Wilfredo Oscorima recibió casi cinco millones de soles de origen desconocido entre 2016 y 2020, según peritaje

Entre 2016 y 2020, el gobernador de Ayacucho registró abonos no justificados por S/4′942.476, según una investigación de la División de Lavado de Activos.

Compartir
Compartir articulo
Wilfredo Oscorima ante la Comisión de Fiscalización del Congreso
Wilfredo Oscorima ante la Comisión de Fiscalización del Congreso

El gobernador de Ayacucho, Wilfredo Oscorima, recibió abonos no identificados por S/4′942.476 entre 2016 y 2020, según un peritaje contable revisado por la División de Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas (Divilaptid) de la Policía Nacional y difundido este domingo por El Comercio.

El dinero en sus cuentas fue “por concepto de depósito en efectivo, depósito [por] cheque y transferencias de terceros, los cuales no se ha contado con documentación contable que determine su origen”, de acuerdo con ese documento, que se basa en datos de oficinas públicas, notarías y diversas entidades financieras del país.

El mismo análisis revela que Oscorima obtuvo ingresos totales por S/22′713.112 provenientes de diversas fuentes, incluyendo rentas, préstamos de Wari Inversiones, utilidades y venta de bienes inmuebles; mientras que reportó egresos totales por S/10′204.813, destinados a impuestos, viajes al extranjero y compras.

El informe sugiere que las empresas del gobernador y su familia podrían estar involucradas en actividades ilícitas, como la explotación de salas de tragamonedas, empresas inmobiliarias y locales nocturnos, con operaciones centradas en Lima. Asimismo, que las ganancias obtenidas ilícitamente se habrían utilizado para crear al menos 10 compañías de diversos sectores, con el fin de legitimar dichas actividades, además de la adquisición de 15 propiedades y varios vehículos de alta gama.

Wilfredo Oscorima ante la Comisión de Fiscalización del Congreso
Wilfredo Oscorima ante la Comisión de Fiscalización del Congreso

En el caso de su hijo, Mariano Oscorima, otro peritaje detectó que recibió S/2′826.649, sin documentación contable que certifique el origen de estos fondos. Desde noviembre de 2020, la Primera Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada de Ayacucho, liderada por la fiscal Yvone Aguilar, inició una investigación contra el gobernador, quien le “prestó” una pulsera y tres relojes Rolex a la presidenta Dina Boluarte.

La investigación comenzó después de que un colaborador eficaz informara que Oscorima había recibido un maletín con S/856.560 de Elard Tejeda, exgerente general de Obrainsa, relacionado con una obra adjudicada durante la primera de sus tres gestiones. El caso también investigado por el equipo especial Lava Jato.

La magistrada contó con el apoyo de un equipo de la Divilaptid, que se encargó de revisar y recopilar la información contable de Oscorima, sus parientes y empresas asociadas a él. A finales de junio de 2023, el equipo policial presentó un documento que recoge la información de al menos seis peritajes e informes contables, entre ellos los que se han hecho públicos.

A pesar de las revelaciones del reporte policial, la fiscal expresó dudas sobre algunas de las conclusiones de los peritajes, especialmente, porque al final del informe policial se señala de manera sorpresiva que no existen evidencias de un desbalance patrimonial respecto al origen del dinero que les permitió adquirir sus activos.

Presidenta de la república, Dina Boluarte, sostuvo reunión con gobernador regional de Ayacucho y alcaldes de esta jurisdicción
Presidenta de la república, Dina Boluarte, sostuvo reunión con gobernador regional de Ayacucho y alcaldes de esta jurisdicción

El origen de la fortuna de Oscorima aún no se ha esclarecido. Pedro Yaranga, experto en seguridad de Ayacucho, contó al diario que el gobernador entró al escenario político de Huamanga para las elecciones regionales de 2010 como un importante benefactor. Según su versión, el político habría ofrecido regalos monetarios, computadoras y viajes de promoción a los votantes.

“Dicen que regalaba 100 soles por cada elector, me parece exagerado, pero sí ofrecía computadoras, viajes de promoción a los padres de familia, colegios grandes”, indicó. De hecho, durante su primera gestión, en 2011, se reportó una presunta explotación ilegal de tragamonedas vinculada a su fortuna.

“Es cierto que funcionaron con acciones de amparo, pero no solo fueron mis empresas, la gran mayoría trabajó así”, indicó entonces. Yaranga comentó que en Ayacucho la informalidad era la norma, especialmente con el dinero procedente del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), donde operan diversos grupos vinculados con el narcotráfico, incluido los remanentes de Sendero Luminoso.

El dinero, según el especialista, se invertía en hoteles, gasolineras, empresas de transporte y juegos de azar. Consultado por el diario, el abogado del gobernador, William Molina, dijo que no podía proporcionar detalles sobre la investigación porque se encuentra en fase preliminar.