La Victoria: descubre por qué se llama así este popular distrito y cuál es su historia

Un distrito que dio cobijo a muchos migrantes durante tiempos de convulsión social y que ha sabido ganarse un lugar en el corazón capitalino

Compartir
Compartir articulo
Conoce la historia del popular distrito. (Erasmusu.com / Andina / Mercado Negro)
Conoce la historia del popular distrito. (Erasmusu.com / Andina / Mercado Negro)

Si hablamos distritos populares, donde convergen el esfuerzo de toda una población y la tradición de antaño, sin duda debemos mencionar al distrito de La Victoria, uno de los espacios que más allá de caracterizarse por ser una zona roja o tener al emporio comercial de Gamarra, cuenta una particular historia.

Este lugar, que limita con distritos como San Luis, San Isidro, Cercado de Lima y otros, se ha ganado un lugar en el imaginario colectivo y forma parte del corazón capitalino, por ello, es pertinente recordar un poco cómo nació y las memorias que guarda.

Su historia

Como muchos distritos de Lima, el espacio que hoy ocupa La Victoria fue antes un enorme fundo que llevaba el mismo nombre, perteneciente a Doña Victoria Tristán, esposa de Don Rufino Echenique.

Antigua plaza Manco Capac. (Lima Antigua)
Antigua plaza Manco Capac. (Lima Antigua)

Según se sabe, la casa hacienda de Victoria ostentaban grandes salones y estaba ubicada en lo que hoy es el Parque de La Exposición. Más adelante, con motivo de la elección de su esposo como presidente, en el lugar se preparó una fiesta como nunca antes se había visto en la ciudad.

Una tradición del ilustre Ricardo Palma narra con lujo de detalles cómo fue este festejo, donde las damas lucieron joyería finísima que incluía piedras preciosas, perlas, rubíes y demás. Se dice que las flores en las tiendas se agotaron días antes del evento y una alfombra roja daba la bienvenida a los invitados. La gala, elegancia y los detalles de este baile resultaron tan impresionantes que por mucho tiempo hubo memoria de él y se le conocía como el ‘Baile de La Victoria’.

Con el paso del tiempo y el cambio en los planos de la ciudad llegaría la destrucción de la muralla que rodeaba Lima, algo que le dio al distrito un mejor posicionamiento y contribuyó con la formación de una de sus primeras vías, la avenida Manco Capac. El Ingeniero Enrique Meiggs fue el encargado de hacer los trazos urbanísticos del distrito que estaba proyectado a ser un verdadero centro de la capital, según informan datos oficiales del municipio.

¿Por qué se llama así?

Una calle en La Victoria de antaño. (awayo.pe)
Una calle en La Victoria de antaño. (awayo.pe)

Así, un 2 de febrero de 1920 se creó oficialmente el distrito cuyo nombre fue elegido en agradecimiento a la doña Victoria Tristán, quien donó el terreno para asentar la naciente jurisdicción.

Algunos de los planes que se tenían para el distrito era que fuese un espacio con viviendas económicas, por ello se dio la creación de barrios obreros durante las épocas posteriores a la creación del distrito, tiempos de convulsión social donde se temían movilizaciones. De ese modo se esperaba mantener la calma entre estos sectores, brindándoles lugares con recreación, servicios, parques y otros. Por esa razón existen en el distrito barrios como El Porvenir o urbanizaciones como Matute.

Aunque los planes iniciales fueron bastante estructurados, lo cierto es que el distrito empezó a convertirse poco a poco en la cuna donde convergían desde inmigrantes extranjeros de lugares como Italia y Japón, hasta pujantes trabajadores provenientes de los andes del país. En La Victoria también hubo presencia de una importante comunidad de gitanos.

Muchos inmigrantes trabajadores le dieron un rostro a lo que es hoy el distrito. (Wikimapia)
Muchos inmigrantes trabajadores le dieron un rostro a lo que es hoy el distrito. (Wikimapia)
Todas estas personas le dieron un nuevo rostro al espacio y fueron parte de la formación de emporios como La Parada o Gamarra.

Poco a poco los cerros también dieron cobijo a los más necesitados y se cubrieron de viviendas y urbanizaciones que hoy en día permanecen en pie como un recordatorio de las complicadas dinámicas sociales que se vivían desde el siglo pasado.

Hoy en día La Victoria está marcada por un alto índice de criminalidad que convive con el esfuerzo de sus emprendedores y zonas donde la tranquilidad contrasta con los sectores populares. Lo cierto es que todos estos elementos han hecho del distrito uno de los más representativos de la capital.