Cómo preparar el licuado de la “alegría”, rico en colágeno y vitaminas, que ayuda a fortalecer tus huesos

Tomar un licuado por la mañana puede proporcionar una combinación equilibrada de nutrientes esenciales, energía sostenida, hidratación y beneficios digestivos

Guardar

Nuevo

Los licuados pueden ser beneficiosos para la salud digestiva. La fibra natural presente en las frutas y verduras puede promover el tránsito intestinal regular y alimentar a las bacterias. / Foto: Shutterstock.
Los licuados pueden ser beneficiosos para la salud digestiva. La fibra natural presente en las frutas y verduras puede promover el tránsito intestinal regular y alimentar a las bacterias. / Foto: Shutterstock.

Tomar un licuado antes de comenzar el día puede ofrecer varios beneficios significativos para la salud y el bienestar general. Estos beneficios se derivan de la combinación de ingredientes nutritivos que suelen estar presentes en los licuados, como frutas, verduras, proteínas y grasas saludables.

En primer lugar, los licuados pueden ser una excelente fuente de energía matutina. Las frutas y verduras frescas contienen carbohidratos naturales que proporcionan energía rápida y sostenida. Estos carbohidratos complejos ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre estables, evitando los picos y caídas que pueden provocar la sensación de cansancio a lo largo del día.

Además, los licuados pueden ser una rica fuente de vitaminas y minerales esenciales. Al incorporar una variedad de frutas y verduras, uno puede asegurar una ingesta adecuada de vitaminas como la vitamina C, vitamina A, y varios del grupo B, así como minerales como el potasio, el magnesio y el hierro.

Tomar un licuado antes de comenzar el día puede ofrecer varios beneficios significativos para la salud y el bienestar general.  - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Tomar un licuado antes de comenzar el día puede ofrecer varios beneficios significativos para la salud y el bienestar general. - (Imagen Ilustrativa Infobae)

Estos nutrientes son vitales para el funcionamiento óptimo del cuerpo, incluyendo el sistema inmunológico, la salud de la piel y el metabolismo.

Más que simples licuados, amigos de la salud

Otro beneficio importante es la hidratación. Los licuados son en su mayoría líquidos, y el consumo matutino puede ayudar a reponer los niveles de agua del cuerpo después de varias horas de sueño. La hidratación adecuada es crucial para el funcionamiento de todos los sistemas corporales y puede influir en la concentración y el estado de ánimo durante el día.

Por otro lado, los licuados permiten incluir fuentes de proteínas de alta calidad, como yogur, leche o suplementos proteicos, que son esenciales para la reparación y construcción de los tejidos. Las proteínas también juegan un papel fundamental en la sensación de saciedad, lo que puede ayudar a controlar el apetito y evitar el consumo de alimentos ultraprocesados y altos en calorías a media mañana.

Incluir grasas saludables en los licuados, como aguacate, semillas de chía o frutos secos, contribuye a la absorción de vitaminas liposolubles y proporciona una fuente sostenida de energía. Estas grasas también son importantes para la salud del corazón y el cerebro.

Finalmente, los licuados pueden ser beneficiosos para la salud digestiva. La fibra natural presente en las frutas y verduras puede promover el tránsito intestinal regular y alimentar a las bacterias beneficiosas del intestino, contribuyendo a una microbiota saludable.

Los licuados permiten incluir fuentes de proteínas de alta calidad, como yogur, leche o suplementos proteicos, que son esenciales para la reparación y construcción de los tejidos. / Archivo Infobae
Los licuados permiten incluir fuentes de proteínas de alta calidad, como yogur, leche o suplementos proteicos, que son esenciales para la reparación y construcción de los tejidos. / Archivo Infobae

Tomando en cuenta todo esto, tomar un licuado por la mañana puede proporcionar una combinación equilibrada de nutrientes esenciales, energía sostenida, hidratación y beneficios digestivos, contribuyendo a un inicio de día saludable y productivo.

La “alegría” en una rica receta

El licuado de leche, plátano y amaranto es una excelente opción para quienes buscan un desayuno nutritivo y rápido. Esta mezcla combina varios beneficios nutricionales en una sola bebida. La leche aporta calcio y proteínas esenciales para el fortalecimiento de huesos y músculos.

Además, el plátano es una excelente fuente de potasio, vitamina B6 y fibra, que ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre y proporciona energía sostenida.

Por su parte, el amaranto es rico en proteínas, minerales como el hierro y el magnesio, y aporta una buena cantidad de antioxidantes. Juntos, estos ingredientes crean un licuado equilibrado que no solo es delicioso, sino también beneficioso para la salud, ideal para empezar el día con energía y vitalidad.

Ingredientes

  • 1 plátano maduro
  • 1 vaso de leche (puede ser de vaca, almendra, soja, etc.)
  • 2 cucharadas de amaranto
  • 1 cucharadita de miel (opcional)
El amaranto es rico en proteínas, minerales como el hierro y el magnesio, y aporta una buena cantidad de antioxidantes. / El poder del consumidor
El amaranto es rico en proteínas, minerales como el hierro y el magnesio, y aporta una buena cantidad de antioxidantes. / El poder del consumidor
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • Hielo al gusto (opcional)

Instrucciones

  • Pela el plátano y córtalo en trozos.
  • Coloca los trozos de plátano en la licuadora.
  • Añade el vaso de leche.
  • Incorpora las dos cucharadas de amaranto.
  • Si lo deseas, agrega la cucharadita de miel y la esencia de vainilla.
  • Añade hielo si prefieres un licuado frío.
  • Licúa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  • Sirve inmediatamente y disfruta.

Perfecto para desayunos rápidos, este licuado es una opción que combina sabor y nutrición en cada sorbo. Además de los beneficios mencionados, el licuado de leche, plátano y amaranto también es una excelente fuente de fibra dietética.

El licuado de leche, plátano y amaranto también es una excelente fuente de fibra dietética. / Foto: Mr Juice Saludable, FB
El licuado de leche, plátano y amaranto también es una excelente fuente de fibra dietética. / Foto: Mr Juice Saludable, FB

La fibra presente en el plátano y el amaranto ayuda a promover una digestión saludable y puede contribuir a la sensación de saciedad, lo que puede ser útil para el control del peso.

Guardar

Nuevo