Perú no tiene iniciativas legales para reconocer a las familias homoparentales y monoparentales

Las familias LGBT en Perú existen, aunque el Estado no planee reconocerlas ante la ley. Susel Paredes, Ricardo Morán, Carla Duarte y Paloma Casanova son algunos ejemplos de peruanos que luchan por el goce de sus derechos y el de sus familias en una situación de desprotección por orientación sexual.

Estado peruano no cuenta con iniciativas legales para proteger a familias LGBT.
Estado peruano no cuenta con iniciativas legales para proteger a familias LGBT.

Las leyes peruanas aún no contemplan en su legislación los derechos de las personas LGBT, pero ello no ha sido un obstáculo para esta comunidad. En el país, cada vez son más los matrimonios entre personas del mismo sexo, familias homoparentales y monoparentales que luchan por ser reconocidos ante el Estado peruano. Sin embargo, pese a las acciones legales que algunas de estas familias vienen emprendiendo, no se conocen iniciativas de parte de las autoridades para su reconocimiento legal. Por el contrario, la legislación no ha mostrado avances en este sentido.

Perú se ha mostrado como uno de los países menos indicados para la conformación de un hogar compuesto de personas LGBT. Hasta la fecha, existen ciudadanos que han prometido acudir hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos para hacer valer sus derechos tras el rechazo que han recibido de parte de las autoridades de su tierra natal.

Caso Ricardo Morán

Una de las familias monoparentales más conocidas es la de Ricardo Morán y sus dos pequeños hijos. El productor de televisión se sometió a un procedimiento médico realizado en Estados Unidos, lugar donde recibió la donación de óvulos de una mujer anónima para engendrar a sus dos pequeños hijos mediante un vientre subrogado. Esta situación significó que los menores no cuenten con una madre que los reconozca a nivel legal, por lo cual no pudieron ser inscritos en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec).

Ricardo Morán junto a sus hijos, Emiliano y Catalina. (Instagram)
Ricardo Morán junto a sus hijos, Emiliano y Catalina. (Instagram)

Desde que llegaron a Perú, los hijos del comunicador han padecido una serie de obstáculos para regularizar su situación migratoria. Anteriormente, el exconductor de Yo Soy indicó que el Código Civil del país solo protege a las madres que son abandonadas, es decir, solo las mujeres pueden inscribir solas a sus hijos. En una reciente entrevista con Jaime Chincha, en Canal N, se refirió a esta situación y precisó que lo que exige solo es el derecho a la identidad que contempla la Constitución Política de Perú.

“La ley no se ha modernizado, se ha quedado en el año 1984. Al no existir esa norma (certificado de nacido vivo y documentos de la madre), se está usando eso como argumento para impedir que el derecho constitucional de mis hijos se cumpla”, dijo.

Morán explicó que uno de los requisitos para la inscripción de sus hijos es presentar el documento de identidad (DNI) de la madre, pero esto no es posible porque ambos menores fueron concebidos mediante una técnica de fecundación in vitro gracias a una donación de óvulos anónima.

Ricardo Morán habla sobre el proceso de inscripción en Reniec de sus hijos. (Canal N)

Ante esta situación, el comunicador demandó al Reniec por rechazar la inscripción de sus hijos, pero esta fue desestimada por el juez Juan Fidel Torres Tasso. Morán detalló que dicha sentencia es de carácter inconstitucional porque “viola el principio de jerarquía constitucional del artículo 51 de la Constitución”. El también director de teatro señaló que esto quita protección y derechos a sus hijos.

Paola Casanave y Carla Duarte

“Miss Cupcakes”, como también la conocen por su empresa de dulces, es una cocinera e influencer peruana que forma parte de la comunidad LGBT. En redes sociales, la repostera muestra orgullosamente la relación que comparte con Carla Duarte, especialista en temas digitales. Este año, la pareja decidió contraer matrimonio en Estados Unidos, pues en Perú la legislación no reconoce este acto entre personas del mismo sexo. Sin embargo, la falta de reconocimiento legal de su hogar genera mucho temor a Paola y Carla.

Paloma Casanave y Carla Duarte una familia peruana homoparental que espera la llegada de su primer hijo. | Foto: Instagram
Paloma Casanave y Carla Duarte una familia peruana homoparental que espera la llegada de su primer hijo. | Foto: Instagram

En una entrevista para el diario El Comercio, las mujeres confesaron que constantemente se sienten un panorama de incertidumbre sobre su estado legal, ya que el vínculo que mantienen no es legal y podría perjudicar el ejercicio de ciertos derechos que les corresponde como pareja.

Carla detalló que, al inicio, el panorama legal para las personas LGBT no las convencían de tener al pequeño en Perú. Pese a ello, Duarte y Miss Cupcakes decidieron enfrentar estos miedos y agrandar la familia. Actualmente, Paloma se encuentra embarazada de un niño muy esperado. No obstante, a través de sus redes sociales confesó que durante esta etapa afrontó momentos difíciles al identificar que la posibilidad de tener un hijo mediante dicho procedimiento era un proceso complejo al que no todos pueden acceder.

“El primer trimestre fue muy duro, mis hormonas estaban totalmente revueltas, por momentos me sentía triste, feliz, agotada, asustada y con mucha culpa. Culpa de sentirme triste a pesar de haber buscado esto con todo nuestro corazón, culpa de sentirme triste cuando sé que tantas personas lo intentan y no lo logran. Ahí entendí que la maternidad llega cargada de mucha culpa, que a veces no podemos ni explicar”, escribió en Instagram.
Paloma Casanave confesó pasar por momentos difíciles en su primer trimestre de embarazo. | Foto: Instagram
Paloma Casanave confesó pasar por momentos difíciles en su primer trimestre de embarazo. | Foto: Instagram

Susel Paredes y Gracia Aljovín

Paredes es una de las pocas congresistas que lucha por el reconocimiento de los derechos LGBT en el Poder Legislativo. La política y Gracia Aljovín mantienen una relación hace más de 15 años. Uno de sus sueños era casarse en Perú, pero esto no fue posible. Sin perder las esperanzas, acudieron a Estados Unidos a casarse en el año 2016 y exigieron a las autoridades peruanas registrar esta unión mediante las leyes peruanas; sin embargo, el Estado peruano les negó esta posibilidad.

Susel Paredes y su esposa Gracia Aljovín
Susel Paredes y su esposa Gracia Aljovín

Pese a la respuesta negativa del Estado peruano, las abogadas no se rindieron y decidieron emprender una nueva lucha: el camino hacia la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ambas mujeres saben que se este es el inicio de un nuevo camino que están decididas a enfrentar juntas por el bien de su matrimonio y el de los otros miembros de la comunidad LGBT.

“Como agotamos la vía nacional, nosotros ahora vamos a proceder de otra forma. Vamos a hacer una denuncia ante la Comisión, que es el primer filtro. Si pasa de la Comisión, ya vamos a la Corte. Yo estoy segura que va a ser así, porque hay antecedentes. Me gusta que sea allá porque, cuando es acá, podía ser que solo sirva para nosotros dos”, dijo a Infobae.

La activista confesó que demandará al Estado peruano para hacer valer sus derechos y los de su esposa. Además, tiene esperanzas en que la Corte fallará a su favor y podrá vivir en su país natal sin tener que perjudicar sus derechos por su orientación sexual.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR