Una compañía británica ofrece esparcir tus cenizas en el espacio

Una compañía británica ha lanzado un nuevo servicio en el cual enviará al espacio los restos de aquellas personas que lo deseen, una vez hayan fallecido. Sus cenizas se liberarán en el cosmos, haciendo del mundo entero un lugar de descanso. Todo por poco menos de 1.000 euros. Ascensions Flights, compañía creada por dos graduados de la Universidad de Sheffield, ha estado los dos últimos años enviando con éxito cientos de artículos al espacio. Ahora, después de algunos meses de prueba, están listos para hacer este servicio público.

Your browser doesn’t support HTML5 video

"Estamos al borde de la próxima era espacial, con muchas industrias a punto de hacer realidad los vuelos espaciales comerciales", afirma Chris Rose, uno de los cofundadores. "Muchos de los fanáticos de la primera generación del espacio, embriagados por el vuelo espacial, nunca experimentarán la emoción de mirar atrás a la Tierra y cumplir ese sueño. Nuestro nuevo servicio le permite a la familia la oportunidad de cumplirlos; creemos que es la despedida definitiva para una vida bien vivida".

(iStock)

¿Qué sucede una vez contratas el servicio? La embarcación Ascensions 1, una "caja" de carga equipada con una cámara, un dispositivo de rastreo y un mecanismo de liberación sujeto a un globo lleno de hidrógeno, se lanza desde un lugar de Yorkshire. Una vez que la nave alcanza el borde del espacio, a unos 25 kilómetros más o menos, el ordenador que rastrea la trayectoria del vuelo libera el mecanismo, permitiendo que las cenizas floten suavemente hacia el espacio. Luego, el globo explota y el paracaídas acoplado lleva de vuelta la urna vacía a la Tierra.

"Cuando se liberan las cenizas, los vientos de la estratosfera separan las partículas por todo el planeta", afirma la compañía. De hecho Ascensions Flights afirma que algunas partículas pueden escapar de la atracción gravitacional de la Tierra e irse más allá. Cualquier humedad residual en el recipiente se congela instantáneamente, revelando un halo de brillo. "Todos somos polvos de estrellas", afirma Chris Rose. "Así que esto se siente como un sentido homenaje a aquellos que hemos vivido en el prólogo de la era espacial".

Mas Noticias