Alberto Fernández será testigo en el juicio oral contra Guillermo Moreno por la supuesta manipulación del INDEC

Fue solicitado por la defensa. El juicio comenzará el 20 de marzo. La última vez que el ex mandatario estuvo en tribunales fue para el caso de la obra pública y se cruzó con Diego Luciani, también fiscal de este caso

Compartir
Compartir articulo
Guillermo Moreno
Guillermo Moreno

El ex presidente de la Nación Alberto Fernández será testigo en el juicio oral que comenzará en un mes en los tribunales de Comodoro Py contra el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno por la presunta manipulación de los datos de la inflación del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). El testimonio del ex mandatario fue pedido por la defensa de Moreno. Cuando los hechos ocurrieron Fernández era el jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que Fernández es uno de los 64 testigos que el Tribunal Oral Federal 2 admitió para que declaren en el proceso. Todavía no hay fecha para la presentación del ex presidente. Se trata de una potestad del tribunal en el armado de la agenda del proceso. Desde que dejó la presidente en diciembre pasado, Fernández se instaló en España, por lo que se deberá instrumentar su declaración. Inclusive su testimonio puede ser desistido durante el proceso si por el avance del caso se entiende que ya no amerita convocarlo.

Fernández fue citado a pedido de la defensa de Moreno, a cargo del abogado Alejandro Rúa. La convocatoria -primero rechazada y luego aceptada por el tribunal en septiembre del 2020- fue a pesar de las duras críticas que cruzaron ambos dirigentes. “Lo último que haría es copiar algo de lo que hizo Moreno, le hizo mucho daño a la política argentina No vamos a manipular el INDEC. Es el termómetro de la economía, no hay que enojarse con el termómetro. Eso fue un error, hay que ver la enfermedad. Una de las cosas buenas que se hicieron en este último tiempo es que tenemos un INDEC que funciona con independencia”, dijo Fernández en agosto del 2019 cuando era candidato presidencial.

Reunión en Casa de Gobierno cuando Cristina Kirchner era presidente con los entonces funcionarios: ministro de Economía Martín Lousteau; el secretario de Comercio, Guillermo Moreno; y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.
Reunión en Casa de Gobierno cuando Cristina Kirchner era presidente con los entonces funcionarios: ministro de Economía Martín Lousteau; el secretario de Comercio, Guillermo Moreno; y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

El Presidente no está apto para estar donde está. El día que Cristina Kirchner lo eligió como candidato, dije que había elegido al peor” y “todos los indicadores de este gobierno son peores que el de Macri”, fueron algunas de las críticas que Moreno hizo durante la gestión de Fernández.

El juicio comenzará el próximo 20 de marzo y junto con Moreno serán juzgados Beatriz Paglieri, ex directora de Índices de Precio de Consumo, y Marcela Lucía Filia y Celeste Cámpora Avellaneda, ex funcionarias del INDEC. La imputación es por los delitos de violación de secretos, abuso de autoridad, destrucción de registros y documentos, y falsedad ideológica.

La acusación es por la manipulación de los cálculos y el resultado final del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC del último semestre del 2007, cuando el presidente era Néstor Kirchner y Fernández era jefe de Gabinete. Según la acusación, Moreno le había exigido a la entonces directora del IPC, Graciela Bevacqua, que le revelara los datos de los comercios sobre los que se medía la inflación, lo que es información secreta. Bevacqua se negó y fue reemplazada por Paglieri.

Junto con Moreno serán juzgados otros tres ex funcionarios del INDEC (EFE/Matías Nápoli)
Junto con Moreno serán juzgados otros tres ex funcionarios del INDEC (EFE/Matías Nápoli)

La causa se inició en 2007 por una denuncia de los entonces senadores radicales Gerardo Morales y Ernesto Sanz. Diez años después, Moreno fue indagado y negó la acusación. Dijo que Néstor Kirchner le pidió trabajar sobre la “descoordinación de decisiones empresariales” que hacía subir la inflación. El juez Rodolfo Canicoba Corral sobreseyó al ex funcionario que luego fue procesado por la Cámara Federal y enviado a juicio oral.

El caso estará a cargo del TOF 2 de Comodoro Py, integrado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Néstor Costabel, y del fiscal Diego Luciani. Se trata del mismo tribunal -a excepción de Costabel- y fiscal que condenaron a la ex presidenta Cristina Kirchner a seis años de prisión por el caso de la obra pública en Santa Cruz.

Ex presidente y fiscal volverán a cruzarse. En ese juicio Fernández fue testigo y tuvo un duro cruce con el fiscal. Fue en la audiencia del 22 de febrero cuando Fernández se presentó en los tribunales de Comodoro Py. Luciani quería saber sobre un obra puntual y el presupuesto que le había sido asignado. No estaba conforme con la respuesta del Presidente, que decía no recordar obra por obra, e insistía en su interrogatorio.

-Doctor (en referencia a Luciani) me da la impresión de que usted no me escuchó bien antes

-Sí, lo escuché perfecto

-Ah pero entonces tiene un problema de comprensión

-No me falte el respeto, doctor

-De ningún modo quise faltarle el respeto, quise ser descriptivo. Esto lo que dice es en una planilla recursos que se destinan a una obra. ¿Qué pretende que le diga? No tengo la menor idea. Me podría preguntar por todas las otras, tampoco tengo la menor idea

Alberto Fernández cuando declaró como testigo en el juicio a Cristina Kirchner por la obra pública en Santa Cruz
Alberto Fernández cuando declaró como testigo en el juicio a Cristina Kirchner por la obra pública en Santa Cruz

Junto con Fernández también fueron citados a declarar como testigos Morales, Bevacqua, la ex ministra de Economía Felisa Miceli y ex funcionarios y empleados del INDEC. Las audiencias serán los miércoles y jueves.

Este será el cuarto juicio oral que afronta Moreno. En octubre del 2017 fue condenado a dos años y seis meses de prisión y a la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el delito de peculado por haber utilizado fondos públicos para comprar merchandising con la leyenda “Clarín Miente”. Y en julio del 2022 fue condenado a dos años de prisión en suspenso y a seis meses de inhabilitación para ejercer cargos públicos por el delito de amenazas coactivas por el caso de “¿casco o guantes?” que ofreció en una asamblea de 2010 de la empresa Papel Prensa. Ninguna de esas condenas está firme ya que fueron apelados y por lo tanto no se ejecutaron.

En tanto, fue absuelto en diciembre del 2021 por haber perturbado una asamblea del Grupo Clarín en abril de 2013 de la que participó en representación del estado junto con el hoy gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.