La Justicia allanó la casa del funcionario de la Ciudad de Buenos Aires que se suicidó y ordenó peritar sus teléfonos

El procedimiento terminó esta tarde y estuvo a cargo de la Policía Federal. El fiscal imputó a Carlos Pedrini por abuso sexual y otros delitos.

Guardar

Nuevo

Pedrini era el presidente del IVC.
Pedrini era el presidente del IVC.

La Justicia allanó este viernes la casa de Carlos Pedrini, el funcionario de la Ciudad de Buenos que apareció muerto en su bañera el martes pasado, y ordenó peritar todos sus teléfonos.

Durante el procedimiento, ordenado por el juez Gabriel Omar Ghirlanda, la Policía tenía la orden de secuestrar las imágenes de las cámaras de seguridad, si hubiera dentro de la vivienda, y de requisar el auto de Pedri, un Ford Focus que estaba estacionado en la puerta.

El juez también pidió que se confeccione un plano de las habitaciones y que se tomen fotos de cada uno de los ambiente.

En tanto, el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, ordenó peritar los teléfonos de Pedrini para determinar “si fue instigado o ayudado” a cometer el suicidio, en caso que se confirme esa hipótesis. En un primer momento se había secuestrado un Iphone pero este viernes se encontró otro teléfono en una caja fuerte, pudo saber Infobae de fuentes de la causa.

Pedrini apareció muerto el martes a la mañana. En su casa, la Policía encontró una nota que rezaba: “Estoy en la bañera muerto, antes de entrar sacá toda la plata y después recién llama a la poli. Perdón por lo que te toca en esto, te quiero y gracias por todo”. La nota estaba pegada en una puerta de vidrio que conecta el garage con su casa. El destinatario, en principio, sería su chofer personal, quien dio aviso al 911 de la trágica noticia.

Al final, la Policía secuestró 30 mil dólares y 68.000 pesos. También se llevaron un Iphone, un pen drive, dos cajas de medicación, un cuchillo, un trozo de cable, y un fragmento de soga, entre otras cosas.

La autopsia ya confirmó que la muerte de Pedrini fue resultado de “asfixia mecánica por compresión de cuello”. En paralelo, se había iniciado una investigación por presunto abuso sexual contra el funcionario. Pedrini fue denunciado por dos jóvenes de 19 años. Aunque el ex presidente del IVC terminará sobreseído, el fiscal quiere investigar ambas denuncias.

De hecho, Gómez Barbella lo imputó formalmente por los delitos “abuso sexual reiterado, suministro y aplicación gratuito de estupefacientes, agravado por cometerse subrepticiamente y con intimidación, facilitación de un lugar para llevar a cabo la conducta precedente, e inducción a otro al consumo de estupefacientes”.

Pedrini apareció muerto el martes 23.
Pedrini apareció muerto el martes 23.

La primera denuncia, según pudo saber Infobae de fuentes de la investigación, se había presentado el domingo 21 a las 20:17 en la comisaría 6B. Una joven, que tiene un vínculo familiar con el ex funcionario, contó que el viernes a la madrugada fueron a una fiesta en el boliche “La Biblioteca”, en el barrio de San Telmo. La joven acudió junto a una amiga, también de 19 años.

Según la denuncia, Pedrini las pasó a buscar en su auto y se dirigieron al boliche. Adentro del lugar, el ex funcionario “les ofreció pastillas de md y éstas accedieron a consumirlas”. Una de las chicas comenzó a sentirse mal, pero Pedrini habría insistido con el consumo de las pastillas.

Cerca de las 5 de la madrugada, se retiraron del lugar y se dirigieron a la casa de Pedrini, donde el hombre de 48 años les propuso jugar a “verdad o reto”. “Las verdades que planteaba eran de índole sexual”, declaró la joven. Para ese momento, Pedrini también les había ofrecido que consuman otras drogas.

En ese contexto, siempre según el relato de la joven, el hombre la abrazó y se desnudó parcialmente. En ese momento, las jóvenes decidieron retirase del lugar. Pedrini se encerró un rato largo en el baño de su casa y luego ofreció llevarlas en su auto.

Al día siguiente, Pedrini comenzó a mandarle mensajes, a través de Whatsapp, a la joven con la que tenía un vínculo familiar: “Decile a tu amiga que me conteste”. No hubo respuesta y este martes por la mañana Pedrini apareció ahorcado en su domicilio.

infobae

La otra joven hizo la denuncia el martes a la mañana, casi a la misma hora que Pedrini aparecía muerto. Esa presentación se hizo directamente ante la Fiscalía de Instrucción 32, a cargo del fiscal Leonel Gómez Barbella, que también investiga la muerte de Pedrini.

Su relato confirma que fueron a una “fiesta” en el boliche de San Telmo pero agrega que dentro del lugar comenzó a sentirse mal, por la mezcla de alcohol y pastillas, y fue manoseada por el hombre. “Adentro del boliche que me tocaba la pierna, los brazos y me bajaba el vestido o hacía algo con mi vestido, pero más no me acuerdo porque estaba muy mal pero se que me tocó mucho. Yo quería pedir ayuda pero no me salían las palabras, no me acuerdo del todo pero si se que en todo momento me ponía cosas en la boca y yo le decía que no”, denunció la joven.

Esa segunda presentación también confirma que después de la salida del viernes a la madrugada, Pedrini le mandó varios mensajes como “linda personita y hermosa mujer gracias por venir hoy”. El hombre proponía un nuevo encuentro a solas. La joven nunca contestó y en algún momento decidió bloquearlo.

Las dos chicas terminaron contando todo lo que había sucedido a sus respectivas familias y el domingo a la noche se hizo la primera denuncia ante la comisaría caratulada como “Pedrini, Carlos María, s/abuso sexual. Artículo 119, primer párrafo”. Apenas tomó conocimiento la Justicia, Pedrini fue notificado que tenía una prohibición de acercamiento.

Guardar

Nuevo