En qué consiste el método de la “cartera de inversión” para lograr la felicidad, según Harvard

Desde esta perspectiva todos somos corredores de la bolsa de valores buscando como ganancia este estado de bienestar

Compartir
Compartir articulo
La felicidad debe ser vista como tu inversión más importante (Imagen Ilustrativa Infobae)
La felicidad debe ser vista como tu inversión más importante (Imagen Ilustrativa Infobae)

Alcanzar la felicidad es uno de los principales objetivos de todas las persona; sin embargo, muchas veces puede parecer más difícil de lograr de lo que parece.

Es por esta razón que existen muchos estudios, elaborados por parte de las mejores universidades del mundo, que tratan de descubrir cuál es la verdadera clave para alcanzarla.

Una de estas instituciones, que más se ha enfocado en realizar investigación sobre el tema, es la Universidad de Harvard, donde catedráticos y especialistas ha revelado conocimiento muy interesante sobre tema.

Uno de estos profesores es Arthur Brooks, quien imparte varias clases sobre el tema de la felicidad y ha escrito diversos artículos al respecto, en uno de los cuáles hablo sobre la felicidad desde una perspectiva financiera que podría resultar interesante analizar.

¿Qué es el método de la “cartera de inversión” y como se aplica para lograr la felicidad?

La cartera de inversión es un concepto retomado de la economía que señala que, para lograr que nuestras inversiones sean redituables y nos generen activos (ganancias), es necesario seguir algunas reglas y apostar de la manera más inteligente posible.

Para tener una cartera de inversión saludable se deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Establecer objetivos de inversión
  2. Conocer tu nivel de tolerancia al riesgo
  3. Elegir tu enfoque de inversión: agresivo, moderado o conservador
  4. Diversificar diversificación tus inversiones
La felicidad debe verse como inversión que debe seguir los mismos principios que una inversión monetaria (Imagen Ilustrativa Infobae)
La felicidad debe verse como inversión que debe seguir los mismos principios que una inversión monetaria (Imagen Ilustrativa Infobae)

En este sentido, para invertir en búsqueda de la felicidad es vital establecer objetivos, no invertir en un solo activo (diversificar) y establecer tu nivel de tolerancia al riesgo, algo que puede ir cambiando conforme adquieras confianza y seguridad.

Además, de acuerdo con el catedrático, es importante asimilar (y aceptar) desde el inicio que el 50% de los factores que influyen en nuestra felicidad no dependen de nosotros, pues provienen de factores tanto genéticos como ambientales que no podemos controlar.

Esto podría verse como los cambios sociales o sucesos históricos que influyen en la bolsa de valores y que no dependen de los corredores.

A su vez, queda un 50% que sí depende de nuestras acciones y decisiones y es en el que debemos concentrarnos.

Viéndolo de esta manera, Brooks explica que, algunos de los activos que él ha visto que es donde más conviene invertir para lograr la felicidad es en 4 principalmente, los cuales son:

-Algo en que tener fe

-Familia

-Amigos y comunidad

-Trabajo satisfactorio

Para Brooks, cuando se invierte tiempo, dinero y esfuerzo en estas áreas es cuando aumentan nuestras probabilidades de obtener la felicidad como ganancia.

En última instancia, equilibrar y dar prioridad a estas áreas puede mejorar significativamente cómo nos sentimos debido a que no estarás apostando todo a una sola “canasta” sino a varias de igual manera así que si una no funciona, aún podrás obtener ganancia de las demás.

Invertir en relaciones personales es una de las mejores formas de lograr la felicidad (Imagen ilustrativa Infobae)
Invertir en relaciones personales es una de las mejores formas de lograr la felicidad (Imagen ilustrativa Infobae)

¿Cuáles son los tres hábitos que más brindan felicidad según Harvard?

Pero, además de trabajar en esta cartera de inversiones, otros estudios elaborados por la universidad, han encontrado que existen algunos hábitos que también son fundamentales para alcanzar este anhelado objetivo.

En sus resultados encontraron que existen tres que son los más importantes:

1. Realizar actividad física

Más allá de ser una cuestión de salud física, el ejercicio también es vital para tener una mejor salud mental. Diversos estudios han demostrado que realizar actividad física no solo ayuda a mejorar la salud de los huesos, los músculos y el corazón, sino que durante el ejercicio el cuerpo humano libera una gran cantidad de serotonina y oxitocina, hormonas encargadas de hacernos experimentar sensaciones de bienestar y, por lo tanto, de felicidad.

El ejercicio físico libera endorfinas de la felicidad
El ejercicio físico libera endorfinas de la felicidad

2. Disfrutar de los pequeños placeres

Está bien soñar en grande y siempre superar nuestros logros anteriores; sin embargo, especialistas de Harvard aseguran que para sentirnos felices cada día y experimentar menor frustración, es necesario aprender a disfrutar actividades pequeñas que nos produzcan placer y que podamos hacer durante algunos minutos cada día.

Los momentos más simples son los más felices (Imagen ilustrativa Infobae)
Los momentos más simples son los más felices (Imagen ilustrativa Infobae)

3. Reduce el número de posibilidades

En la actualidad existe una gran oferta para todas nuestras necesidades, esto podría parecer positivo, pero muchas veces no lo es, pues un exceso de posibilidades dificulta la toma de decisiones y nos genera sentimientos de frustración.

Reducir tus opciones reducirá también tu agobio por elegir a mejor Imagen ilustrativa Infobae)
Reducir tus opciones reducirá también tu agobio por elegir a mejor Imagen ilustrativa Infobae)

Aunque en el exterior haya muchas opciones trata de reducir el número de posibilidades en tu vida. Viste de manera más uniformada, ten una sola plataforma de streaming, elige sólo los planes que en verdad desees hacer, si ya encontraste artículos de higiene que te funcionan no pruebes nuevos, por mencionar algunos ejemplos.