Kicillof cargó contra la Corte Suprema, dijo que Cristina Kirchner está proscripta y sugirió que irá por la reelección en Buenos Aires

El gobernador abrió las sesiones ordinarias de la legislatura bonaerense con fuertes críticas a la Justicia y definiciones políticas en un extenso discurso que duró tres horas

Compartir
Compartir articulo
El gobernador bonaerense Axel Kicillof
El gobernador bonaerense Axel Kicillof

Finalmente, tras la suspensión de su discurso por el apagón eléctrico de la semana pasada, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, inauguró hoy las sesiones sesiones ordinarias de la legislatura bonaerense. Y lo hizo con fuertes críticas a la Justicia y con definiciones políticas en medio de la interna del Frente de Todos de cara a las elecciones.

“El de hoy es mi última apertura de sesiones, o en todo caso la última de esta primera etapa, será el tiempo y el pueblo de la provincia el que lo disponga”, afirmó el mandatario provincial que, así, sugirió que buscará la reelección, mientras un sector del Frente de Todos busca impulsar su nombre para una candidatura nacional.

Con relación a la Corte Suprema, Kicillof calificó de “bochornoso” el fallo que benefició a la ciudad de Buenos Aires en relación al reclamo del gobierno porteño por los fondos de la coparticipación federal que habían sido reducidos por decisión del gobierno nacional.

Al inicio de su discurso, el gobernador repudió el atentado contra Cristina Kirchner. “Fue un hecho de gravedad inédita, condenado por toda las sociedad y la dirigencia, salvo algunas imperdonables excepciones, es algo que nos tiene que doler a quienes queremos a la democracia”, señaló.

A su vez, habló sobre la situación judicial de la Vicepresidenta: “El peronismo tiene una larga historia de ser víctima de persecuciones. Lo vemos hoy con la proscripción que pesa sobre Cristina. Este hecho entraña un deterioro de la calidad democrática preocupante e inadmisible”.

Axel Kicillof. El gobernador de Buenos Aires tuvo cruces en el recinto con legisladores de la oposición (Twitter/@AxelKicillof)
Axel Kicillof. El gobernador de Buenos Aires tuvo cruces en el recinto con legisladores de la oposición (Twitter/@AxelKicillof)

Al momento de argumentar sus críticas a la justicia por el fallo de la coparticipación, Kicillof anunció que revisará el convenio multilateral con la ciudad de Buenos Aires que permite a las grandes empresas pagar impuestos desde sus casas matrices y no en el lugar en el que producen, en la provincia de Buenos Aires.

Además, les pidió a los legisladores la conformación de una comisión “destinada al reclamo permanente por esos recursos, gobierne quien gobierne”. “La primera transformación que debemos concretar unidos es la recuperación de los recursos que fueron quitados a las y los bonaerenses”, sostuvo.

“Es un fallo ilegal que le saca recursos a todas las provincias”, criticó.

Además de los diputados y senadores provinciales, el gobernador brinda su discurso acompañado por la vicegobernadora, Verónica Magario, y ante funcionarios de su gabinete y judiciales, intendentes y dirigentes gremiales como Roberto Baradel (SUTEBA) y Hugo Moyano (Camioneros), entre otros.

“El gobernador convirtió el recinto en una unidad básica. No le permitieron el ingreso a ni legisladores de la oposición. La legislatura es de los bonaerenses gobernador, no suya”, cuestionó la diputada de la Coalición Cívica Maricel Etchecoin.

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, que vio el discurso el Kicillof desde el despacho del radical Maximiliano Abad, junto a los diputados Diego Santilli y Facundo Manes, señaló: “En su último año el gobernador se acuerda de los temas de fondo, como autonomía municipal, descentralización a municipios y coparticipación”.

“Estamos en un año electoral y la sociedad va a tener que decidir por qué camino sigue. Para nosotros gobernar consiste en defender y ampliar derechos. El Estado no está para defender privilegios. El dilema que nos plantea este año será entre la derecha y los derechos”, planteó Kicillof en otro pasaje de su discurso.

El gobernador, en varios momentos, mantuvo cruces con legisladores de la oposición. Con el mencionado Abad, tuvo un entredicho cuando hacía un repaso de la gestión del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), la obra social de la provincia de Buenos Aires.

“Durante este año habrá elecciones y el pueblo volverá a decidir cómo quiere construir su destino. Por mi parte, me considero parte de este pueblo y, por lo tanto, también tengo el derecho y el deber de elegir. Elijo que durante la campaña podamos tener un debate político profundo, desprovisto de atajos y slogans vacíos, elijo que todos quienes aspiran o aspiramos a gobernar esta provincia nos comprometamos con la defensa de sus intereses, elijo condenar la violencia y el odio, elijo la democracia plena y sin proscripciones, elijo, a contramano de quienes proponen dividir la provincia que sigamos trabajando por un destino colectivo, por una provincia integrada, con más igualdad de oportunidades, con más justicia social”, afirmó Kicillof en el cierre de su extensa oratoria, que duró más de tres horas.

“En la Provincia de Buenos Aires, y en toda nuestra Argentina, aún hay muchas necesidades por resolver en una sociedad fragmentada por intolerables desigualdades. Por eso legisladoras y legisladores del pueblo de la provincia de buenos aires, los invito a que sigamos avanzando derecho al futuro, sigamos construyendo un futuro con derechos, un futuro mejo”, completó.

Otras frases de su discurso

“Luego de la crisis vinculada a las políticas implementadas en 2016-2019, padecimos la pandemia. Durante 2021 pudimos más que recuperar la caída de 2020 y en 2022, la actividad económica provincial presentó un crecimiento acumulado del 4,3% en relación con el año anterior”.

“La educación es una prioridad absoluta de nuestra gestión. En coordinación con los municipios llevamos 148 nuevos edificios escolares finalizados y 400 con refacción integral; 5.116 reparaciones terminadas”.

“En materia salarial, se alcanzaron acuerdos con todos los sectores de la Administración Pública, mejorando sus condiciones luego de la pérdida del salario real que sufrieron entre 2015-2019. Más de 20.000 trabajadores fueron alcanzados por nuestras políticas de regularización del empleo”.

“La seguridad es uno de los problemas estructurales de nuestra Provincia. La experiencia del gobierno anterior demostró que no existe ninguna estrategia de comunicación que pueda reemplazar la falta de una verdadera política de seguridad”.

Seguir leyendo: