Beckham, el gato que esperó 848 días para encontrar una familia que lo amara

El felino va a pasar su primera Navidad acompañado de las personas que decidieron abrirle las puertas de su hogar

Compartir
Compartir articulo
El felino se sorprendió demasiado después de ver que dos personas se acercaban a él (Facebook sparklecatrescue)
El felino se sorprendió demasiado después de ver que dos personas se acercaban a él (Facebook sparklecatrescue)

Beckham es un gato anaranjado que pasó 848 días en el refugio que lo rescató, el felino intentó llamar la atención de diferentes formas para que una persona lo adoptara, sin embargo, su misión fracasó en más de una ocasión hasta que una familia abrió su corazón y la reacción del animal provocó las lágrimas de las personas que lo atendieron.

La administración de Sparkle Cat Rescue, albergue donde atendieron al felino, compartió en su cuenta de Instagram el momento en que Beckham conoce a su nueva familia. El animal saltó hacia los brazos de su dueño y no se separó en ningún momento de su hombro.

Los rescatistas explicaron que estuvieron preocupados varios meses porque nadie adoptaba al felino naranja, a pesar de que siempre mostró una naturaleza amistosa. “Tiene mucha curiosidad por todo lo que le rodea. Sólo quiere jugar, explorar y mantenerse ocupado”, detalló la gerencia.

Una aventura anaranjado

Momento en que Beckham le da un abrazo a su dueño para que lo adoptara  (Facebook sparklecatrescue)
Momento en que Beckham le da un abrazo a su dueño para que lo adoptara (Facebook sparklecatrescue)

Beckham demostró tener mucha energía durante su estancia en el refugio, sin embargo, tenía que superar un trauma: los ruidos. Las personas que se hicieron cargo de él desconocen cuál es su pasado y tienen la teoría que vivió un trauma fuerte, puesto que los movimientos rápidos lo espantaban.

“Era un gatito muy tímido lo que dificultó su adopción”, comentó la administración del refugio en entrevista para el blog Love Meow. El felino con el paso del tiempo comenzó a salir de su caparazón y aprendió a convivir con las personas, sin embargo, tenía un problema con otros animales de su especie.

El gato se ponía ansioso en cuanto otro félido se comportaba de manera agresiva, pues en lugar de responder lo que hacía era contraerse y esperar a que se fuera. El refugio explicó que el animal necesitaba de un entorno adecuado para que su personalidad reluciera.

El ejemplar vivió más de dos años dentro del refugio y vio pasar a varios animales domésticos siendo adoptados por sus nuevas familias, la gerencia explicó que desde verano de 2021 pasó su vida en casa de acogidas y que muy pocas personas se interesaron en él.

“Vino a nosotros cuando era un gatito. Es muy dulce y siempre se acerca a la gente. Su mayor deseo ha sido encontrar un adoptante que lo ame toda la vida”, escribió la administración del albergue en un post para promover su adopción.

La felicidad de encontrar una familia

Cuando sus dueños abrieron la mochila transportadora el gato se metió de inmediato (Facebook sparklecatrescue)
Cuando sus dueños abrieron la mochila transportadora el gato se metió de inmediato (Facebook sparklecatrescue)

Una pareja entró al albergue, Beckham creyó que irían por otro gato, pero su rostro cambió en cuanto vio que estaban caminando hacia él. El animal no creyó lo que estaba pasando, en su rostro quedó marcada una sonrisa y se lanzó hacia sus nuevos dueños para causar una buena impresión.

El gato no se separó de los brazos de las personas que lo adoptaron y estuvo conviviendo amorosamente para que no se arrepintiera de su adopción. Sparkle Cat Rescue explicó que en cuanto las personas abrieron la mochila transportada, él se metió y esperó ansiosamente a que se lo llevaran lejos del refugio.

Beckham se convirtió en el rey de la casa y está recibiendo la atención que siempre pidió. Este diciembre va a ser muy especial para él, pues va a pasar la primera navidad en un hogar cálido siendo “el hijo consentido” de sus dueños