El Cerro Catedral ofrece 1.200 hectáreas abiertas para la práctica de esquí y snowboard (Foto: Julián Donatelli)
El Cerro Catedral ofrece 1.200 hectáreas abiertas para la práctica de esquí y snowboard (Foto: Julián Donatelli)

Esta semana se llevó a cabo la primera clase de esquí inclusivo en el Cerro Catedral, organizada de manera conjunta por la escuela Fire on Ice, la Fundación Challenge Argentina y Catedral Alta Patagonia. En esa clase, participó un grupo de egresados de un colegio proveniente de Beltrán, en la provincia de Santa Fe. Como parte del grupo viajó un alumno con discapacidad que pudo esquiar y disfrutar de la nieve junto a sus compañeros en una silla adaptada.

La clase general fue dictada por Germán Vega, el primer instructor de esquí convencional en silla de ruedas del mundo, lo que representó un gran desafío para él. "Lo principal fue que el alumno con discapacidad pudo ejercer su derecho de disfrutar de la montaña y del esquí junto a sus compañeros. Esto es algo que debería ser así en todos los grupos de egresados en los que haya algún alumno con discapacidad, o con algún tipo de limitación física temporal", comentó Vega, quien logró recibirse con certificación AADIDES (Asociación Argentina de Instructores de Esquí).

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Otro aspecto que destacó fue que el grupo tomó con total naturalidad que él les dictara una clase de esquí convencional estando en silla de ruedas. "En ningún momento nadie trató de ayudarme, ni me preguntaron qué tipo de discapacidad tenía, sino que percibí que el concepto de inclusión lo tienen totalmente incorporado y eso me llenó de emoción", agregó. Para la Fundación Challenge, Catedral Alta Patagonia y Fire On Ice es un orgullo ser pioneros en prácticas de inclusión. La pasión por la montaña y los deportes de nieve no tiene ni debe tener ningún límite.