Con el micrófono en la mano, el juez Horacio Rosatti diserta sobre la Reforma Constitucional de 1994 junto al ex senador Eduardo Menem y el jurista radical Antonio Hernández (UNR)
Con el micrófono en la mano, el juez Horacio Rosatti diserta sobre la Reforma Constitucional de 1994 junto al ex senador Eduardo Menem y el jurista radical Antonio Hernández (UNR)

Después de un tiempo sin dar declaraciones públicas, el juez de la Corte Suprema de la Nación Horacio Rosatti dio definiciones sobre la situación política del país, donde se refirió a la "grieta" y puso como "lección" el proceso de la reforma constitucional de 1994 como método para superar las divisiones. 

"En estos tiempos dominados por una grieta que corroe e inmoviliza, conviene reparar en la lección que nos trae la convención reformadora de 1994″, manifestó Rosatti en una actividad ante la Universidad Nacional de Rosario (UNR) en el marco del aniversario del proceso constituyente. "Hace 25 años también había disputas y enfrentamientos, pero hubo voluntad para superarlos y buscar los consensos para concretar una reforma constitucional necesaria y demorada", afirmó.

Rosatti asistió a la casa de estudios en la apertura del año académico junto a otros cuatro convencionales de distintas tendencias políticas. Al evento público concurrieron el presidente de dicha Convención y ex senador Eduardo Menem, los juristas en derecho constitucional Antonio Hernández (UCR) y Eduardo Barcesat, y la arquitecta Eva Roulet (UCR).

Hace 25 años también había disputas, pero hubo voluntad para superarlos.

Para Horacio Rosatti, fue "la vocación común por mejorar y crecer lo que venció a la grieta" de mediados de los noventa. Allí, estuvieron "representados todos los partidos políticos y participaron del debate todos los sectores sociales".

"Fue necesario vencer la desconfianza y el recelo, moderar aspiraciones y resignar protagonismos. Y se hizo. Al cabo de tres meses de trabajo todos juraron una Constitución que expresaba, más allá de su texto, el deseo de acordar para modernizar instituciones y prácticas políticas", sostuvo el juez de la Corte Suprema ante el auditorio de la UNR.

"La constitución reformada fue el puente. Debemos dar testimonio de esta experiencia para las generaciones futuras. Fue en este mismo país. No pasó tanto tiempo", concluyó.

El evento se realizó el jueves 21 en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. Este año se cumplen los 25 años de la reforma constitucional y por eso las autoridades resolvieron ese eje como apertura del ciclo académico.

Horacio Rosatti (www.cij.gov.ar)
Horacio Rosatti (www.cij.gov.ar)

Hacia las 21, cuando finalizó el encuentro, Rosatti emprendió la vuelta Buenos Aires para estar presente en el acuerdo de ministros de la Corte Suprema, donde se definió el destino de los gobernadores de La Rioja y Rio Negro. Con su voto, el jurista se opuso a la reelección de Sergio Casas y Alberto Weretilneck, respectivamente.

La reforma de 1994 contó con el acuerdo de las fuerzas política mayoritarias de ese momento, el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical. La convención estuvo conformada por 305 constituyentes.

El acuerdo, que se convirtió luego en la Ley 24.309, implicó modificaciones sustanciales en la Carta Magna como la elección directa del Presidente y Vicepresidente e inclusión del ballotage; la elección directa de tres senadores por provincia (de los cuales uno debería representar a la minoría); la elección directa del Jefe de Gobierno porteño; reducción del mandato presidencial a cuatro años con una única posibilidad de reelección; creación del cargo de Jefe de Gabinete de Ministros; creación del Consejo de la Magistratura; y la incorporación de los tratados internacionales, entre otros puntos.

De izquierda a derecha: Eduardo Barcesat, Eva Roulet y Eduardo Menem. (UNR)
De izquierda a derecha: Eduardo Barcesat, Eva Roulet y Eduardo Menem. (UNR)
(UNR)
(UNR)

Seguí leyendo: