Chipmunk y el meteórico ascenso del gato que se robó el show durante el Super Bowl

El adorable ragdoll, se convirtió en toda una estrella de un día para otro después de protagonizar uno de los comerciales principales del Super Bowl LVIII

Guardar

Nuevo

El adorable ragdoll goza de una fama fruto de su excepcional actuación durante un comercial. (Instagram/catnamedsquirrel)

El Super Bowl es uno de los eventos deportivos más esperados del año; decenas de marcas pagan millones de dólares para mostrar sus comerciales a lo largo de la transmisión oficial. En el transcurso de la última edición, Chipmunk, un gato de raza ragdoll, enamoró a decenas de miles de personas al protagonizar una de estas pautas.

El cariñosamente apodado “Mayo Cat” o “Gato Mayonesa” hizo gala de sus habilidades al interpretar a la mascota de la famosa actriz y comediante Kate McKinnon. En el comercial de una famosa marca de mayonesas, Chipmunk se hizo pasar por una celebridad que asiste a programas de revista, sesiones fotográficas y que incluso imparte charlas sobre su creciente éxito.

Gracias a su participación en el comercial, Chipmunk atrajo la atención de miles de personas, quienes ya se declararon fans suyos y que no paran de expresarle su cariño a través de la cuenta de Instagram de su hermano Squirrel.

El gato que se robó el show

La primera aparición de Chipmunk en televisión fue durante el Super Bowl LVIII. (Instagram/catnamedsquirrel)
La primera aparición de Chipmunk en televisión fue durante el Super Bowl LVIII. (Instagram/catnamedsquirrel)

El éxito de Chipmunk no fue cuestión de suerte, pues su entrenadora, Molly O’Neill, quien ha participado en series y películas de renombre como Game of Thrones, Avatar, Obi-Wan Kenobi y Ashoka, trabajó arduamente durante muchos meses para garantizar que todo saliera bien.

O’Neill relató en entrevista para la revista estadounidense Parade que entrena animales profesionalmente desde hace 15 años, sin embargo, empezó a entrenar gatos alrededor de 2017, cuando le solicitaron que adiestrara a un “famoso felino” de Instagram de nombre Pompous Albert para un comercial de automóviles.

“Me enamoré de Albert. Estaba tan orgullosa de él, me hizo darme cuenta de que debía conseguir a mi propio gato”, añadió la entrenadora.

La mujer agregó que Chipmunk es muy confiado, amable y lleno de personalidad, pues no le importa usar un gorro de chef, unos auriculares con micrófono o cualquier otro aditamento necesario para salir a cámara.

La inteligente mascota de apenas ocho meses de edad es capaz de sentarse, quedarse quieta, usar ropa y sombreros, saltar, correr y frotarse cuando se le indique. Actualmente está aprendiendo otra serie de trucos.

Chipmunk se robó los corazones de millones de personas al protagonizar un comercial durante el Super Bowl LVIII. (Instagram/catnamedsquirrel)
Chipmunk se robó los corazones de millones de personas al protagonizar un comercial durante el Super Bowl LVIII. (Instagram/catnamedsquirrel)

“Para realizar estos comportamientos en el momento justo tenemos que practicar. Los animales, ‘por supuesto’, no pueden leer un guión, por lo que la única forma de prepararlos para una escena es ensayar”, indicó la dueña de Chipmunk.

O’Neill ya había prestado sus servicios como entrenadora durante otras series y películas, por lo que este último llamado no la desconcertó, sin embargo, desconocía que fuera a ser transmitido durante el enfrentamiento entre los Kansas Chiefs y los 49rs de San Francisco.

“Cuando llegamos a Nueva York para el rodaje descubrimos que el comercial sería para el Super Bowl, pero no teníamos idea de cuanto triunfaría Mayo Cat”, señaló O’Neill, quien dijo estar sorprendida con que la cara de su amada mascota apareciera en The Sphere, una arena esférica de Las Vegas compuesta enteramente por más de un centenar de pantallas.

O’Neill admitió que trabajar en un anuncio para el Super Bowl fue “muy emocionante y divertido”, y que aunque trabajen con celebridades de alto calibre como Kate McKinnon, continúan realizando su labor con “calma y profesionalismo igual que siempre”.

Aunque es un trabajo divertido, no deja de ser demandante, pues según cuenta O’Neill, debe dedicarle las 24 horas del día, ya que tiene que entrenar, limpiar y atender a los animales durante todo el día. “Es toda mi vida y no la cambiaría por nada del mundo”.

El meteórico ascenso de Chipmunk

Su actuación derritió los corazones de millones de personas. (Instagram/catnamedsquirrel)
Su actuación derritió los corazones de millones de personas. (Instagram/catnamedsquirrel)

Hablando de celebridades de alto calibre, a O’Neill le cuestionaron sobre los trucos que le enseñaría a la gata de Taylor Swift, Olivia Benson, a lo que respondió que primero tendría que conocerla un poco, debido a que todos los felinos tienen diferentes personalidades.

“Si le entusiasman las golosinas o la comida podría enseñarle un simple movimiento con las patas como ‘dar los cinco’”, dijo la dueña del gato que se está convirtiendo en toda una celebridad de redes sociales.

Las imágenes que comparte su dueña a través de la cuenta de Instagram de su hermano Squirrel rápidamente atrajeron la atención de millones de personas, quienes están de acuerdo en que tiene todo lo necesario para conquistar al mundo con su ternura.

“Creo que (Chipmunk) no tiene ni idea de que es famoso, pero realmente disfruta la atención extra de los desconocidos y, por supuesto, de todas las golosinas y premios que recibe”, concluyó O’Neill.