar un ajuste criminal. Tendríamos jubilaciones de 10 dólares, salarios de 30 dólares. Seríamos Venezuela entre la noche y la mañana.

16- Los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para nosotros constituyen una asociación ilícita, que opera como una banda de mafiosos en contra de los intereses de la Patria.

17- Hay que reformar la Constitución para volver a los pactos preexistentes, a una confederación de provincias, con autonomías plenas, que integren una Nación convencidas por el éxito y no por el fracaso. Hoy integramos una república fracasada y no hay democracia.

18- Milei es una persona que no tiene compromiso con el futuro porque no tiene hijos, no tiene familia, no tiene estabilidad efectiva y no es empresario. Sus decisiones lo afectan solo a él y no tienen consecuencias sobre sus afectos o su sangre, porque no la tienen.

19- Pese a todo, el futuro es luminoso, el futuro que proponemos es un futuro glorioso para los argentinos, donde van a poder volver a sonreír con sus hijos, no en esta pesadilla acabada de una república endeudada, terminada, aniquilada.

La entrevista en la redacción de Infobae

La entrevista a Santiago Cúneo de Facundo Chaves en los estudios de Infobae.

- Vimos cartelería suya en la calle que dice “El Salvador, Bukele Presidente, Cúneo Presidente”. Primero, aunque ya lo dijo, le pregunto ¿es candidato a presidente?

Sí, soy pre candidato a presidente

- ¿Por qué partido?

Por el Partido Laborista. Estamos formando un frente y vamos a ir a las PASO. Le ofrecimos a otras fuerzas políticas y ya acordamos con el movimiento de jubilados y desocupados de Raúl Castells de ir a una PASO en todo el país, no solo en los territorios bonaerenses, que es nuestra casa, sino a nivel nacional. Él va a ser candidato a presidente y vamos a competir.

Abrimos la oferta a Guillermo Moreno y a otros espacios. La idea es confrontar ideas y sumar desde un lugar donde todos nos sentimos cómodos, porque defendemos la Patria y creemos que hay distintas expresiones de un nacionalismo llano y constructivo que merecen tener la oportunidad de competir. Esto no se trata de cosechar, sino de sembrar, en este momento tan difícil tan complejo, tan distinto a los vividos con anterioridad.

- ¿Entonces sería Raúl Castells, Guillermo Moreno y Santiago Cúneo en un interna?

De Moreno, hasta el día de hoy, no tenemos respuesta afirmativa y seguimos esperando. Él tiene otras otras expectativas todavía planteadas que tiene que resolver, pero está invitado. Hasta hoy es Cúneo con Castells o Castells con Cúneo, en una PASO nacional.

- ¿No Cúneo presidente, Castells vice o al revés?

No. Tenemos pensamientos distintos en varios temas y por eso creemos que la resolución tiene que ser en una PASO. Pero coincidimos programáticamente y en aspectos como la honestidad. Es una persona con la que coincidimos en la transparencia y honestidad, que hace una tarea franciscana de su convencimiento del espacio que ocupa y es el piquetero que -de todo este movimiento de organizaciones sociales- vive en la austeridad de la pobreza y preocupado por los pobres. Me siento cómodo, más allá de las diferencias.

- Castells lidera un grupo piquetero que tiene una lógica de protestar cortando calles.

Respeto la idiosincrasia y los orígenes de cada uno. Vengo del barrio de La Boca, me crié con mis abuelos y mis padres en un conventillo y el ascenso social de clases nos permitió ir dejando esa condición atrás con éxito. Por eso uno siempre tiene lindos recuerdos de esos tiempos, porque fue una salida placentera, ordenada, escalonada de esos tiempos económicos de más restricciones.

Respeto mucho a aquellos que, viniendo de otros lugares de la pobreza, encontraron únicamente en la lucha un camino, porque no encontraron esa salida feliz que tuvimos los hijos y nietos de inmigrantes que veníamos de La Boca, que nos permitió estudiar, progresar ordenadamente y que las críticas o la protesta la pudiéramos hacer o canalizar a partir de nuestra actividad empresarial o personal.

Ellos no encontraron otro camino, tuvieron que lucharla así porque su tiempo les exigió eso. Espero ganarle las PASO a mi amigo Castells y poder llevar adelante una tarea que es ordenar esa protesta en el éxito, para que ellos tengan que desmovilizarse de las calles hacia el trabajo genuino.

En el peronismo aprendimos que hay una sola clase de hombre que es aquel que trabaja. Él también piensa eso. Castell no quiere planes sociales. Estamos en la misma mirada, con distintas metodologías de luchas.

- Vinculado a la pregunta anterior, el afiche tenía un encabezado que decía “El Salvador” ¿está hablando de usted o está hablando del país de Bukelele?

El salvador de El Salvador es Bukele y para nosotros el ejemplo del salvador y de El Salvador es seguir los pasos de Bukele en la Argentina, porque dijo lo que hace, hace lo que dice y vive como dice y hace, con lo cual la clase política argentina -empleada de la casta económica- chocó con un ejemplo, que es lo peor que le puede pasar.

Existe hoy un ejemplo, una referencia de éxito, de un país muchísimo más complejo que el nuestro en materia de inseguridad y de delito complejo que resolvió su conflicto con una persona que, simplemente y desde lo más básico, llegó al poder en El Salvador para hacer lo dijo que iba a hacer. Lo hizo con éxito y hoy es ejemplo para toda América.

- ¿Usted es admirador de ese modelo?

Sí, admiro a Bukele, claro.

- ¿Pudo hablar con él alguna vez?

No. Tenemos relación con gente muy allegada a él, pero no tuvimos todavía contacto personal, pero lo tendría con mucho gusto. Lo tuve con otros presidentes y líderes latinoamericanos y, por supuesto, lo tendría con Bukele.

- ¿Por qué cree que el modelo de Bukele es la salida para la Argentina?

Porque la Argentina está terminada. La república se agotó y nosotros venimos a proponer la Confederación como salida posterior a lo que va a ser el fracaso, obvio y evidente de este proceso electoral, que va a ser el último proceso electoral en paz en la Argentina.

La república agotó su camino en estos niveles de decadencia que nos toca vivir y la presencia de algunos personajes muestran que lo viene es, simplemente, la bajada de una cortina y la llegada de un modelo de El Salvador. Se termina una etapa y se inicia otra. Nosotros decimos que la transición entre la República y la Confederación tiene que ser ordenada y exitosa, como la salida de la pobreza de aquellos que fuimos hijos y nietos de inmigrantes.

Los afiches que aparecieron en las calles de Buenos Aires con la propuesta de Cúneo: seguir el modelo de El Salvador en Argentina.
Los afiches que aparecieron en las calles de Buenos Aires con la propuesta de Cúneo: seguir el modelo de El Salvador en Argentina.

Para eso creemos que el más capacitado es Sergio Massa, estamos convencidos que hoy es el que está llevando adelante la economía y es el más capacitado para hacerlo y que el resto de las ofertas delirantes que circulan de dolarizaciones o economías absolutamente refractarias a los sectores populares, lo que buscan es profundizar un ajuste criminal en la Argentina que devastaría los bienes de capital, que devastaría los valores de las empresas, que devastaría el salario. Tendríamos jubilaciones de 10 dólares, salarios de 30 dólares, seríamos Venezuela entre la noche y la mañana.

No lo podemos permitir y por eso le decimos a la gente que esto está agotado, que se va a terminar, que el proceso que estamos siguiendo de decadencia es inevitable, porque todas las variables indican que si no se cambia la matriz no importan las reformas. No se puede hablar de modelo económico si no se cambia el modelo político. Ni de un lado ni del otro, ni Cristina Kirchner ni Mauricio Macri, ni Javier Milei, Patricia Bullrich, ni Wado De Pedro proponen cambiar la copartición federal. Ninguno quiere dejar de expoliar las economías regionales, someter a todos a la expoliación central y unitaria de Buenos Aires para la exportación de divisas. Nadie quiere ir a buscar el dinero robado de la Argentina por evasión.

El otro día le decía a un periodista de Estados Unidos que me hacía una nota: “Qué pena que Al Capone no vivió en la Argentina, sino hubiera pagado un blanqueo y viviría en Puerto Madero”. En Estados Unidos fue preso de por vida y murió en la cárcel y en Argentina los economistas dicen “no podemos ir a buscar el dinero que está en las cajas de seguridad afuera, ya se la llevaron, ya se la robaron; la manera de traerla es, por lo menos, que paguen impuestos, entonces hagamos un blanqueo”. Al Capone hubiera sido feliz de vivir en un país donde todo lo que se robó de impuestos, simplemente lo blanqueaba. Pagaba una proporción y seguía viviendo feliz y contento. Esa es la Argentina que nos propone este modelo. El ladrón va a comer un restaurant y el mozo le dice “Señor”.

Si no ordenamos la Argentina para que el ladrón sea un ladrón y se pudra en la cárcel, no hay solución. En la Argentina los ladrones tienen éxito y el laburante dice: “¿pero cómo, este señor robó, tiene la plata en el extranjero, ahora la blanquea y ya está? Yo trabajé, pagué impuestos, pagué la licencia del taxi, pagué los impuestos a las ganancias, pagué el IVA en la leche y los que roban, cuanto más roban, más rápido consiguen el perdón”.

En la Argentina esto se tiene que terminar, pero no va a pasar con esta clase política que es cómplice, que está enredada en las mismas terminales. La llamo la víbora bicéfala, porque son dos cabezas de una misma terminal. Trabajan para los mismos intereses y tienen los mismos representantes políticos. Si no se cambia todo, no se cambia nada. Perón decía “no hay que cambiar de collar, hay que dejar de ser perro”. Por eso nuestra propuesta es salir de la República e ir a la Confederación. En ese esquema, no creemos que nadie de la República esté en condiciones de ser garante de los intereses de la gente.

También creemos que en esta elección todas las promesas ya no son sorpresas. Cuando alguien habla de dolarizar, habla de empobrecer a la Argentina a niveles africanos. La gente va a chocar con la frustración en la elección, va a haber un alto ausentismo electoral, va a haber mucho voto en blanco. Le hablo a todo ese pueblo argentino podrido de esta clase política de que encuentre en nosotros el futuro. Porque un día después de que voten es cuando nos van a necesitar a los Bukele.

- Entiendo que esta es una crítica a todo el sistema. Lo está planteando a poco de que se cumplen 40 años de la democracia en la Argentina. ¿No sirvió la democracia?

Sí. La democracia existe y está para todos como algo imperecedero, pero tiene que ser una democracia confederal, no republicana. La trampa de asociar la República a la democracia es una estafa.

- Le pido una precisión sobre esa sobre esa diferencia entre República y Confederación.¿Qué significa?

La República se maneja dentro de la democracia con la división griega de los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Para nosotros, hoy esos tres poderes constituyen una asociación ilícita hoy, que opera como una banda de mafiosos en contra de los intereses de la Patria.

¿Cómo se explica? El Poder Ejecutivo tiene condiciones monárquicas de veto de leyes y capacidad de indulto. Son prerrogativas de una monarquía. La Justicia tiene jueces que no pagan impuestos y son vitalicios. Son rémoras monárquicas también, no democráticas. Y el Congreso está constituido de manera bicameral, donde los senadores vienen a representar los intereses de las provincias frente al Poder Ejecutivo. Son delegados de las provincias frente al monarca y tienen que venir a tratar de garantizarse lo suyo en una cámara legislativa, porque si no lo hacen, si no tienen un instrumento para defenderse, estamos bajo una organización monárquica. Finalmente, el Poder Ejecutivo, con el látigo y la chequera, disciplina los votos del Congreso y a los gobernadores a través de la distribución de lo que les roban con la coparticipación federal.

El Senado de la Nación está presidido por Cristina Kirchner.
El Senado de la Nación está presidido por Cristina Kirchner.

A los bonaerenses nos sacan 10 pesos y nos devuelven 4. Los otros seis son si te portadas bien entonces el gobierno de turno te da un ATM (aporte del Tesoro), te afloja algo, te cancela una deuda, te da un préstamo, te deja emitir o no emitir deuda.

Todo eso es una asociación ilícita que llevó a la Argentina a este modelo expoliador, donde la monarquía unitaria de la República saquea a la Patria, saquea a las provincias y saquea a los municipios, para transferir la renta. Hay una brutal transferencia de la renta legal e ilegal. Hoy con el dólar MEP o con lo que usted quiera. Hoy la plata, los dólares, se siguen yendo de la Argentina.

Proponemos una democracia confederal, la devolución de las autonomías plenas a las provincias y a los municipios, la coparticipación invertida -que las provincias mantengan al Estado central y no al revés- la devolución de los derechos aduaneros a todas las provincias, la administración de los impuestos a cada una de las provincias.

- Hay que cambiar la Constitución Nacional para hacer todas esas reformas.

Hay que hacer una reforma de la Constitución, claro. La Constitución que tenemos hoy menciona claramente en el Preámbulo los pactos preexistentes. Esos pactos preexistentes son las provincias preexistentes a la organización constitucional de 1853 y a la República y al Estado propio de los argentinos.

Queremos volver a los pactos preexistentes, a una confederación de provincias, con autonomías plenas, que integren una Nación convencidas por el éxito y no por el fracaso. Hoy integramos una república fracasada, no hay democracia porque el sistema electoral nos impide el ejercicio pleno de elegir y ser elegidos. Si usted quiere ser candidato a presidente va a tener que atravesar -como me pasa a mí- una larga burocracia en inferioridad plena de condiciones, porque en esta democracia, con segunda vuelta y distrito único electoral, la plata manda, el dinero pone presidentes. En ese esquema, la casta económica elige a sus representantes políticos, no el pueblo. El pueblo no elige, opta frente a lo que finalmente le queda en la mesa para elegir. Por eso mucha gente no va a ir a votar o va a votar en blanco.

El esfuerzo de esta lucha que estamos haciendo, en terreno que no nos es propio, sabemos que tenemos que respetar las condiciones del juego dentro de esta democracia republicana, ganar una elección, convocar a una reforma de la Constitución y llegar a la Confederación. Pero el futuro es luminoso, el futuro que proponemos es un futuro glorioso para los argentinos, donde van a poder volver a sonreír con sus hijos, no en esta pesadilla acabada de una república endeudada, terminada, aniquilada, donde nos robaron los bienes materiales, nos confiscaron el futuro y de a poco nos van condicionando el presente a niveles en donde ya no hay decisión propia sobre la vida de cada uno de nosotros. En esa necesidad, nos estafan y nos venden falsas opciones y nos van generando espacios nuevos, que terminan siendo viejos muy pronto. Pasan de la niñez a la vejez en cuestión de meses. Había un Javier Milei que decía “soy la opción al sistema”, ahora quiero ser socio de Patricia Bullrich y de Mauricio Macri.

Santiago Cúneo recordó que Javier Milei "nació a la vida pública como panelista de mi programa.

- Vayamos al tema de Bukele. Aplicar en el país un modelo como el de El Salvador implicaría no sólo tener en cuenta un cambio en la Constitución, sino también cambiar un piso de garantías que existen en la Argentina que no sé si tolera un esquema como el de Bukele. Principio de inocencia, respeto por la libertad ambulatoria, derecho de defensa en juicio, procesos largos, de doble y triple instancia, etc.

¿Dónde estuvo usted los últimos cuatro de su vida? ¿Y qué hizo cuando lo encerraron por la “plandemia”?

- Respeté el aislamiento, la cuarentena.

¿Quitaron o no los derechos individuales?

- Sí, ante una situación extraordinaria.

¿Pero con qué instrumento constitucional lo hicieron? ¿Se declaró el estado de sitio?

- No.

Entonces lo metieron a patadas, ilegalmente, en su casa, le robaron su libertad y usted no dijo nada.

- No lo veo así.

Quédese tranquilo que hay maneras de plantear estado de excepción en la Argentina para -sin tocar los derechos constitucionales de la gente honesta- se puedan tocar los derechos constitucionales de los delincuentes, que no necesariamente están en los barrios humildes.

En la Argentina, las maras son los jueces corruptos, los políticos corruptos y los medios corruptos. Hay que ir al abastecimiento y no a la distribución. Esto es como la droga: si se plantean discusiones públicas de cómo resolver Rosario y es plantear la guerra de Vietnam, casa por casa, los yanquis ya aprendieron que ahí ganaron los vietnamitas. La manera de cortar el narcotráfico es cortar el abastecimiento del Paraná, mal llamado Hidrovía, que es un nombre comercial, cuando en realidad es nuestra soberanía sobre las aguas del Paraná y las vías navegables.

Hoy parecería que la Vuelta de Obligado no tuvo sentido, porque finalmente se quedaron con la navegación, la distribución de los cereales y la distribución de la droga por nuestro Paraná. Nosotros decimos que para combatir el narcotráfico hay que cortarle la navegación del Paraná desde el Paraguay. Hay que cortar el contrabando de soja al Paraguay, que vende más soja que la que produce por el contrabando argentino de granos.

La Argentina tiene que ordenarse. No hay narcotráfico sin complicidad política, judicial, policial y de medios de comunicación que distraen con las cuevas chiquititas donde se venden dos gramos de cocaína y cuatro porros, del verdadero objetivo del combate al delito que son los proveedores, porque en la Argentina no se siembra cocaína, a la Argentina se trae la cocaína se distribuye, se elabora y se exporta a Europa por la vía navegable.

- Me comentaba un dirigente kirchnerista, de origen progresista, que el modelo de Bukele, al fin y al cabo, se reduce a encarcelar al 10% de la población.

Seguramente ese dirigente kirchnerista debe estar muy preocupado porque es muy probable que sea uno de los que yo detendría, porque ese planteo progresista absurdo, de la defensa a los delincuentes y el progresismo que defiende al violador al que devolvieron a su casa, donde había violado durante la pandemia con la justificación del COVID en las cárceles. Tuvimos motines en plena pandemia en las cárceles motivados desde el gobierno kirchnerista y Vatayón Militante es la prueba de lo que ellos quieren para Argentina.

Queremos el modelo de Bukele, donde los delincuentes tengan que pagar como delincuentes. La teoría de Eugenio Zaffaroni -que nunca explicó los departamentos que alquilaba para prostíbulos; o que la violación de un menor con sexo oral, si la luz está apagada, no es delito; o que si un auto robado en la calle no es delito porque uno lo abandonó cuando lo dejó en la vereda- no es nuestra teoría del garantismo. Tenemos otra: las garantías son primero para los honestos, los delincuentes tienen sus garantías, pero las tienen presos, no en las calles. Y si hay que encerrar a un cuarto de la población, hay que encerrarlos.

La definitiva conclusión es que el que tiene la plata afuera porque evadió, porque violó las leyes fiscales argentinas es igual de delincuente que el que vende un gramo de cocaína. Lo que nosotros proponemos es la transversalidad y honestidad que le dice delincuente a todos los delincuentes. No persigue humildes y pobres, perseguimos a la delincuencia. La delincuencia va desde el político corrupto que no puede explicar su patrimonio ni cómo financia su campaña, hasta el que vende droga o sale de caño y sale diciendo que “va a ganar”. En el léxico tumbero “salen a ganar”. Bueno conmigo a la calle “salen a perder”.

- ¿Hay que aplicar pena de muerte?

Sí, claro.

- ¿Para qué tipo de delitos?

Traición a la patria, primero. Porque si no se condena a los traidores a la Patria, no se puede condenar a los delitos aberrantes.

- ¿Qué sería traición a la Patria, por ejemplo?

La traición a la Patria encierra, por ejemplo, el enviar el oro argentino a Londres, cosa que hizo Mauricio Macri. Las reservas de oro de Argentina están en el Banco de Londres. Londres es enemiga de la Patria de los argentinos, usurpa nuestras Islas Malvinas, mató a nuestros soldados y evidentemente estamos en un estado de guerra latente y permanente que no se da por la vía militar, pero se sostiene por la vía diplomática.

Santiago Cúneo lanzó munición gruesa contra Mauricio Macri.
Santiago Cúneo lanzó munición gruesa contra Mauricio Macri.

Que alguien le dé nuestras reservas de oro al enemigo de la Patria, que está en conflicto con la Argentina, y mantiene un veto a la Argentina para la adquisición de armamentos y sistemas de armas después de la batalla de 1982, quien le entrega el oro y las reservas del Banco Central argentino al Banco de Londres, es un traidor a la patria.

- ¿Y le correspondería la pena de muerte?

A mi saber y entender y juicio por medio y jueces que lo determinen y por jurado, sí.

- A ver, voy a pasar limpio ¿está proponiendo que a Macri le apliquen la pena de muerte?

No hay manera de hacerlo porque el delito ya pasó y no existe la formalidad legal de condena por ese periodo. Está prescripto para él porque la ley no es retroactiva.

- O sea que zafa por una cuestión legal.

Zafa de mí por cuestiones legales. Mi definición de traición a la Patria, si estuviéramos en términos de la aplicación de esa ley y estuviera contemplado su mandato, para mí debería responder por traicionar la Patria, sí.

- ¿Y qué otro delito más, por ejemplo, puede tener la aplicación de la pena de muerte?

Los delitos aberrantes. La muerte del chiquito que fue violado y matado por estos dos seres despreciables, que no tienen género, que hoy están presas -bien presas- y con una condena, dentro de lo posible, que marca justicia. Pero para mí los delitos aberrantes, como la violación, tienen que tener pena de muerte.

- ¿Un preso que cae en una cárcel de Bukele o que cayera una cárcel argentina con ese modelo penal, saldría igual o saldría peor que antes?

En Argentina republicana, donde los que hablan de garantismo nos han llevado a los niveles de execrabilidad y de cloacal realidad, donde hoy la gente honesta muere sin poder ver justicia -ni hoy ni mañana- donde los deudos lloran y los delincuentes salen a seguir robando, nadie de la república está en condiciones de cuestionar lo que nosotros proponemos.

- Entiendo.

El ejemplo más vulgar es la presencia Sergio Berni.

- A ver.

Nada más ridículo en la Argentina que ese señor todavía ostente un cargo público.

- ¿Por qué?

Primero porque tiene intereses cruzados con agencias de seguridad y ejerce la función pública. Como escribí allá por 2011, en un libro que ya está agotado, pero se puede conseguir tal vez por internet, la inseguridad pública es un negocio privado. Cuando el servicio público de seguridad no funciona y transfiere sus recursos al sector privado, hay un gigantesco negocio de agencias de seguridad, que no son de seguridad, sino de vigilancia, porque no pueden prestar el servicio de seguridad policial. Es un negocio de miles de millones de dólares al año y resulta ser que Berni es el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, el distrito más conflictivo y más fracasado en materia de seguridad de toda la Argentina, que sólo garantizó negocios privados, porque su función primero es exacerable, absurda y fue un payaso mediático durante todos estos años. Desarrolló o permitió con complicidad el avance del delito en la Provincia porque su fuerza, a la que comanda, no lo respeta ni le tiene la más mínima consideración. Se le amotinaron y no renunció y finalmente fue golpeado por un trabajador peronista. Su presencia muestra que el delito puede estar tranquilo porque en el Ministerio no hay nadie.

Sergio Berni fue agredido con golpes y piedrazos por compañeros del colectivero asesinado en La Matanza.

- Es condenable lo que pasó, con esa agresión a golpes contra Berni. ¿O no?

Algunos dicen que cuando los que conducen pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto. Es reprochable en el sentido de que no es el camino para encontrar soluciones reales, porque la piña no arregló el problema. Pero el que estaba ahí era un irrespetuoso que les había faltado el respeto. Cuando pierden la vergüenza los que conducen, los que están abajo les pierden el respeto y termina en una piña.

- Es decir que entiende que le hayan pegado a Berni.

Estoy del lado de los trabajadores.

- Sobre la cuestión del modelo Bukele. ¿Sabe que los organismos de derechos humanos van a poner el grito en el cielo?

Seguramente tienen una elección para ganar o perder, igual que nosotros. Si ganáramos una elección tendrán las organización que atenerse a la democracia y al resultado. Y si tuviéramos mayoría parlamentaria, tendrían todo el derecho a quejarse, pero tendrían que acatar la voluntad de las mayorías. Cuando convocamos a la democracia confederal, todos tienen derecho a quejarse, igual que nos quejamos hoy que no somos oficialismo. Han ganado ellos y nosotros estamos afuera. Nos quejamos pero no hacemos nada para impedir que ellos hagan lo que tienen que hacer porque tienen la administración del Estado.

Cuando nosotros tengamos la administración del Estado y mayoría política van a tener que acatar. De todas maneras, conocí personalmente a Hebe de Bonafini y traté con ella y con todas nuestras diferencias -porque empezamos hablando de nuestras posiciones con respecto a la guerra de la subversión y la participación que en el terrorismo subversivo en la Argentina, la discusión sobre los derechos de las víctimas del terrorismo subversivo, del delito de lesa humanidad no prescripto del asesinato de José Ignacio Rucci- todo lo hablé con ella tomando mate. Así que seguramente algunos pueden creer que son más que Hebe de Bonafini. Pero yo lo charlé con ella.

- ¿Ella estaba de acuerdo con todas estas ideas?

No, pero tomábamos mate y compartimos la idea política de que las cosas se solucionan de esa manera, disintiendo o coincidiendo en lo que podíamos coincidir, pero el debate se da en el público a la luz del día. Y se gana o se pierde.

- Para redondear, ¿puedo decir que usted es un precandidato a presidente que sostiene como bandera aplicar en Argentina el modelo de Bukele?

Tomo como ejemplo el éxito de gestión de Bukele, que no es solo en materia de seguridad. Implementó un desarrollo de políticas sociales que comparto. Tiene absolutamente clara una posición antiliberal de la economía que comparto y se constituyó en un ejemplo en una vara alta para la política argentina.

- También incorporó al bitcoin como moneda de curso legal.

Desarrolló avances en distintas áreas. Evidentemente su objetivo primordial era poner en orden El Salvador y ahora empieza a desarrollar otro tipo de políticas que, si llegan a tener el mismo éxito que ha tenido en materia de seguridad, va a ser sin lugar a dudas un modelo de exportación que nosotros estamos dispuestos a aprender con humildad, porque la Argentina fracasó demasiado como para no mirar el éxito de otros.

La actualidad política

- Le pido una reflexión sobre la actualidad. ¿Cómo está viendo la marcha del gobierno y qué futuro tenemos por delante los argentinos?

La banda presidencial la va a entregar Sergio Massa. O se la pone él mismo, si es candidato, o se la pone a otro, pero la custodia de la institucionalidad argentina está en el ministro de Economía. El presidente se fue hace ocho meses cuando asumió Massa y es el tercer presidente radical que no termina su mandato…

- ¿Cómo presidente radical?

Claro, por supuesto, Alberto Fernández es radical, socialdemócrata, radical y unitario…

- ¿Pero él se reivindica como peronista, como parte del justicialismo?

Se autopercibe como presidente también y no lo es. Es un problema que tiene psiquiátrico. Dejó de ser presidente hace 8 meses. Hoy gobierna Sergio Massa, en ausencia total del Ejecutivo y el custodio de la institucionalidad es Sergio Massa, intentando con los platitos en el aire de que esto no se vaya de madre, hasta que no se llegue a institucionalizar un gobierno legítimo -porque va a surgir de la urna, sea quien sea- que va a estar empoderado por la gente para agarrar los instrumentos del Estado, para tratar de hacer algo.

Creemos que va a ser un fracaso y estamos preparados para la segunda etapa, cuando esto termine de explotar. Pero finalmente, sin Massa no habría tiempos institucionales, no habría puente, no habría tiempo, no habría posibilidad de diálogo, no habría la posibilidad de empoderamiento popular por el voto de nadie. Hay que ayudar a Massa a terminar su tarea, en las condiciones que sea. Escucho a los responsables de la deuda externa argentina echarle la culpa a Massa del dólar. Nada más absurdo. La verdad es que tienen un nivel de mediocridad importante.

Este gobierno hizo su parte, al continuar y reconocer esa deuda en el Congreso. Este gobierno es exactamente igual que el anterior -por eso decimos que son la víbora bicéfalo- y finalmente la alternancia inventada por el sistema para que todo el derrame cloacal no se fuera del sistema, es la expresión libertaria con Milei, que es funcional absolutamente al gobierno anterior, que ahora finalmente se saca la careta y dice “yo quiero ir con Patricia Bullrich, con Mauricio Macri”.

- ¿Para el 11 de diciembre que Argentina ve?

Caótica.

- Me interesó esta figura de que el próximo presidente va a tener el destino de Fabián Doman en Independiente, que puede caerse rápidamente. ¿Por qué?

Independiente es el modelo argentino, de acá a junio del año que viene. Porque las variables de este avión que se quedó sin tren de aterrizaje, perdió los flaps, tiene un piloto con alguna destreza para aterrizarlo de emergencia, que es Sergio Massa, pero no vuelve a levantar el vuelo. El avión tal vez aterrice de emergencia, pero no vuelve a levantar vuelo. El modelo es de fracaso, no va a existir una recuperación económica en la Argentina transversal, popular y que le llegue a todos los sectores como la Argentina del éxito que nosotros vivimos en otras décadas, pudimos apreciar y aprender a armar la Patria, porque la Patria nos cobijaba.

Argentina es un país endeudado, quebrado y terminado en términos republicanos y eso va a llevar a que el próximo presidente, con todo lo que pueda tener de legitimidad electoral de última esperanza, no le alcance para poder sacar al país de esta situación. Si quien fuera a venir se anima a romper este statu quo del fracaso y empieza a poner en marcha mecanismos de salida, de redistribución coparticipable, de Confederación Argentina, de devolverle a las provincias sus autonomías, que cada uno potencie sus economías regionales.

Imagínense que en Neuquén se acaba de votar y Neuquén no paga los sueldos si no recibe ATN pero están sentados arriba de Vaca Muerta y la Constitución dice que los recursos naturales, el subsuelo, son de las provincias. En la República Neuquén es pobre y en la Confederación es un emirato árabe. Las provincias del norte con el litio, en esta Argentina, los economistas dicen que son inviables, nosotros decimos que son riquísimos, poderosísimos, porque son los dueños del litio, el nuevo oro.

- El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, dijo que si ganaba la oposición las calles iban a estar regadas de sangre y de muertos. ¿Qué opina?

La única sangre que vio Aníbal fue cuando se cortó un dedo. Es un atrevido, es un bocón que incita a los caminos que nosotros no proponemos. Nosotros proponemos una Argentina en paz, nosotros queremos paz social, estamos dispuestos a ver la aceleración de esta caída republicana.

Si se cumplen las prognosis de algunos encuestadores y alguien dice que por ejemplo Milei puede ser presidente, no van a ser seis meses, van a ser seis días, con lo cual estamos listos para hacernos cargo de la Argentina, porque el final se acelera si esas son las opciones de la Argentina. Si la República nos ofrece un Milei estamos listos para tomar el poder de la Argentina de inmediato para sacarla del pozo.

- ¿Qué le pasa al peronismo?

El peronismo goza de buena salud. Está en los recibos de sueldo de todo el mundo con sus derechos sociales adquiridos por el brazo sindical, como diría Perón, columna vertebral del peronismo y el pejotismo está muerto. El peronismo es un movimiento el pejotismo un partido político, un sello de goma. El pejotismo fue invadido, violado, torturado y tirado al río por el kirchnerismo. El kirchnerismo es el Falcon verde del PJ: al Partido Justicialista lo secuestraron, lo torturaron, y lo tiraron al río. El PJ no está más, el PJ hoy es Espinoza.

- Déjeme hacer un punto ahí. Tengo acá la fecha anotada: 14 de junio de 2019, hubo una foto suya con Máximo Kirchner.

Sí. Fue en el Instituto Patria.

La foto con Santiago Cúneo generó fuerte polémica en la campaña de 2019. (Foto: @SantiagoCuneo)
La foto con Santiago Cúneo generó fuerte polémica en la campaña de 2019. (Foto: @SantiagoCuneo)

- ¿Qué quedó de esa foto?

Nada, porque nos volvieron a mentir. En ese momento Cristina Kirchner nos garantizó que iba a haber una PASO para todos los cargos electivos, presidente y gobernador y yo era uno de los cinco candidatos a gobernador en la provincia de Buenos Aires, terminó apareciendo el vídeo diciendo “elegí a Alberto Fernández para candidato a presidente y a Kicillof para gobernador” y todo terminó.

- ¿Y Cristina Kirchner qué le decía?

Cristina mintió. Yo tuve cinco reuniones picantes con la señora y, obviamente, a todo aquello que no puede controlar la asusta y la atemoriza y nosotros estábamos dispuestos a tragar sapos antes que comer mierda y terminamos comiendo sapos de mierda, que fue tener que acompañar este gobierno para terminar con Macri, que terminó siendo macrismo puro y duro. Cristina es igual que Macri.

- Pero usted promovió la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

Sí. Yo voté Fernández-Fernández. Sí, sí. Terminar con Macri era una prioridad y lamentablemente ellos traicionaron, porque hicieron macrismo. Nosotros aprendimos que un clavo saca otro clavo, pero el problema no era el clavo sino la pared, por eso decimos: se acabó la República.

- ¿Puede Patricia Bullrich o Rodríguez Larreta sacar el país adelante? Me queda claro que no, pero ¿por qué?

Porque pertenecen al modelo y el modelo está acabado. Nadie puede llevar a un destino distinto recorriendo el mismo camino. Einstein decía que caminando el mismo camino siempre se llega al mismo resultado. Si Einstein lo descubrió porque él cometía ese error, mal puede no cometer ese error quien quiera hacer lo mismo que hacía Einstein. Él se dio cuenta un día y dejó esa frase para que los tontos dejen de ser tontos. Cualquiera que propone medidas paliativas de carácter económico dentro de la República es un estafador.

El que dice “conmigo van a estar mejor porque voy a bajar el dólar”, “¿y la coparticipación? No, eso sigue igual. “Conmigo van a estar mejor porque voy a mejorar las exportaciones y tener más reservas”, o “voy a eliminar el Banco Central”, un delirio. ¿Y el resto? El resto sigue igual: más pobres, más entrega, más indefensión de la Patria, sin Fuerzas Armadas, sin objetivos nacionales de desarrollo sustentable, sin prognosis. No quieren Patria, quieren República y nosotros a la República venimos a hacerla mierda.

- Hablemos de Javier Milei.

No hay mucho para hablar. Nació a la vida pública como panelista de mi programa. Nadie lo conoce más que yo y también sé en qué momento y por qué fue utilizado para esta tarea que está cumpliendo.

- ¿Qué tarea está cumpliendo?

Una tarea cloacal. Se convirtió en la cloaca del sistema y su tarea fue contener a los sectores que estaban ya enojados con la política, tratando de mostrar un segmento novedoso, casi diría de historieta de cómics, que ahora se transformó en un problema para el propio empresariado. Convoco al empresariado preocupado a que entiendan que en la Argentina que viene su mejor negocio es la Confederación Argentina. Este modelo también se acabó para el modelo rentístico conservador de los “empresaurios” contratistas del Estado.

En nuestro modelo, planteamos la competencia, las inversiones privadas o empresas mixtas, sin abandonar los objetivos estratégicos del Estado. Tenemos muy claro qué es el Estado y qué es la vida privada. Soy empresario privado, entonces puedo decir que soy uno de los dos candidatos a presidente que sabe lo que es un remito y una factura, que sabe lo que es quebrarse y volver a levantarse, que sabe lo que es pagar impuestos, que sabe lo que es tener que luchar todos los días para cubrir un cheque en el banco.

El resto de los candidatos son un grupo de payasos fracasados que nunca en la vida trabajaron y vivieron siempre del Estado o de contratos de empresaurios, caso de Milei, que no puede ostentar ningún éxito privado.

No tienen nada para mostrar de lo que pregonan. Milei es una persona que no tiene compromiso con el futuro porque no tiene hijos, no tiene familia, no tiene estabilidad efectiva y no es empresario. Sus decisiones lo afectan solo a él y no tienen consecuencias sobre sus afectos o su sangre, porque no la tienen. No es empresario, no tiene afectación sobre su patrimonio porque él no arriesga nada. Pero le dice a los demás qué pretende hacer con la vida de sus hijos y de su patrimonio empresarial. No es serio que alguien pretenda conducir tu vida cuando no puede conducir la suya.

- ¿Cree que Cristina Kirchner puede ser candidata? ¿Si fuera candidata usted lo apoyaría otra vez o no?

Cristina hoy es junto a Macri enemigo público número uno de la Argentina. Cristina Kirchner se transformó en una pesadilla para Argentina. Puede ser candidata a la hora que quiera, la proscripción es una estupidez, una convocatoria a los ignorantes. Con malicia y perversidad por parte de un discurso que trata de mostrar algo inexistente. De hecho , Julio De Vido fue candidato desde la cárcel, con lo cual su ministro de Planificación -ministro durante toda la década ganada, desde Néstor Kirchner hasta el último día de Cristina- es la prueba de que no hay prescripciones para nadie que tenga un proceso abierto sin sentencia firme.

Lo de Julio De Vido niega absolutamente la mentira de Cristina de que ella se sienta proscripta de nada. Seguramente la jueza María Servini la espera con un café y le hace firmar la candidatura y a los tres minutos la oficializa. No hay ningún motivo para que no sea candidato. Eso es una farsa, una mentira, una hipocresía más de un sector que no quiere que Cristina sea candidata porque saben que va a pasar el papelón de su vida en materia electoral, no se presenta porque pierde.

A Cristina lo único que le ofrecería, si se anima a ser candidata es que vayamos a una PASO a la hora que quiera porque entonces vamos a terminar con ella definitivamente ,de una buena vez y a la luz del día. Como no tiene los ovarios para hacerlo, se va a esconder, va a seguir haciendo política desde atrás, va a seguir tratando de hacer daño, va a seguir conspirando contra la sociedad argentina en defensa de sus propios intereses y de su impunidad, y nosotros vamos a cortarle esa impunidad.

No queremos ni a Macri libre ni a Cristina libre. Sabemos que son lo mismo y que ambos delinquieron en la Argentina. Mauricio Macri es el señor que se robó el Correo Argentino, el señor que fue condenado en tres instancias por contrabandista agravado de Sevel y perdonado por la mayoría automática de la Corte menemista, conseguida por el padre, casi un indulto fue. Y sin embargo llegó a presidente, procesado también, por las causas de seguimiento y escuchas a su propia familia.

La Argentina tiene que terminar con todo eso, tiene que salir de Cristina de Macri, de los Milei y de las Patricia Bullrich. Todo es muy raro en ese espacio, todo parece ser un rejunte, un cambalache que finalmente, si alcanzan el poder van a terminar como en Independiente, el presidente será Doman y nosotros estamos listos para hacernos cargo.

Seguí leyendo

Guardar

Nuevo