Caso ‘Gasolinazo’: revelan audios de oficiales y suboficiales que compraban combustible robado del Ejército

Sargento que denunció el escándalo tuvo que huir del Pentagonito y señaló que existirían alrededor de 30 militares entre los que se abastecían con gasolina robada. Audios exponen a dos de ellos

Guardar

Nuevo

El suboficial Marco Auccatoma indicó que los clientes habituales eran 30 oficiales y suboficiales sobre el sistemático robo de combustible que tuvo lugar en el Pentagonito. | Panorama

A medida que transcurren las investigaciones en el caso del nuevo ‘gasolinazo’ cada vez más datos son revelados y se implican a más miembros del Ejército. Esta vez, un nuevo informe de Panorama mostró audios de dos mandos militares que se abastecían con gasolina robada por un comandante de la institución castrense que obligaba a sus subalternos en el Pentagonito a que cometan el delito de peculado.

Según lo detallado por Marco Auccatoma Felices, sargento del Batallón N° 505 del Ejército desplegado en el Pentagonito que denunció el robo de gasolina del Estado por parte de Jimmy Grandez Sánchez, comandante a su mando. Entre los nuevos que implican al investigado, se han presentado varios audios tanto de Grandez, como de otros dos militares que sabían del delito que se cometía, y que buscaban beneficiarse de la gasolina robada.

Auccatoma Felices señaló para Panorama en promedio “habrán sido como unos 30 oficiales y suboficiales”, de los cuales, uno de ellos era Paulo Guzmán Bozzeta —capitán del Ejército— quien en conversación con Auccatoma le requería galones de combustible. “Hijo, anota 5 galones de regular de 90 octanos. Anótalo y dale cuenta (al comandante) por favor. Me prestas tu envase porque ya tengo que salir”, se lee en el audio.

Caso del nuevo 'Gasolinazo' perpetrado en el Pentagonito. Lunes 5 de febrero. Composición Infobae
Caso del nuevo 'Gasolinazo' perpetrado en el Pentagonito. Lunes 5 de febrero. Composición Infobae

Otro de los implicados es César Hernández —suboficial del Ejército Peruano— quien incluso le reclamaba a Auccatoma que le diera galones de más a cambio de beneficiarlo en la carrera militar.

“Un cariño para tu suboficial, pues, un galoncito, mínimo, ¿no? Mínimo para tu suboficial, pues. ¿Si o no? Mínimo para tu suboficial, un galoncito me darás, pues, mínimo pes. Que se sienta el cariño de soldado. Ya para que cambies, tratarte con respeto. Ahora mínimo un cariño para tu suboficial”, le rogaba Hernández, quien además le aconsejaba sobre cómo explicar la falta de galones a su superior.

“Dile que ‘eso se secó' nada más. Yo he sido ‘plantón’ (ayudante) también. Yo he sido pendejo, por eso me han hecho ingresar a la Escuela de Suboficiales porque era rata pe’”, se jactaba el oficial en las grabaciones obtenidas por Auccatoma Felices.

Las órdenes del comandante

Pero entre los principales contenidos captados en video y audio de Auccatoma Felices, están las declaraciones del mismo Jimmy Grandez Sánchez, quien pedía expresamente el retiro de gasolinas de vehículos del estado. “Saque todo lo que tenga ese comancar”, se lee en una conversación de Whatsapp entregada por el soldado.

La imagen del Ejército del Perú se ha visto golpeada y no ha transcurrido ni dos meses completos desde que inició el presente año 2024. (Andina)
La imagen del Ejército del Perú se ha visto golpeada y no ha transcurrido ni dos meses completos desde que inició el presente año 2024. (Andina)

Por otro lado, el reportaje también detalla la preferencia especial que tenía Grandez por abastecer de gasolina robada a las promociones en las que había participado, de los cuales identificó a un total de cinco militares. “Va a venir mi promo, el que viene a correr. Van a sacar 10 galones, una vez que sacaron 10, se lo da 10 galones de acá de 95 y eso queda para nosotros”, se escucha decir al señalado responsable de peculado en el audio entregado Auccatoma.

Se revela la lista de 14 implicados en obtención de gasolina robada

Al ser consultado por quiénes serían algunos de los implicados en la red de compra de gasolina robada por el comandante Grandez, Auccatoma refirió que este hecho implicaría a oficiales, suboficiales y otros cargos como el suboficial López (de la banda, de mi batallón), los suboficiales Canela, Hernández e Hinostroza; además del técnico Lévano, el teniente Díaz; así como los capitanes Guzmán —el más casero, venía siempre—, Gálvez, Espinoza; y el mayor Vaca.

Asimismo, el efectivo militar consideró que los hechos delictivos eran de conocimiento de rangos más altos, pues siempre obviaban realizar inspecciones en el lugar del delito.

“Me preguntaba si era solo ahí o si era con los altos mandos. Me di cuenta de que era con altos mandos, ya que yo mismo le daba a coroneles y cuando había una inspección, venía un general a inspeccionar toda la unidad, y no revisaba la comandancia. Simplemente, no venían a revisar, el estado mayor; revisaban las compañías, pero no revisaban el estado mayor, la comandancia. Ahí seguía la gasolina, seguía el cilindro”.

Madre denuncia desaparición de sargento que reveló 'Gasolinazo' al interior del Ejército peruano. (Composición Infobae/ Panorama/ Pepa Noticias Ayacucho)
Madre denuncia desaparición de sargento que reveló 'Gasolinazo' al interior del Ejército peruano. (Composición Infobae/ Panorama/ Pepa Noticias Ayacucho)

Además, detalló que ya había presentado su denuncia ante el Departamento de Inteligencia y de Contrainteligencia del Ejército (DEICI) y para hacerlo, confesó su delito luego de haber escapado del Pentagonito. El encargado en dicha institución quedó en comunicarse con él para que se prosiga con la investigación, pero nunca recibió llamada alguna. Cansado, fue a otras instituciones, entre la Fiscalía, el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Defensa y más, pero ninguna atendió el hecho. “Fui a más de cinco entidades públicas prácticamente me paseaban, no me atendían”, denunció.

Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS