Agresor de María Elena Ríos interpuso amparo contra negativa a modificación de medida cautelar

De acuerdo con la saxofonista, Juan Antonio Vera Carrizal interpuso otra demanda de amparo para evitar permanecer en la cárcel

Guardar

Nuevo

La saxofonista acusó que el esxdiputado inició una demanda de amparo en contra de la medida cautelar que le fue impuesta (REUTERS/Raquel Cunha)
La saxofonista acusó que el esxdiputado inició una demanda de amparo en contra de la medida cautelar que le fue impuesta (REUTERS/Raquel Cunha)

Durante la madrugada de este 1 de abril, la saxofonista y sobreviviente a un intento de feminicidio, María Elena Ríos informó que su presunto agresor inició otra demanda de amparo.

Se trata de Juan Vera Carrizal, exdiputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señalado como el autor intelectual del intento de feminicidio en 2019 y cuya demanda de amparo sería en contra de la resolución que le negó la modificación de medida cautelar.

Así lo dio a conocer poco antes de las dos de la mañana la activista a través de sus redes sociales en donde sube actualizaciones constantes sobre el proceso en contra de su presunto agresor.

Sobre el tema, indicó que estaba arribando al estado de Oaxaca para recoger la notificación sobre la demanda de amparo. Aseguró que era cansado, pero que se repondría.

“1:50 de la mañana. Voy llegando a #Oaxaca para recoger la notificación URGENTE de #VeraCarrizal. Esta vez, inició OTRA demanda de amparo, en contra de la resolución que revocó la revisión y modificación de la medida cautelar. Es cansado, pero cenaré unos taquitos y me repongo”
Juan Antonio Vera Carrizal (Foto: Twitter@alvaromedinasan
Juan Antonio Vera Carrizal (Foto: Twitter@alvaromedinasan

Hay que recordar que Juan Vera Carrizal estuvo a punto de salir de prisión para continuar su proceso en arraigo domiciliario después de que el juez Teódulo Pacheco Pacheco del Circuito Judicial de la Mixteca le otorgara la modificación por supuestos problemas de salud en una audiencia prolongada.

Sin embargo, para el pasado 10 de marzo, Pacheco Pacheco fue retirado del caso al determinarse que había beneficiado al detenido. En su lugar fue asignada la jueza Verónica María de los Ángeles y para el 15 de marzo, se determinó que el expriista quedara en prisión preventiva.

“La resolución se pudo revertir y mi agresor continuará llevando a cabo su proceso en prisión”, informó en aquella ocasión.

Este no es el único intento de Vera Carrizal para evitar el proceso en su contra, pues había solicitado que se reclasificara el delito por el que se le estaba acusando: de femincidio en grado de tentativa a delito por lesiones.

Pero el 3 de febrero del año en curso, el magistrado de la Sexta Sala del Tribunal Superior de Justicia, Arturo Lázaro León de la Vega, negó la solicitud del exdiputado priista y empresario gasolinero.

María Elena Ríos, Juan Antonio Vera Carrizal (especial)
María Elena Ríos, Juan Antonio Vera Carrizal (especial)

Por otro lado, aún falta la detención de Juan Antonio Vera Hernández, hijo de Vera Carrizal y quien se encuentra prófugo de la justicia con una recompensa de un millón de pesos sobre sí.

El motivo por el que habrían atentado en contra de la saxofonista fue por una ruptura amorosa entre la saxofonista, también conocida como Malena, y el hijo de Vera Carrizal derivado de la violencia en la relación y actitudes machistas por parte de El Junior.

“Decía que era mi dueño, que me iba a hacer un hijo, que sin él yo no era nada, que si lo dejaba Dios me iba a castigar… él se sentía Dios al creer tener el derecho de arrebatarme la vida”, fue una de las amenazas hechas públicas por la mujer.

Ante esto, Vera Carrizal y Vera Hernández habrían contratado por 30 mil pesos a un hombre llamado Rubicel Ríos, quien junto a su padre, Ponciano H, rociaron el ácido a la mujer. Fueron detenidos por las autoridades oaxaqueñas en diciembre del 2019, ante la ola de indignación que provocó el caso a nivel nacional.

La sustancia corrosiva que penetró en su piel, dejó lesionados su cara, cuello, brazos y piernas con quemaduras de segundo grado a consecuencia del ácido. En ese entonces, María tenía 26 años.

Guardar

Nuevo