Al atardecer y a orillas del Pacífico, la pareja selló nuevamente u amor con un beso interminable.
Al atardecer y a orillas del Pacífico, la pareja selló nuevamente u amor con un beso interminable.

Con una ceremonia repleta de emoción y magia, el diseñador Roberto Piazza (59) y su esposo, Walter Vázquez (53), volvieron a casarse, esta vez en los Estados Unidos, rodeados de amigos, artistas y empresarios argentinos y americanos.

Tras dieciocho años de relación, y habiendo sido los precursores en la lucha por los derechos del matrimonio igualitario en la Argentina, decidieron renovar su amor con una boda en las playas de Malibú, en las afueras de Los Angeles.

Los casó Pablo Maseda Walton, funcionario del consulado argentino en esa ciudad californiana. Fue un día que ellos sintieron como mágico, con una temperatura ideal –23 C– y apenas una brisa hacia la puesta del sol.

El intercambio de anillos de oro blanco y piedra citrino.
El intercambio de anillos de oro blanco y piedra citrino.

La pareja vistió de blanco, igual que todos los presentes, y ratificó su amor con un anillo de oro blanco y piedra citrino –una gema de la familia del cuarzo, de color amarillo, cuyo nombre proviene del francés citron (limón)–. La cantante americana María Entraigues Abramson les dio la bendición con Somewhere, el tema de Barbra Streisand. Luego, los novios se dedicaron palabras emotivas recordando tantos momentos juntos, su unión civil en la Argentina en 2008 y su casamiento legal en 2010, ya con la Ley de Matrimonio Igualitario en vigencia.

Rodeados de amigos, artistas y empresarios argentinos y americanos, todos vestidos de blanco, los novios posaron en la playa.
Rodeados de amigos, artistas y empresarios argentinos y americanos, todos vestidos de blanco, los novios posaron en la playa.

"Volver a casarnos cada tanto le aporta adrenalina a nuestro amor", se dijeron Roberto y Walter al oído, y lo demostraron con un beso que resultó interminable. Luego, ambos sellaron la ceremonia cantando a capella Aleluya, y los invitados terminaron bailando Piel canela, con la voz de Abramson.

La pareja se dedicó palabras emotivas recordando que están juntos desde hace dieciocho años.
La pareja se dedicó palabras emotivas recordando que están juntos desde hace dieciocho años.

Los padrinos fueron el músico y compositor Martin Medina y la fotógrafa de los Oscar, Vecc Schiafino, quien también formó parte de la organización de los festejos. Los acompañaron artistas y empresarios amigos, muchos de ellos residentes en Los Angeles. Piazza viene presentando sus creaciones en dicha ciudad –y en otros puntos clave del mundo– desde hace ocho años.

En los primeros días de noviembre regresan a la Argentina: a Roberto lo espero una agenda súoer cargada entre desfiles, la actividad de su atelier y las 26 escuelas de modelos que dirige.
En los primeros días de noviembre regresan a la Argentina: a Roberto lo espero una agenda súoer cargada entre desfiles, la actividad de su atelier y las 26 escuelas de modelos que dirige.

Finalizada la ceremonia en la playa, todos celebraron con una fiesta privada en un famoso restaurante de Santa Mónica, con muy buena música.
Días después, Roberto y Walter volvieron a elegirse en Madrid, repitiendo su renovación de votos. Allí continúan con su exitosa gira de moda y música, que prosigue en Barcelona.

En los primeros días de noviembre regresarán a nuestro país. A Roberto lo espera una agenda súper cargada, entre los desfiles, la intensa actividad de su atelier y las escuelas de modelos que tiene en distintas provincias. Así lo siente él hoy: "Todo es fruto del amor, por el trabajo y por el hombre que me acompaña desde hace casi dos décadas".

Por Miguel Braillard
Fotos: álbum personal

SEGUÍ LEYENDO: