Así abrió Pampita la temporada esteña en OVO Beach, el parador de Enjoy Punta del Este: “Es una ciudad que espero todo el año y en la que me encuentro con todos mis amigos y sus familias”.
Así abrió Pampita la temporada esteña en OVO Beach, el parador de Enjoy Punta del Este: “Es una ciudad que espero todo el año y en la que me encuentro con todos mis amigos y sus familias”.

–¿Cómo repercutió en vos el efecto de la denuncia de Thelma Fardin y el #MiráComoNosPonemos? Sin duda, estamos atravesando un cambio de paradigma.

–Yo creo que es un momento de aprovechar que nos escuchan y nos creen. Hace un tiempo era impensado que nos animáramos a denunciar y a decir basta. La tevé cambió mucho y también nos transformamos como sociedad. Ya dimos el primer paso y es muy importante que haya habido mujeres valientes que hablaran, porque a su vez, permitieron que otras hicieran lo mismo. Y es algo que se da en todos los ámbitos, oficinas, supermercados, bancos.

–Todas recordamos algún hecho de acoso o abuso. ¿Te ha pasado de recordar algún hecho que habías naturalizado?

–La verdad es que tuve mucha suerte y mucha personalidad. Nunca viví nada así. No sé si fue por suerte o porque conocían como podía reaccionar y que ponía límites. Cuando empecé como modelo no era tan chica, tenía 21, en esa época muchas ya empezaban a los 14. Yo ya no era adolescente o era menos vulnerable, supongo. Pero nunca viví un mal momento, no me tocaron ni me hicieron propuestas indecentes.

GENTE descubrió a Ardohain en el 2000 y la bautizó para siempre. Ese año fue tapa de Las Ondas del Verano casi en la misma pose que replica hoy en OVO Beach, el parador de Enjoy Punta del Este, con la tabla de surf, 18 años después.
GENTE descubrió a Ardohain en el 2000 y la bautizó para siempre. Ese año fue tapa de Las Ondas del Verano casi en la misma pose que replica hoy en OVO Beach, el parador de Enjoy Punta del Este, con la tabla de surf, 18 años después.

–¿Sólo se trata de tener personalidad?

–No, claro que no. No depende sólo de eso, pero lo que pienso es que capaz eso los disuadió de hacer alguna sugerencia. Lo que me parece maravilloso es que se animen a contarlo. Las denuncias aumentaron cuatro veces y una de cada tres mujeres sufrió violencia.

–¿En algún momento te cuestionaste si al hacer fotos sexualizadas aportabas a la cosificación de las mujeres?

–Siempre que hago fotos es algo consensuado y nunca sentí que hiciera cosas que no quería. Siempre me gustó ser sexy y no lo discuto: el cuerpo es hermoso y disfruto de las sesiones. Por otro lado, tampoco hago fotos desnuda.

“¿Si me cuestioné si yo aportaba a la cosificación de las mujeres al posar así? Siempre que hago fotos es algo consensuado y nunca sentí que hiciera cosas que no quería. Siempre me gustó ser sexy y no lo discuto”, dijo Pampita.
“¿Si me cuestioné si yo aportaba a la cosificación de las mujeres al posar así? Siempre que hago fotos es algo consensuado y nunca sentí que hiciera cosas que no quería. Siempre me gustó ser sexy y no lo discuto”, dijo Pampita.

–¿Podríamos hablar de una Pampita deconstruida, autopercibida feminista?

–Si sentir que somos todos iguales y las mujeres necesitamos tener los mismos derechos que los hombres, los mismos puestos de trabajo, ser igual de escuchadas y no terminar asesinadas, entonces claro que soy feminista.

Por Karina Noriega. Fotos: Santiago Reloaded/Enjoy Punta del Este.

SEGUÍ LEYENDO: