El hallazgo de la sacerdotisa de Chornancap revela el poder femenino en la antigua cultura Lambayeque

Un equipo de arqueólogos en Perú, liderado por Carlos Wester La Torre, desenterró un tesoro funerario perteneciente a la Sacerdotisa de Chornancap, desafiando las concepciones de un dominio masculino en las antiguas civilizaciones prehispánicas

Compartir
Compartir articulo
Más de 300 objetos preciosos, incluyendo joyas de oro y plata, encontrados en la tumba de la Sacerdotisa de Chornancap, reflejando la prominencia y el respeto de las mujeres en la antigua sociedad Lambayeque.
Más de 300 objetos preciosos, incluyendo joyas de oro y plata, encontrados en la tumba de la Sacerdotisa de Chornancap, reflejando la prominencia y el respeto de las mujeres en la antigua sociedad Lambayeque.

Durante muchos años se creyó que en épocas antiguas, antes de la llegada de los españoles, había solo un dominio por gobernantes masculinos hasta el descubrimiento que tuvo lugar el 18 de octubre de 2011. Un equipo de la Unidad Ejecutora 005 Naylñamp, liderado por el arqueólogo Carlos Wester La Torre, destapó un secreto milenario que desafió las percepciones arraigadas: el descubrimiento de la Sacerdotisa de Chornancap.

Este hallazgo no solo desmitificó la creencia de un gobierno exclusivamente masculino en las épocas prehispánicas, sino que también reveló la importancia de las mujeres en la estructura social de la civilización del norte de nuestro país. Fue descubierta a 80 metros al sur de la huaca Chornancap, precisamente en el área ceremonial o ritual de una estructura identificada como palacio.

La sacerdotisa de Chornancap y su tesoro funerario

El descubrimiento de la Sacerdotisa de Chornancap en 2011 ha arrojado luz sobre el papel fundamental de las mujeres en la estructura social y religiosa de la cultura Lambayeque, una civilización preincaica del norte de Perú.
El descubrimiento de la Sacerdotisa de Chornancap en 2011 ha arrojado luz sobre el papel fundamental de las mujeres en la estructura social y religiosa de la cultura Lambayeque, una civilización preincaica del norte de Perú.

Las investigaciones arqueológicas desenterraron una historia que nos transporta a la segunda mitad del siglo XIII d. C., en la decadencia de la cultura Lambayeque. La protagonista de este relato ancestral es una mujer, de entre 45 y 55 años, que en el momento de su fallecimiento, la sacerdotisa llevaba consigo un tesoro invaluable.

Brazaletes y sortijas adornaban sus brazos y dedos, meticulosamente elaborados con diminutas cuentas de chaquiras. Narigueras, orejeras, vasos ceremoniales, cetro, corona y máscara, todos ellos labrados en oro y plata, hablaban del alto estatus que ostentaba en la sociedad de la época. Dos mantos, decorados con discos lunares de cobre, cubrían su cuerpo con la esencia mítica de la cultura Lambayeque, estrechamente vinculada al mar, ya que esta cultura tiene mucha relación con ello.

La exhibición internacional de los tesoros de la Sacerdotisa de Chornancap y la reconstrucción de su rostro mediante tecnología 3D han capturado la imaginación mundial, resaltando la rica historia de las mujeres en las civilizaciones antiguas del Perú. (GOB)
La exhibición internacional de los tesoros de la Sacerdotisa de Chornancap y la reconstrucción de su rostro mediante tecnología 3D han capturado la imaginación mundial, resaltando la rica historia de las mujeres en las civilizaciones antiguas del Perú. (GOB)
El tesoro funerario desenterrado contaba más de 300 objetos, entre ellos oro, plata, cobre y cerámica. Naylamp, el dios o héroe epónimo de la cultura Lambayeque o Sicán, dominaba las imágenes en estos objetos, reforzando la conexión espiritual de la sacerdotisa con su civilización.

El cuerpo reposaba sobre una plataforma de entierro elevada, indicando su posición de prominencia. A su alrededor, los restos de otras personas que sugieren rituales funerarios complejos, posiblemente sacrificados para acompañarla en su tránsito al más allá. Ocho mujeres jóvenes, de 15 a 20 años, y un pequeño camélido compartían este destino en un contexto funerario cargado de significado.

Aunque ya conocíamos a mujeres de élite de otras culturas, como la dama de Cao de la cultura Moche, la Sacerdotisa de Chornancap se erige como un testamento único de la riqueza cultural de su tiempo.

Especialistas extranjeros utilizaron la tecnología 3D y realizaron estudios arqueológicos y etnográficos para reconstruir el rostro de la sacerdotisa. Este rostro, fruto de la colaboración entre la ciencia y la historia, fue presentado al público por el Museo Bruning en diciembre de 2012, dando vida a una líder olvidada por siglos.

Fue expuesto en el extranjero

Los restos de la Sacerdotisa de Chornancap, rodeados de ofrendas y sacrificios humanos, evidencian prácticas funerarias complejas y la estimación de las mujeres en roles de liderazgo en la cultura preincaica(UE005 Naylamp)
Los restos de la Sacerdotisa de Chornancap, rodeados de ofrendas y sacrificios humanos, evidencian prácticas funerarias complejas y la estimación de las mujeres en roles de liderazgo en la cultura preincaica(UE005 Naylamp)

Los tesoros que una vez pertenecieron a la sacerdotisa de Chornancap emprendieron un viaje por los rincones más destacados de la escena museística internacional, según informa la agencia Andina. Los bienes de esta líder olvidada fueron expuestos en museos de renombre global, llevando consigo la rica historia de la cultura Lambayeque.

Desde el Museo de la Nación de Lima hasta el Museo Paul Getty en Los Ángeles, pasando por el prestigioso Museo Metropolitano de Nueva York, el Museo Quai Branly en París y el Museo de Oro en Colombia, estos tesoros atravesaron fronteras y océanos, compartiendo la narrativa de una civilización preincaica que tuvo en una mujer su figura central.

Hoy en día, el Museo Brüning de Lambayeque es el hogar permanente de esta valiosa colección. Aquí, los objetos que una vez adornaron a la sacerdotisa se erigen como testimonios tangibles de la influencia femenina en los ámbitos políticos y religiosos de tiempos pasados.

¿Dónde se encuentra el Museo Brüning?

Conoce más de la historia del norte del país. (Museo Arqueológico Nacional Brüning)
Conoce más de la historia del norte del país. (Museo Arqueológico Nacional Brüning)

Ubicado en la avenida Huamachuco s/n, Lambayeque, un espacio fascinante que resguarda la historia de esta región peruana. Con un horario de atención accesible, abierto de lunes a domingo, de 9:00 a. m. a 5:00 p. m., el museo ofrece una ventana al pasado que invita a sumergirse desde las primeras civilizaciones agro-alfareras hasta las sociedades complejas como Cupisnique, Mochica y Lambayeque

Los precios de las entradas son asequibles, permitiendo que diferentes segmentos de la población accedan a esta fuente de conocimiento. Los adultos pueden ingresar por S/ 8, estudiantes de educación superior por S/ 3 mientras que los estudiantes de educación escolar cuentan con un costo de S/ 1.

Para aquellos interesados en obtener más información sobre las exhibiciones, horarios o cualquier otro detalle, el Museo Arqueológico Nacional Brüning ofrece canales de contacto directo. Puedes comunicarte con ellos a través del correo electrónico museonacionalbruning@naylamp.gob.pe o llamando al número (074) 282110.