Así operaban los Arellano Félix en la época en la que Paco Stanley fue asesinado

Se presume que los líderes del Cártel de Tijuana participaron en el asesinato del conductor televisivo debido a su amistad con Amado Carrillo Fuentes

Guardar

Nuevo

Se presume que los hermanos Arellano Félix estuvieron implicados en el asesinato de Paco Stanley
(Foto: Especial)
Se presume que los hermanos Arellano Félix estuvieron implicados en el asesinato de Paco Stanley (Foto: Especial)

A raíz de la serie ¿Quién lo mató? se ha vuelto a hablar sobre uno de los crímenes que más ha marcado el mundo del espectáculo en México: el asesinato de Francisco Jorge Stanley Albaitero, mejor conocido como “Paco Stanley”, recordado por conducir el programa televisivo Una tras otra, transmitido en TV Azteca.

El asesinato de Paco Stanley ocurrió un día como hoy (7 de junio) hace 25 años. Aquella mañana de 1999, el conductor fue acribillado con cuatros disparos en la cabeza por unos sicarios cuando salió del restaurante El Charco de las Ranas, ubicado en la avenida Periférico Sur del entonces Distrito Federal (DF).

A más de dos décadas de lo ocurrido, aún no se esclarecen las causas de su asesinato. Hay varias hipótesis, pero una que se aborda en el reciente programa de Amazon Prime detalla que se trató de un ataque ordenado por los hermanos Arellano Félix, ya que supuestamente Paco Stanley era amigo del narcotraficante sinaloense Amado Carrillo Fuentes, alias ‘El Señor de los Cielos”.

Sin que se conozcan a los autores intelectuales del crimen, en la serie ¿Quién lo mató? (protagonizada por Diego Boneta, Luis Gerardo Méndez y Roberto Duarte) se vuelve a hablar sobre la supuesta implicación de los Arellano Félix en este asesinato que, pese a las diversas teorías, sigue sin resolverse.

Los hermanos Arellano Félix se asentaron en Tijuana, Baja California, para dedicarse al tráfico de drogas (Ilustración: Infobae México)
Los hermanos Arellano Félix se asentaron en Tijuana, Baja California, para dedicarse al tráfico de drogas (Ilustración: Infobae México)

El clan familiar de los Arellano Félix

Originarios de Sinaloa, los hermanos Arellano Félix dieron sus primeros pasos en el ámbito del narcotráfico al lado de Miguel Ángel Félix Gallardo, quien logró consolidarse como uno de los principales traficantes a Estados Unidos (EEUU) de marihuana y heroína en la década de los setenta.

La captura de Félix Gallardo el 8 de abril de 1989 y la disolución del llamado Cártel de Guadalajara llevó a que los hermanos Arellano Félix mostraran interés en formar su propia organización criminal. Fue así que se trasladaron a la ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, para continuar con el trasiego de drogas. De ahí que su organización también es conocida como el Cártel de Tijuana.

El líder más reconocido fue Benjamín, pero Ramón, Francisco Javier, Rafael y Eduardo también pasaron al frente de la organización. La familia estaba integrada por dos hermanos más, pero estos decidieron hacerse a un lado y no participar en los negocios del narcotráfico.

En la década de los 90, los Arellano Félix tuvieron que enfrentarse con otros narcotraficantes en su afán por expandir sus actividades ilícitas. Entre las disputas más sangrientas que sostuvieron en aquellos años destaca la que sostuvieron con Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’.

"El Chapo" Guzmán mantuvo una cruenta disputa con los hermanos Arellano Félix en la década de los 90 (Foto: Reuters)
"El Chapo" Guzmán mantuvo una cruenta disputa con los hermanos Arellano Félix en la década de los 90 (Foto: Reuters)

Disputa con el Cártel de Sinaloa

En los años 90, los Arellano Félix se vieron implicados en una lucha territorial con otra de las organizaciones del narcotráfico con mayor poderío: el Cártel de Sinaloa, el cual en ese entonces era encabezado por Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, acompañado de su socio Héctor ‘El Güero’ Palma.

Uno de los episodios más recordados de esa disputa fue el asesinato del cardenal Jesús Posadas Ocampo. En mayo de 1993, los hermanos Arellano Félix enviaron a sicarios a interceptar a ‘El Chapo’ Guzmán en un aeropuerto de Guadalajara, pero en su lugar fue asesinado el religioso.

A raíz de ese crimen (el cual supuestamente se trató de una confusión), ‘El Chapo’ fue detenido por primera vez. Su captura se realizó el 9 de junio de 1993 en Guatemala, país al que había huido por la persecución policial que provocó el asesinato del cardenal Ocampo.

Sin embargo, los Arellano Félix tenían que libar otra batalla, ahora con el Cártel de Juárez, encabezado por Amado Carrillo Fuentes.

Amado Carrillo Fuentes supuestamente tenía vínculos con el conductor Paco Stanley (Foto: Archivo)
Amado Carrillo Fuentes supuestamente tenía vínculos con el conductor Paco Stanley (Foto: Archivo)

Atentado contra Amado Carrillo

El mismo año en que los Arellano Félix pretendieron acabar con la vida de ‘El Chapo’ Guzmán, intentaron ultimar a Amado Carrillo Fuentes, quien se había hecho de un renombre gracias a la flota de aeronaves que usaba para transportar cocaína desde Colombia (de ahí el mote de ‘El Señor de los Cielos’).

En diciembre de 1993, los Arellano Félix enviaron a tres de sus sicarios a asesinar a Amado Carrillo en el DF, ya que solía acudir cada mes o dos meses al restaurante Bali-Hali —ubicado sobre Avenida de los Insurgentes— para degustar de mariscos. Aunque tenían identificados sus movimientos, no pudieron cumplir con su acometido, según señala el periodista Jesús Blancornelas en su libro El Cártel. Los Arellano Félix: la mafia más poderosa en América Latina.

“En diciembre de 1993, ‘El Señor de los Cielos’ estaba en el restaurante Bali-Hai del Distrito Federal, lo acompañaban esposa y amigos; de repente entraron los arellanistas; quisieron y no pudieron ejecutarlo”, señala Blancornelas en el libro referido.

El líder del Cártel de Juárez, aunque sobrevivió, guardó cierto rencor con los Arellano Félix, ya que en ese atentado había resultado herida su esposa. “Amado Carrillo tenía mucho odio a los Arellano, y no tanto por el intento de matarlo. Entendía con claridad cómo en su ‘profesión’ se corrían esos apuros. No, su muina fue que hirieron a su mujer”, detalla Blancornelas.

El periodista indica que fuentes confidenciales le indicaron que Amado Carrillo estuvo a punto de asociarse con el Cártel de Tijuana a cambio de una petición: que los Arellano entregaran a los tres sicarios que intentaron matarlo. Los nexos nunca pudieron concretarse, pues Amado murió en julio de 1997 tras someterse a una cirugía estética para modificar su rostro.

Adán Amezcua se involucró en el tráfico de metanfetamina junto a sus hermanos y fue detenido en al menos tres ocasiones (Foto: Archivo)
Adán Amezcua se involucró en el tráfico de metanfetamina junto a sus hermanos y fue detenido en al menos tres ocasiones (Foto: Archivo)

Los nexos de los Arellano Félix

Así como el Cártel de Tijuana mantenía una disputa con el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Tijuana, también formó vínculos con otras agrupaciones criminales en los 90. Una de ellas fue el llamado Cártel de Colima, encabezado por los hermanos José de Jesús, Adán y Luis Ignacio Amezcua Contreras, quienes en su tiempo fueron apodados como “Los reyes de las metanfetaminas”.

En su libro El Último narco: su captura, el periodista Malcolm Beith indica que los hermanos Amezcua —además de buscar socios en Holanda y Tailandia para traficar efedrina, y traficar metanfetaminas en Arkansas, California, Carolina del Norte, Georgia y Texas, en Estados Unidos— lograron establecer vínculos con los Arellano Félix.

“En la cúspide de sus actividades, se consideraba que los Amezcua estaban entre ‘los mayores contrabandistas del mundo’ de efedrina y productores clandestinos de metanfetaminas. Tenían redes por las que abastecían la droga a los consumidores estadounidenses y también la vendían a los Arellano Félix”, señala el autor.

A partir de la segunda mitad de la década de los 90, los hermanos colimenses vieron caer poco a poco el narcoimperio que habían construido. Entre 1993 y 1995, Adán estuvo preso en la cárcel de Norko, California, bajo el nombre de José Luis Manzano. En 1997 volvió a ser detenido por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en la carretera Las Guásimas-Colima.

Paco Stanley, conductor televisivo, fue asesinado en 1999 en el entonces DF (Foto: Twitter @GilbertoBrenis)
Paco Stanley, conductor televisivo, fue asesinado en 1999 en el entonces DF (Foto: Twitter @GilbertoBrenis)

Luego de purgar una condena de un año y seis meses de prisión, Adán logró recuperar su libertad. Sin embargo, en mayo de 2001 fue detenido por última vez en el estado de Jalisco. En cuanto a José de Jesús y Luis Ignacio, fueron detenidos en junio de 1998 en Guadalajara.

En su momento, los hermanos Amezcua fueron vinculados al asesinato de Paco Stanley. Tras la muerte del conductor televisivo, la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), encabezada por Samuel del Villar, recibió información de un cocinero de los hermanos Jesús y Luis Amezcua, llamado Luis Gabriel Valencia, quien desde el Reclusorio Sur indicó que los líderes del Cártel de Colima estaban entre los supuestos autores intelectuales del asesinato del comediante, aunque se encontraban tras las rejas.

En agosto de 1999, los hermanos Amezcua negaron su participación en el asesinato de Pacto Stanley y dijeron desconocer a Mario Bezares y Paola Durante, conocidos del conductor que también habían sido implicados en el crimen.

Pese al supuesto involucramiento de los Arellano Félix en el asesinato de Stanley, su muerte aún no ha sido esclarecida del todo, pues no se han identificado los motivos que los líderes del Cártel de Tijuana tenían para acabar con la vida del conductor, aunque en la serie ¿Quién lo mató? se abre la posibilidad de que se trató de un mensaje dirigido a todos los socios del Cártel de Juárez, hechos que no han sido confirmados.

Guardar

Nuevo

Más Noticias