“Vacunagate” en Argentina: Alberto Fernández removió al ministro de Salud

El Presidente aceptó la renuncia que le había exigido a Ginés González. Un periodista había confesado en una entrevista que llamó al ahora ex ministro para que le facilite la vacunación contra el coronavirus

Alberto Fernández en una conferencia de prensa junto a Ginés González García (Foto: Franco Fafasuli)
Alberto Fernández en una conferencia de prensa junto a Ginés González García (Foto: Franco Fafasuli)

Tras la revelación de que unas 487 personas se aprovecharon de su cargo para recibir secretamente las dosis de la vacuna en Perú, en un caso que trascendió a la prensa como “vacunagate”, episodios similares empiezan a replicarse en otros países de la región. En Argentina, el presidente Alberto Fernández removió el viernes al ministro de Salud Ginés González García tras conocerse que periodistas y otras personas recibieron la vacuna por el hecho de tener buena relación con algún integrante del Gobierno.

Según confirmaron a Infobae fuentes en la Casa Rosada, Fernández está enojado con González García y le exigió que abandone su puesto. Es que luego de que trascendiera que el periodista Horacio Verbitsky se había vacunado en el Ministerio de Salud, Alberto Fernández convocó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a su despacho para pedirle que se comunicara con González García y le exigiera la renuncia.

Tras el pedido del presidente, Cafiero llamó por teléfono al ahora ex Ministro y le pidió que dejara su puesto, cosa que hizo poco después. La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, se convirtió en la nueva titular de la cartera.

Horacio Verbitsky reveló que el Ministro de Salud Ginés González García, le consiguió una vacuna

Esta mañana, el periodista Horacio Verbitsky relató en una entrevista radial que se dio la vacuna Sputnik V en el Ministerio de Salud, tras haber consultado al titular de la cartera, Ginés González García, sobre cómo acceder a la dosis.

“Decidí vacunarme. Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo amigo Ginés González García, a quien conozco de mucho antes que fuera ministro, y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas”, contó Verbitsky en su columna del Destape radio.

El periodista indicó: “El Hospital Posadas está en Palomar, creo que es partido de Morón, pero el barrio es Palomar y está ahí nomás de la villa Carlos Gardel. Y cuando estaba por ir recibí un mensaje del secretario de Ginés, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera a darme la vacuna”.

Según su relato, se colocó la vacuna rusa este jueves y no tuvo ninguna reacción adversa, y el próximo 12 de marzo se aplicará la segunda dosis. El periodista, de 79 años, afirmó que meses atrás no tenía intenciones de vacunarse, pero luego de que familiares cercanos se contagiaran de COVID-19, cambió de opinión. “Ustedes se acuerdan que hace unos meses yo dije que prefería esperar unos meses antes de vacunarme y ver qué efectos secundarios podía haber. No tenía prisa, que no me iba a apurar para vacunar. Bueno, pues ayer me vacuné”, remarcó.

Esta semana comenzó la vacunación en los principales distritos del país para mayores de 70 años, tras la habilitación de un sistema de inscripciones. Mientras tanto, el Ministerio de Salud de la Nación informó este viernes que, en las últimas 24 horas, se registraron 7.886 casos de coronavirus y que fallecieron 143 personas. Con estos nuevos datos, la cantidad de contagios en el país desde que comenzó la pandemia ascendió a 2.054.681 y los fallecidos ya son 51.000.

Un puesto de periódicos en Lima, con tapas sobre el "vacunagate" en Perú (Photo by Ernesto BENAVIDES / AFP)
Un puesto de periódicos en Lima, con tapas sobre el "vacunagate" en Perú (Photo by Ernesto BENAVIDES / AFP)

El escándalo peruano

Un expresidente, dos ministras, un centenar de funcionarios, académicos, el dueño de un restaurante chino y el nuncio del Vaticano figuran en “la lista de la infamia” de los 487 peruanos que se vacunaron por adelantado contra el coronavirus.

Este escándalo de presunta corrupción, “Vacunagate” o “VacunaVIP”, estalló hace ocho días causando indignación en el país. Salpicó al comienzo solo al popular ex presidente Martín Vizcarra, pero luego se extendió al actual gobierno transitorio de Francisco Sagasti. Fue el propio presidente quien reveló el lunes que eran 487 los vacunados en forma irregular antes del proceso nacional de inmunización, que comenzó el 9 de febrero con el personal sanitario. La lista oficial fue publicada por los medios el martes.

Las autoridades dijeron que 122 funcionarios públicos figuran en el listado, 16 de ellos del actual gobierno que fueron separados de sus cargos. Uno de ellos es el viceministro de Salud, Luis Suárez Ognio, quien se vacunó con seis familiares. También la canciller Elizabeth Astete y la titular de Salud, Pilar Mazzetti. Ambas renunciaron.

“La mayoría de las vacunaciones ocurrieron en septiembre y octubre”, en el gobierno de Vizcarra, aseguró Sagasti el jueves en una videoconferencia organizada por el Wilson Center de Washintgon.

SEGUIR LEYENDO: