Cúneo Libarona se excusó de intervenir en causas vinculadas al atentado a la AMIA porque ya había participado como abogado

El ministro de Justicia le cedió su lugar a Patricia Bullrich porque el Estado es querellante. También se excusó en la causa de Lago Escondido

Compartir
Compartir articulo
El penalista Mariano Cúneo Libarona, actual ministro de Justicia
El penalista Mariano Cúneo Libarona, actual ministro de Justicia

El ministro de Justicia Mariano Cúneo Libarona se excusó de intervenir en tres causas vinculadas al atentado a la AMIA y en la investigación por el viaje de empresarios y jueces a Lago Escondido. En esos expedientes, el Estado es querellante o aspira a serlo. A través de un decreto, publicado este jueves en el Boletín Oficial, se explicó que el ministro decidió apartarse de esas causas porque ya tuvo participación como abogado.

“La solicitud de excusación fue presentada en el entendimiento de que una eventual actuación por su parte en dichos procesos podría originar interpretaciones de parcialidad y/o incompatibilidad moral, motivadas por su antigua participación como abogado, en su momento, en los mismos”, explica el decreto.

En todos esos expedientes, a partir de ahora Cúneo Libarona será reemplazado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich “o quien la reemplace ante ausencia o impedimento y/o quien la suceda en el orden de la Ley de Ministerios”.

Los expedientes involucrados son la causa por el encubrimiento del atentado a la AMIA, caratulada como “Galeano, Juan José y otros s/malversación de caudales públicos y privación ilegal de libertad”; la causa 3446/2012 caratulada “Velasco Carlos Alfredo y otros s/abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”; y la causa 2925/1998 caratulada “Vicat, Luis Ernesto y otro s/amenazas”.

En ese último expediente se investigó el ofrecimiento de beneficios sobre personas que estaban implicadas en la investigación sobre el atentado a la sede de la AMIA a cambio de que declaren contra el ex policía Juan José Ribelli con el fin de involucrarlo en ese expediente judicial. “Los ofrecimientos mencionados consistieron en dinero para mejorar su calidad de vida, otorgamientos de ciertos beneficios dentro de la fuerza, tales como impedir que los declaren prescindibles, o en su defecto, cuestiones procesales como mejorar las condiciones de detención”, recordó el juez Ariel Lijo cuando le tocó intervenir.

Las cámaras de seguridad que tomaron detalles del viaje a Lago Escondido
Las cámaras de seguridad que tomaron detalles del viaje a Lago Escondido

“Las razones y circunstancias invocadas por el funcionario como fundamento de su excusación encuadran en la situación prevista por el artículo 6° de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos N° 19.549 y sus modificatorias, correspondiendo por lo tanto hacer lugar a tal solicitud”, dice el decreto 106 firmado por el presidente Javier Milei, el ministro del Interior Guillermo Francos, Cúneo Libarona y Bullrich.

Además, Cúneo Libarona se excusó de intervenir en la causa denominada “Lago Escondido”, por el viaje de un grupo de empresarios, ex funcionarios y jueces a esa estancia. Todos los imputados en ese expediente fueron sobreseídos a fines de diciembre por el juez federal Sebastián Ramos, quien anuló todo lo actuado hasta ese momento.

Los beneficiados por ese fallo fueron los jueces Julián Daniel Ercolini, Carlos Alberto Mahiques, Pablo Yadarola, Pablo Gabriel Cayssials, el procurador porteño Juan Bautista Mahiques y el ex ministro de Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro junto a Leonardo Bergroth, entre otros.

Ramos sostuvo que existió una “actividad de seguimiento irregular” por parte de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y que existe un límite para meterse en la vida privada de las personas. Además consideró que avanzar con esta investigación sería una “excursión de pesca”, un término jurídico que alude a cuando se avanza en una investigación con mero carácter especulativo, para ver “si se encuentra algo”, algo que está prohibido.

Durante la gestión del ex ministro Martín Soria, el Ministerio de Justicia había pedido ser querellante en esa causa, aunque en primera instancia fue rechazado. En paralelo, Cúneo fue defensor del juez Pablo Yadarola.