Juan Pablo Schiavi
Juan Pablo Schiavi

La “Sala de Feria” de la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) rechazó excarcelar al ex secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, en la causa en la que fue procesado como miembro de una asociación ilícita que quedó al descubierto en la causa conocida como el Caso Cuadernos. En el caso cuyo juicio oral y público aún no comenzó, Schiavi fue acusado de recibir coimas de parte de empresarios del Transporte a los que debía controlar. En esa causa continúa con prisión preventiva. Aunque le concedieron la prisión domiciliaria.

Schiavi fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por su responsabilidad en la Tragedia de Once. Su condena fue confirmada por la Cámara de Casación y aún quedan recursos pendientes para que resuelva la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Luego de la confirmación de Casación, tanto Schiavi como el resto de los imputados por la Tragedia de Once, comenzaron a cumplir la condena de prisión efectiva. En ese caso el Tribunal Oral Federal 2 que lo condenó había rechazado el pedido de prisión domiciliaria. Algo que confirmó la Casación. Por eso sigue detenido.

En el planteo que hicieron ante el Tribunal Oral Federal 7 que tiene a su cargo llevar a juicio el Caso Cuadernos, la defensa del ex funcionario había argumentado que por su edad -tiene 62 años- y estado de salud, el ex funcionario se encuentra dentro de los “grupos de riesgo” más vulnerables al contagio del Covid-19. Ese Tribunal le había otorgado la prisión domiciliaria pero denegado la excarcelación.

Luego, al apelar para que se conceda la libertad, los abogados de Schiavi -a quien se le prohibió salir del país- dijeron que su defendido no puede entorpecer el avance de una investigación ya finalizada y que fuera elevada a juicio. En esa causa, iniciada a partir de las anotaciones del chofer Oscar Centeno a Schiavi se le atribuye “haber formado parte de una una asociación ilícita junto a Cristina Elisabet Fernández, Julio Miguel De Vido, Roberto Baratta” y otros funcionarios y empresarios, entre mayo de 2003 y diciembre de 2015”. Siguen con prisión preventiva Schiavi y el primer secretario de Transporte del kirchnerismo, Ricardo Jaime.

La finalidad de esa asociación ilícita , recordó la Sala de Feria de la Cámara de Casación según constancias de la causa, fue “organizar un sistema de recaudación de fondos para enriquecerse ilegalmente y utilizar parte de aquellos en la comisión de otros delitos”. El tribunal evaluó que a Schiavi “concretamente se le imputa el haber desplegado una serie de acciones tendentes a materializar la recaudación de fondos y/o su reconducción hacia los estamentos superiores de la organización desde el 1 de julio de 2009 y hasta el 7 de marzo de 2012”.

La Sala de Feria de la Cámara Federal de Casación consideró que los motivos expuestos por la defensa eran insuficientes para habilitar el el recurso contra la negativa a la excarcelación, pero como también se invocó “genéricamente” la situación generada por la pandemia del coronavirus y las normas tras la declaración de emergencia sanitaria, aceptó tratar el planteo. “La circunstancia de que el recurrente esté incluido dentro de los grupos de riesgo sólo da cuenta de que se encuentra en un peligro presunto o hipotético frente a un eventual contagio de COVID-19”, consideraron los camaristas Carlos Mahiques, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa. Los camaristas ponderaron también un reciente informe producido en el caso en el que se negó prisión domiciliaria, en el que la División Asistencia Médica de la Unidad 31 del Servicio Penitenciario Federal, donde Schiavi está detenido, indicó que “no cursa enfermedad infectocontagiosa".

La Casación en los últimos días también había rechazado pedidos de detención domiciliaria a raíz de la pandemia de coronavirus de otros condenados a prisión en la Tragedia de Once como los empresarios Claudio Cirigliano y Jorge Álvarez y el maquinista del tren que el 22 de febrero de 2012 chocó contra el andén de la terminal: Marcos Córdoba.