Glucosamina, el suplemento que combate desde el dolor de articulaciones hasta la osteoartritis

Pese a sus amplios usos medicinales, también se deben tener en cuenta las contraindicaciones para evitar desagradables efectos secundarios

Compartir
Compartir articulo
Ante el uso de suplementos o plantas medicinales, consulta a tu médico (Imagen ilustrativa Infobae)
Ante el uso de suplementos o plantas medicinales, consulta a tu médico (Imagen ilustrativa Infobae)

Las plantas medicinales y los suplementos ofrecen una ventana a la riqueza de la naturaleza para apoyar nuestra salud. Con sus propiedades curativas, estos pueden ser incorporados de manera inteligente en nuestra dieta y estilo de vida, siempre y cuando se utilicen bajo la supervisión de un médico.

Esta vez nos enfocaremos en glucosamina, cuáles son sus beneficios, su nivel de seguridad y eficacia, contraindicaciones, así como su reacción al interactuar con medicamentos, alimentos y otras hierbas medicinales o suplementos, de acuerdo con Medline Plus, una página de la Biblioteca Nacional de Medicina del Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) del gobierno de Estados Unidos.

Propiedades medicinales

La glucosamina es una sustancia química que se encuentra en el cuerpo. Los suplementos de glucosamina se venden como sulfato de glucosamina, clorhidrato de glucosamina y N-acetil glucosamina.

El cuerpo utiliza la glucosamina para producir otras sustancias químicas que forman tendones, ligamentos, cartílagos y el líquido que rodea las articulaciones.

La ingesta de glucosamina podría aumentar el cartílago y el líquido alrededor de las articulaciones y/o ayudar a prevenir su degradación.

Las personas comúnmente usan sulfato de glucosamina y clorhidrato de glucosamina para la osteoartritis. La glucosamina también se usa para el dolor articular, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple y muchas otras condiciones, pero no existe una buena evidencia científica que respalde estos otros usos.

Efectividad y efectos secundarios

La ingesta de sulfato de glucosamina durante al menos cuatro semanas puede aliviar el dolor y mejorar la función de las personas con osteoartritis de rodilla.

Los productos que contienen clorhidrato de glucosamina no parecen funcionar tan bien a menos que se tomen en combinación con otros ingredientes. La ingesta de sulfato de glucosamina no parece reducir el riesgo de contraer osteoartritis.

El sulfato de glucosamina es probablemente seguro en la mayoría de los adultos cuando se usa hasta por tres años. El clorhidrato de glucosamina es posiblemente seguro para la mayoría de los adultos cuando se usa hasta por tres años.

La N-acetilglucosamina también es posiblemente segura cuando se usa hasta por seis meses. La glucosamina puede causar algunos efectos secundarios leves que incluyen hinchazón, náuseas, diarrea y estreñimiento.

No hay suficiente información confiable para saber si el sulfato de glucosamina, el clorhidrato de glucosamina o la N-acetilglucosamina son seguros de usar durante el embarazo o la lactancia. Manténgase en el lado seguro y evite su uso.

Sin importar el nivel de seguridad y eficacia de una planta medicinal o suplemento, lo ideal es acudir al médico (Imagen ilustrativa Infobae)
Sin importar el nivel de seguridad y eficacia de una planta medicinal o suplemento, lo ideal es acudir al médico (Imagen ilustrativa Infobae)

La glucosamina podría empeorar el asma. Hasta que se sepa más, las personas con asma deben tener cuidado al tomar productos que contengan glucosamina.

La glucosamina podría aumentar la presión dentro del ojo y podría empeorar el glaucoma. Si tiene glaucoma, hable con su proveedor de atención médica antes de tomar glucosamina.

La glucosamina se produce a partir de las conchas de camarones, langostas y cangrejos. Si tiene alergia a los mariscos, hable con su proveedor de atención médica antes de usar glucosamina.

Interacciones y reacciones

Warfarina: La warfarina se usa para retardar la coagulación de la sangre. La ingesta de glucosamina con condroitina o sin esta aumenta los efectos de la warfarina. Esto puede aumentar el riesgo de hemorragias y hematomas graves.

Medicamentos para el cáncer: Algunos medicamentos para el cáncer actúan disminuyendo la rapidez con que las células cancerosas pueden copiarse a sí mismas. La glucosamina podría bloquear el funcionamiento de estos medicamentos. La ingesta de glucosamina junto con algunos medicamentos para el cáncer podría disminuir la eficacia de estos medicamentos.

Acetaminofén: La ingesta conjunta de sulfatode glucosamina y acetaminofén podría afectar la eficacia de cada uno. Pero se necesita más información para saber si esta interacción es una gran preocupación.

Medicamentos para la diabetes: La glucosamina puede aumentar los niveles de azúcar en sangre. La ingesta de glucosamina junto con medicamentos para la diabetes podría reducir los efectos de estos medicamentos. Controle de cerca su nivel de azúcar en sangre.

Sulfato de condroitina: La ingesta de sulfato de condroitina junto con clorhidrato de glucosamina podría reducir los niveles sanguíneos de hidrocloruro de glucosamina. Pero no está claro si esto cambiará los efectos del clorhidrato de glucosamina.

Con información de Medline Plus

SEGUIR LEYENDO