Además del fast track, Morena y sus aliados aprobaron leyes con quórum alterado

La Cámara de Senadores requiere de una participación mínima de 65 legisladores para discutir dictámenes legislativos

Compartir
Compartir articulo
Senadores de Morena aprobaron vía fast track una veintena de dictámenes legislativos. (@OvidioPeraltaS)
Senadores de Morena aprobaron vía fast track una veintena de dictámenes legislativos. (@OvidioPeraltaS)

La falta de un sistema electrónico para registrar la asistencia y los votos en la inusual jornada de la Cámara de Senadores derivó en la alteración del número de sufragios para la aprobación de, por menos, dos dictámenes.

De acuerdo con el Reglamento del Senado de la República, la Cámara Alta requiere que su quórum cuente con mínimo 65 integrantes (de los 128 que conforman el Pleno) para la discusión de los asuntos legislativos contemplados en la orden del día. De otro modo, el Presidente de la Mesa Directiva debe declarar concluida la sesión y la invalidación de los dictámenes aprobados.

No obstante, en un par de discusiones de la sesión del pasado 29 de abril (expeditamente organizada en el patio de la sede alterna, en Xicoténcatl) la Secretaria de la Mesa Directiva, Verónica Camino Farjat, vociferó un resultado cuya suma daba por resultado un quórum de 66 legisladores y legisladoras; cuando en dichas votaciones había participado sólo 64 integrantes, es decir, uno menos del mínimo para sesionar.

El Presidente de la Mesa Directiva está obligado a terminar una sesión si no se junta el quórum necesario. (@Cecilia__SG)
El Presidente de la Mesa Directiva está obligado a terminar una sesión si no se junta el quórum necesario. (@Cecilia__SG)

Ejemplo de ello fue la votación para la eventual extinción del organismo “Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero”. Según la legisladora por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el decreto había sido aprobado con 57 votos a favor, 4 en contra y 5 abstenciones.

Sin embargo, el conteo de la sesión transmitida por YouTube y corroborado por Infobae México indicó que se juntaron 55 votos a favor, 5 abstenciones (José Ramón Enrique Herrera, Olga Sánchez Cordero, Cecilia Pinedo Alonso, Manuel Velasco Coello y Susana Harp Iturribarría) y 4 en contra (Rafael Espino de la Peña, Ricardo Monreal, Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo y Cecilia Margarita Sánchez García); dando un total de 64 participantes para dicha discusión.

En dos dictámentes se contabilizaron erróneamente los votos. (@CristobalASolis)
En dos dictámentes se contabilizaron erróneamente los votos. (@CristobalASolis)

Lo mismo ocurrió con el dictamen para la “Ley General en Materia de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación”, sin embargo, al contabilizar lo dicho por Camino Farjat se identificó un margen de error de 2 puntos para los votos en favor; 9 para los que estaban en contra, y una en las abstenciones.

Es decir, la Secretaria de la Mesa indicó que dicho proyecto recibió 48 sufragios a favor, 2 en contra y 6 abstenciones. Pero el conteo hecho por este medio identificó 46 votos a favor, 11 en contra (Rafael Espino de la Peña, Gilberto Ruiz Herrera, Cecilia Márquez Alvarado, Ricardo Monreal, Lucy Meza, Ernesto Pérez Astorga, Cecilia Pineda Alonso, Estela Piña Gudiño, Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo, Margarita Sánchez García y Mónica Fernández Valúa) y 7 abstenciones (Raúl Bolaños Cacho, José Ramón Enríquez Herrera, Olga Sánchez Cordero, Soledad Luévano Cantú, Michel Camarena, Manuel Velasco Coello y Susana Harp Iturribarría).

Cabe señalar que ninguno de los dos conteos suma el quórum mínimo necesario para el dictamen que modificaría al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a fin de convertirse en el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt).

A ello, es pertinente mencionar que — según lo visto en la sesión — ninguna autoridad de la Cámara rectificó el conteo realizado con base en la lista de asistencia de la última sesión del periodo ordinario.

Senado no completó el quórum necesario (65 votos) para aprobar un dictamen en materia de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación.

Fue una veintena de reformas que legisladores de afines a la autodenominada Cuarta Transformación (4T) aprobaron vía fast track sin presencia de oradores, ni lectura de los dictámenes y en un recinto “improvisado” ante la protesta de miembros de oposición que obligó a cancelar la sesión.

El pasado 28 de abril, miembros del Partido Acción Nacional (PAN) impusieron un plantón en la tribuna del recinto luego del rechazo a la candidatura de Ricardo Salgado Perrilliat para ser el nuevo comisionado del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI).

Esto, colaboró a que las y los morenistas — y de partidos aliados — pudieran legislar de manera apresurada dos decenas de iniciativas durante la tarde, noche y madrugada del pasado 29 de abril sin alguna resistencia del bloque adversario. Un acto que fue duramente condenado por personalidades de dicho grupo, quienes lo tacharon de ser “una traición y simulación”.