La IA golpeará el mercado laboral como un “tsunami”, advierte la directora del Fondo Monetario Internacional

La capacidad de esta tecnología para automatizar tareas rutinarias la hace especialmente útil para labores administrativas

Guardar

Nuevo

El informe de enero del FMI destaca que el 60% de los empleos en economías avanzadas serán afectados por la IA. (Imagen Ilustrativa Infobae)
El informe de enero del FMI destaca que el 60% de los empleos en economías avanzadas serán afectados por la IA. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La inteligencia artificial golpeará el mercado laboral como un “tsunami”, según la directora gerente del Fondo Monetario InternacionalKristalina Georgieva. Desde la aparición de la IA, los expertos han debatido sus pros y sus contras para la mano de obra.

En esencia, ¿podría una herramienta capaz de disparar la productividad automatizando decenas de tareas rutinarias dejar sin trabajo a millones de personas? ¿O encontrará el cambio tecnológico la forma, como suele hacer, de crear nuevas funciones para sustituir a las que está dejando obsoletas? Georgieva se suma al bando de los preocupados.

“Podría suponer un enorme aumento de la productividad si lo gestionamos bien, pero también puede generar más desinformación y, por supuesto, más desigualdad en nuestra sociedad,” declaró Georgieva durante un acto celebrado en Zúrich.

En el mismo discurso, Georgieva abordó otros problemas a los que se ha enfrentado la economía mundial, pero que sin embargo ha sorteado. “El año pasado se temía que la mayoría de las economías entraran en recesión, y no ha sido así”, dijo Georgieva. “La inflación, que nos ha golpeado con mucha fuerza, está disminuyendo, en casi todas partes”. En otras palabras, la economía podría estar en cierto modo a prueba de tsunamis, pero aún así, se acerca.

Una nota de investigación de Goldman Sachs estima que la IA afectará a 300 millones de empleos en EE. UU. y Europa. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Una nota de investigación de Goldman Sachs estima que la IA afectará a 300 millones de empleos en EE. UU. y Europa. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La IA, aunque sigue siendo una fuerza importante que podría perturbar la economía mundial, probablemente será más permanente que los temores de inflación o recesión. En un informe de enero del FMI sobre la IA, cuya autora es Georgieva, ésta adoptaba un tono más optimista sobre las promesas de la IA. “La era de la inteligencia artificial ha llegado, y todavía está en nuestras manos garantizar que traiga prosperidad para todos”, escribió.

Ahora, Georgieva parece más preocupada. Aunque puede que no sea del todo sorprendente, dado que el mismo informe de enero pronosticaba que la IA afectaría a grandes franjas de puestos de trabajo en muchos sectores diferentes. Según el informe, la IA afectará al 40% de los puestos de trabajo en todo el mundo. En las economías avanzadas, esa cifra será aún mayor, ya que se calcula que el 60% de los puestos de trabajo se verán afectados por la IA.

Una nota de investigación de Goldman Sachs de abril de 2023, ampliamente difundida, afirmaba que se espera que la IA afecte a 300 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos y Europa. El estudio de Goldman trataba de diferenciar entre los trabajadores que verían todo su trabajo sustituido por la automatización y los que sólo verían reemplazadas ciertas tareas por la IA.

IBM congeló la contratación de 7.800 puestos en previsión de cambios derivados de la IA. (Imagen ilustrativa Infobae)
IBM congeló la contratación de 7.800 puestos en previsión de cambios derivados de la IA. (Imagen ilustrativa Infobae)

El principal cambio de la IA, en comparación con otras innovaciones tecnológicas, es que parece probable que afecte más al trabajo de cuello blanco que al de cuello azul. La capacidad de la IA para reproducir tareas rutinarias y mundanas la hace idónea para realizar el tipo de tareas administrativas que comprenden ciertos trabajos de oficina, aunque el coste de emprender una integración a gran escala de la IA en toda una empresa está ralentizando la transición.

No obstante, la promesa de la IA ha desencadenado un frenesí de investigación e inversión que no parece que vaya a frenarse. “Tenemos muy poco tiempo para preparar a la gente y a las empresas,” afirma Georgieva.

Eso no ha impedido que algunas empresas ya estén intentando planificar lo que consideran cambios inevitables en su mercado laboralIBM congeló la contratación para unas 7.800 funciones que pensaba que podrían cambiar como consecuencia de la IA.

Aunque Arvind Krishna, consejero delegado de la empresa, ha declarado que IBM sigue planeando contratar a más personas, solo que espera hacerlo en funciones diferentes a las que tenía en el pasado. “La gente confunde la productividad con el desplazamiento de puestos de trabajo,” dijo Krishna en octubre en la conferencia CEO Initiative de Fortune.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió que la IA podría aumentar tanto la productividad como la desigualdad social. (Julia Nikhinson/Bloomberg)
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió que la IA podría aumentar tanto la productividad como la desigualdad social. (Julia Nikhinson/Bloomberg)

Nada de esto significa que no se produzcan trastornos significativos a corto plazo mientras las empresas llevan a cabo la transición a un mundo impulsado por la IA. A principios de año, muchos analistas creían que las empresas tecnológicas ya estaban recortando sus plantillas como consecuencia de la IA, sin admitir siempre el motivo.

Mientras tanto, las empresas financieras han insinuado una conexión entre los despidos y la IA, que a menudo se etiqueta con un eufemismo como tecnologías emergentes. Cuando BlackRock despidió al 3% de sus empleados en enero, mencionó que una de las razones de los recortes de empleo se debía a “las nuevas tecnologías que están a punto de transformar nuestro sector y todos los demás sectores”, según una nota de la empresa.

La mentalidad de que los cambios en el mercado laboral son inevitables parece estar muy extendida. En una encuesta realizada en abril a 2.000 ejecutivos de todo el mundo, el 41% afirmó que esperaba que el tamaño de las plantillas se redujera en los próximos cinco años como consecuencia de la IA.

Hay quien considera que el calendario para la eliminación masiva de empleados está mucho más lejos de lo que la mayoría espera. Si es que llega a producirse. 

La encuesta de abril muestra que el 41% de los ejecutivos espera reducir el tamaño de las plantillas por la IA. (Imagen ilustrativa Infobae)
La encuesta de abril muestra que el 41% de los ejecutivos espera reducir el tamaño de las plantillas por la IA. (Imagen ilustrativa Infobae)

Marc Warner, Consejero Delegado de la consultora Faculty, afirmó en la conferencia Brainstorm AI de Fortune el mes pasado que muchas de las capacidades reales de la IA se están sobrevalorando debido al bombo publicitario que rodea al sector en general. “Fíjese cuando nos prometieron coches totalmente autónomos: ha tardado un poco más de lo que esperábamos,” dijo Warner.

Otros afirman que, incluso si eso ocurriera, se crearía una gran cantidad de nuevos y posiblemente mejores puestos de trabajo relacionados con la IA en el futuro. De hecho, el Foro Económico Mundial preveía que la inteligencia artificial crearía 97 millones de nuevos puestos de trabajo, aunque eliminaría 85 millones.

Jan Hatzius, economista jefe de Goldman, se refirió a la incertidumbre inherente a los efectos de la IA en el mercado laboral en una entrevista en marzo. La IA “destruiría empleo en algunas áreas”, pero acabaría creando más puestos de trabajo. Según Hatzius, es “difícil decir” cómo se desarrollará exactamente ese equilibrio entre creación y eliminación de empleo a corto plazo.

Mientras tanto, los expertos en IA están muy solicitados en el mercado laboral actual, ganan indemnizaciones millonarias y son contratados personalmente por los principales directores ejecutivos.

(c) 2024, Fortune

Guardar

Nuevo