La ciudad de Buenos Aires quedó vacía debido al feriado del Día del Trabajador. Las calles del centro de la ciudad amanecieron distintas a todos los días. Sin gente, sin transporte público y con menos autos.

Durante el mediodía comenzaron los cortes debido a las ollas populares que instalaron diferentes gremios y movimientos sociales para festejar el Día del Trabajador

El Partido Piquetero, el Polo Obrero, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Camioneros, Partido Obrero y la CTA, marcharán durante la tarde hacia las inmediaciones de Plaza de Mayo.

La ciudad amaneció con basura acumulada en las esquinas, poco movimiento de autos, la gran mayoría de los locales cerrados y silencio poco habitual en el centro porteño

La esquina de la avenida Libertador y Dorrego, en el barrio porteño de Palermo, estará cerrada al tránsito por la celebración del festival "Caballo Argentino". Esa zona tendrá restricciones en la circulación.

Durante la tarde habrá una concentración de Alternativa Docente en las inmediaciones del Congreso Nacional, mientras que miembros de la Federación Obrera Regional Argentina (FORA) se reunirán en Plaza Miserere, en la zona de Once.

Algunas personas salieron a caminar temprano por las calles porteñas o a realizar ejercicio. Tanto en la zona de Palermo como en el centro.

El transporte público no funcionó en la ciudad, por lo que el movimiento en las calles se redujo al máximo. No hubo colectivos, trenes ni subtes.

FOTOS: Adrián Escandar