Stefanía Roitman, la villana de Simona estudió Economía el papel de la ficción le llegó de manera inesperada
Stefanía Roitman, la villana de Simona estudió Economía el papel de la ficción le llegó de manera inesperada

Stefi (23) vive en un amplio y cómodo piso del barrio de Villa del Parque con sus padres y su hermana. En su dormitorio hay libros, una notebook, muchas fotos, almohadones de colores… nada que la diferencie de la habitación de cualquier adolescente de la Argentina.

"Es que yo soy una chica súper simple y común a la que, de golpe, le cambió la vida. El éxito de Simona es impresionante y mi personaje funcionó muy bien. Pero nada de esto influyó en mí: yo soy la misma de siempre, sólo que ahora la gente me reconoce en la calle", explica mientras nos invita a acomodarnos en el living de su casa para charlar.

-Bueno, no sólo se trata del éxito de Lula en Simona, también estás de novia con Gastón Soffritti (26), un galán súper codiciado en el medio.

-¿Sí? ¿Tanto? (se ríe) Bueno, claro, tenés razón, eso también cambió un poco mi vida, porque yo no estaba acostumbrada a que me sacaran fotos en la calle o me hicieran una guardia. Para Gastón es algo totalmente común y lo vive muy relajado.

-¿Cuánto hace que salen? ¿Cómo empezó la relación?

-Todo comenzó en el 2014…. Hace cuatro años. Ese año yo fui a bailar a un boliche con mis amigas y Gastón había ido con su grupo, pero resulta que teníamos un amigo en común que nos presentó. Esa noche nos dimos un beso. Punto. No nos volvimos a ver más. En octubre del 2017 arrancó el casting de Simona y nos cruzamos en el canal, nos saludamos y quedó ahí. Empezó la grabación y nosotros, desde el primer día, tuvimos muchas escenas juntos y siempre las hacíamos con la mejor onda. Mucho consejo de acá, consejo de allá…. Y bueno, un día nos dimos cuenta de que lo nuestro ya no era sólo una amistad.

-¿Fue raro eso de sentir que los paparazzis te perseguían?

-Y sí, para mí fue muy raro. ¡Yo no soy famosa! Como te dije antes: no estoy acostumbrada a que alguien me saque fotos en la calle y quedé en shock cuando pasó. Lo hablé con Gastón y él me dijo: "Todo bien, no pasa nada. Quedate tranquila", así que me relajé por completo. Después sí, cuando empezamos a salir, lo supo todo el elenco, nos fuimos un finde a Punta del Este en marzo, nos sacaron mil fotos y listo: oficializamos el noviazgo.

-Gastón tuvo novias muy lindas –Laurita Fernández, Candela Vetrano, Barbie Vélez, entre otras– y también muchas fans enamoradas… ¿Cómo manejás el tema de los celos?

-Yo confieso haber sido muy celosa en otros momentos de mi vida. A ver, te aclaro: celosa normal, tampoco una psicópata que hierve conejos, ¿eh? Pero la verdad es que con Gastón empezamos esta relación de una forma tan sana y relajada que no siento celos de nadie. Jamás me dio un motivo para desconfiar. Nunca lo vi en una situación rara, todo lo contrario: me hace sentir súper segura de nosotros como pareja. Es re lindo disfrutar de una relación así.

-Dijiste que venías de una relación difícil ¿Podés contarnos un poco más de ese tema?

-Sí, tampoco es que quiero entrar en detalles, porque fue un noviazgo largo del que tengo hermosos recuerdos, pero sí: hubo momentos intensos, de desconfianza, celos, de cortar y volver mil veces… todo muy complicado. Pero lo positivo de eso es que aprendí que ya no quiero un vínculo así. Tal vez por eso estoy disfrutando tanto de esta relación con Gastón.

 -¿Están pensando en convivir?

Noooo… ¡Para nada! Gastón vive solo y obvio que yo paso mucho tiempo en su casa, pero nada más. En breve, supongo, me iré a vivir sola. Es un plan que viene rondando por mi cabeza desde hace un tiempo y lo pondré en marcha ni bien pueda dedicarme a buscar un departamento. Ojo, va a ser todo un tema porque yo no sé cocinar ni planchar, soy un cero en las tareas domésticas ¡Tendré que aprender!

-Sos licenciada en Economía Empresarial, ¿pensás ejercer algún día o tu verdadera vocación es la actuación?

-Me recibí el año pasado y me encantó la carrera, pero no sé si llegaré a ejercerla en una empresa. Hoy no lo veo. A lo mejor puede servirme en el futuro, si en algún momento decido, además de actuar, iniciar un emprendimiento personal, ya que aprendí mucho sobre cómo encarar un negocio desde lo económico. Me recibí y, al poco tiempo, llegó la propuesta de Simona… ¡Todo muy loco!

-¿Te sentís cómoda en tu rol de villana?

-Sí, ¡amo a Lula! Primero me tomó por sorpresa que me llamaran para ese personaje, porque yo tengo un estilo medio naif y sonriente que, en general, se asocia con la buenaza de las series, así que me encantó el desafío de salir de ese estereotipo. Además, soy la contrafigura de Ángela (Torres).

 -¿Cómo te llevás con Ángela?

-¡Perfecto! Ángela es una actriz talentosa, generosa, siempre está de buen humor. A veces llego al piso y ella ya está ahí, cantando, mientras espera para grabar y yo me sumo y cantamos juntas, como dos locas. Es un placer trabajar con ella.

-El 29 de septiembre van a hacer un show en el Luna Park con el elenco de Simona. ¿Ya comenzaron a ensayar?

-Todavía no y estamos súper ansiosos por empezar. Van a ser dos shows ese día y la idea es que sea un formato de recital… ¡Creo que va a estar buenísimo!

-Algunas actrices se quejan de los comentarios agresivos que reciben en las redes. ¿Vos tenés un buen vínculo con tus seguidoras?

-No me puedo quejar, en general son comentarios divinos y cariñosos. Cada tanto aparece algún hater y yo admito que soy sensible y me quedo mal, un poco triste y pienso: " ¿Por qué alguien que no me conoce escribe algo tan horrible sobre mí?". Pero jamás contesto, porque creo que es darle entidad a una persona que no lo merece. ¡Me quedo con los mensajes lindos, que son muchos más!

Texto: Juliana Ferrini. Fotos: Maximiliano Vernazza

Agradecemos a: Tommy Hilfiger, Silvana Swiss Origin, Bendita Conjura, Allô Martínez y Vitamina. Peinó: Alejandro Reyes para ID Estudio con productos L'Oréal. Maquilló: Luli de la Vega para de la Vega make up con productos Revlon.