“No tenemos tabúes con el cuerpo. Nos cuidamos, somos vegetarianos y ejercitamos. Llevamos una vida sana” (Nahuel)(Album Personal)
“No tenemos tabúes con el cuerpo. Nos cuidamos, somos vegetarianos y ejercitamos. Llevamos una vida sana” (Nahuel)(Album Personal)

"Jamás nos habíamos ido tanto tiempo sin los chicos. Nos merecíamos unas vacaciones solos para descansar, reencontrarnos y redescubrirnos. El motivo fue muy romántico: con este viaje celebramos dieciséis años de casados y veinte de amor", cuenta Catarina Spinetta (39), que viajó a Tulum junto a su marido, Nahuel Mutti (40), para pasar una semana íntima y celebrar su aniversario de bodas disfrutando de las paradisíacas playas mexicanas. "Hubiera sido un lugar perfecto para nuestra luna de miel", suma el actor, recordando que cuando se casaron en 2001 no tuvieron honeymoon "porque estaba trabajando en El hacker y no nos daban los tiempos".

“El motivo fue muy romántico: con este viaje celebramos dieciséis años de casados y veinte de amor”
“El motivo fue muy romántico: con este viaje celebramos dieciséis años de casados y veinte de amor”

En Buenos Aires –"al cuidado de los abuelos"– se quedaron Angelo (16), Benicio (15) y Justino (6), los hijos de la pareja. "Somos padres muy presentes, de los que se ocupan y acompañan. Eso requiere un montón de horas y energía; por eso, decidimos tomarnos este tiempo de a dos, para adentrarnos en la pareja y descansar", explica la artista plástica y DJ de su primer viaje a la Riviera Maya. "Nos hospedamos en el resort Azulik, donde la selva se funde con el mar; no hay electricidad y todo es a la luz de las velas. Es un lugar muy romántico, donde no se permite ir con menores", cuenta Mutti, que se prepara para ir de gira con Beatnik, la obra dirigida por Osvaldo Laport, antes de reestrenar el 17 de noviembre en el Maipo Kabaret.

“Con Cata, además de ser pareja, habernos casado y formar una familia, seguimos siendo amigos”
“Con Cata, además de ser pareja, habernos casado y formar una familia, seguimos siendo amigos”

–Son una de las parejas más sólidas del medio. ¿Cuál dirían que es la clave para que el amor perdure?

Cata: La amistad.

Nahuel: Coincido totalmente, porque además de ser pareja, habernos casado y formar una familia, seguimos siendo amigos. Pasan los años y continuamos planeando y riendo juntos, bancándonos en las buenas y en las malas. Porque pasamos por todo lo que te puedas imaginar y nos conocemos hasta los huesos. Tenemos una unión almática.

–¿Al ser artistas los dos, se genera competencia?
N: No en nuestro caso. Cata tiene su taller, donde hace sus cuadros y piezas de arte; ahí yo no me meto, como tampoco ella en mi espacio de teatro. Respetamos el lugar donde cada uno se alimenta individualmente, siempre apoyando desde cerca, pero sin invadir. Cada vez que la puedo acompañar a sus DJ sets, lo hago.
C: La competencia no está en nuestro diálogo de pareja, porque si le va bien al otro, nos va bien a los dos. Somos un equipo.

–En las redes publicaron varias fotos haciendo yoga. ¿Lo practican juntos?
C: No, porque tenemos horarios diferentes. A veces coincidimos con alguna rutina en las vacaciones, pero fuera de eso, yo voy a mis clases, y él al gimnasio.

“La competencia no está en nuestro diálogo de pareja, porque si le va bien al otro, nos va bien a los dos. Somos un equipo”. (Album Personal)
“La competencia no está en nuestro diálogo de pareja, porque si le va bien al otro, nos va bien a los dos. Somos un equipo”. (Album Personal)

–La foto de Nahuel haciendo yoga desnudo generó mucha polémica. 
N: Sí, algo ridículo, porque no anduve desnudo por la calle. Estaba solo en el cuarto haciendo yoga y me saqué la foto. Jamás me hubiera imaginado que iba a generar tanto revuelo.
C: Tampoco yo lo supuse cuando la vi: me pareció muy linda. No tenía nada de malo.

–¿No tienen tabúes al respecto?
C: Mantenemos una conexión real con el cuerpo… Y estando en un lugar como Tulum, tan expuestos a la naturaleza y ella permitiéndonos ser parte, uno se enraíza más. No es que Nahuel ande en pelotas por todos lados…
N: No tenemos tabúes con el cuerpo, pero tampoco ando desnudo delante de mis hijos. Nos cuidamos, somos vegetarianos y ejercitamos. Llevamos una vida sana.

Una imagen imborrable de la boda, con Luis Alberto Spinetta de fondo, el 14 de septiembre de 2001, luego de cuatro años de noviazgo. Y la pareja en su reciente viaje a México. (Album Personal)
Una imagen imborrable de la boda, con Luis Alberto Spinetta de fondo, el 14 de septiembre de 2001, luego de cuatro años de noviazgo. Y la pareja en su reciente viaje a México. (Album Personal)

–Suelen ser reacios a la prensa. ¿Son muy celosos de su intimidad?
C: De a poco vamos abriendo un poco más la puerta, aunque hay un resguardo que se da naturalmente. Nos ponemos de acuerdo y tenemos un cuidado para con el otro y nuestros hijos. Desde chica, papá tenía una postura de respeto hacia el arte y a no dar mensajes vacíos. Vengo de esa escuela. No me gusta dar una nota para hablar de boludeces o desde un lugar de sobreexposición. En este caso tenemos algo lindo para compartir, como nuestro aniversario, porque nos sentimos orgullosos de la pareja y la familia que formamos.

–¿Qué los mantiene en eje en este ambiente, donde muchas veces prima la superficialidad?
C: Tenemos claro cómo son las cosas. No creérsela es fundamental. Estamos centrados en nuestra vida y no en la mirada de los otros.
N: Estamos conectados con nuestros hijos, nuestros padres y hermanos. No nos creemos superiores a nadie ni vivimos en el mundo del estrellato.

Por Maru Cociffi.

LEA MÁS: