El abrazo que conmovió al mundo: dos osos negros se reencuentran tras ser rescatados de una granja de bilis

Los mamíferos pasaron por un proceso de cuarentena después de que fueron encontrados en condiciones inhumanas

Compartir
Compartir articulo
Momento en que los dos osos interactúan por primera vez después de pasar 20 años encerrados en una granja de bilis (Captura de Pantalla/Facebook Animals Asia)
Momento en que los dos osos interactúan por primera vez después de pasar 20 años encerrados en una granja de bilis (Captura de Pantalla/Facebook Animals Asia)

Buzz y Armstrong son dos osos negros asiáticos que fueron rescatados por activistas del santuario Animals Asia ubicado en el Parque Nacional Bach Ma en Vietnam. Los mamíferos probaron por primera vez el sabor de la libertad después de pasar toda su vida encerrados en una jaula estrecha donde no podían moverse con libertad, ni ponerse de pie.

Los animales fueron abandonados y se convirtieron en los primeros de su especie que llegaron a las nuevas instalaciones del santuario. De acuerdo con información de la organización internacional, los dos estaban en una granja de bilis donde le extraían regularmente este líquido para fines comerciales.

La administración de Animals Asia explicó en un comunicado que las condiciones en las que viven estos animales en estos espacios son inhumanas y antihigiénicas, pues los mamíferos no tienen espacio y cuando crecen suelen contorsionarse para adaptarse al lugar, lo que causa graves problemas de salud.

Sobreponerse al maltrato

La bilis de los osos es utilizada en medicina oriental (Captura de Pantalla/Facebook Animals Asia)
La bilis de los osos es utilizada en medicina oriental (Captura de Pantalla/Facebook Animals Asia)

Buzz y Armstrong recibieron atención médica en cuidados intensivos para controlar su salud física y mental. “El período de cuarentena fue importante para prepararlos para acceder a las madrigueras y recintos con otros osos, para ayudarlos a recuperar gradualmente la fuerza y la confianza”, explicó Animals Asia en su comunicado.

De acuerdo con información de la revista People, los dos mamíferos presentaron problemas de deshidratación, dentales y desnutrición, una vez que terminó la cuarentena pudo caminar en un gran hábitat al aire libre y su reacción provocó ternura en sus cuidadores.

El momento en que los osos dan sus primeros pasos en libertad fue captado en cámara por los trabajadores del lugar, en las primeras imágenes se puede ver cómo Buzz se asoma con cautela fuera de su guarida y una vez que se siente seguro al pisar con sus dos patas delanteras la hierba del lugar sale lentamente para disfrutar del sol.

Animals Asia explicó que existe una conexión muy especial entre Buzz y Armstrong, pues convivieron en la granja de bilis por más de 20 años y aunque no tuvieron ninguna interacción durante su vida en cautiverio la primera reacción que tuvieron al verse en libertad fue abrazarse.

“Cuando nuestro equipo tiró de la puerta corrediza, ambos se emocionaron mucho como aquellas parejas que pasaron mucho tiempo separados y finalmente se encontraron después de todos los anhelos y el amor”, describió la organización internacional la escena que protagonizaron los plantígrados.

Rescatar más osos

Buzz jugando con su primer regalo de navidad dentro del santuario de osos negros en Vietnam (Captura de Pantalla/Facebook Animals Asia)
Buzz jugando con su primer regalo de navidad dentro del santuario de osos negros en Vietnam (Captura de Pantalla/Facebook Animals Asia)

Animals Asia espera que en los próximos meses pueda rescatar más animales y compartir sus historias para generar conciencia sobre cómo las granjas de bilis de oso afectan en gran medida a estos animales.

Gran parte de la población de osos negros asiáticos residen en estos espacios donde les extraen esta sustancia de la vesícula biliar, ésta es utilizada como un remedio en la medicina tradicional y su valor en el mercado es alto.

La organización explicó que esta especie de mamíferos están al borde de la extinción en la región, pues en los últimos 30 años su población ha disminuido en una tercera parte.