Estos son los alimentos que deberíamos comer en el desayuno para vivir más años, según un experto en longevidad

El doctor Iván Ibáñez es especialista en medicina antienvejecimiento y nutrición preventiva y ofrece para ‘Infobae España’ las claves para un desayuno saludable

Guardar

Nuevo

Desayuno (Shutterstock)
Desayuno (Shutterstock)

A medida que nuestra sociedad envejece, el interés por explotar al máximo nuestra longevidad crece. De hecho, España el país con mayor esperanza de vida de toda la Unión Europea: los españoles vivimos una media de 84 años, seguidos de Italia (83,8 años) y Malta (83,6 años). Aun así, no nos basta con aspirar vivir hasta los 100 años, pues queremos llegar bien, gozando de una buena salud física y mental.

Es por esto que la medicina antienvejecimiento o antiaging se encuentra en unos momentos de popularidad. El doctor Iván Ibáñez es experto en longevidad, nutrición preventiva y tratamiento del sobrepeso y obesidad a través de la medicina metabólica. Además, es director de la Clínica Longevidad en Girona y miembro de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (SEMAL). En una entrevista con Infobae España, el doctor ha explicado qué papel juega la nutrición en nuestra esperanza de vida.

Es importante tener en cuenta que “la longevidad es influenciada por una combinación de factores genéticos y ambientales. Es lo que se le llama epigenética. La genética influye solo, en general, en un 20% y la epigenética o estilo de vida un 80%. Si bien no podemos cambiar nuestra genética, sí podemos influir significativamente en nuestra esperanza de vida a través de nuestras elecciones diarias. Hábitos saludables como una dieta equilibrada, ejercicio regular, manejo del estrés, sueño adecuado y evitar conductas de riesgo como fumar o el consumo excesivo de alcohol pueden aumentar nuestra esperanza de vida y mejorar la calidad de la misma”.

Si partimos de esa base, podremos entender cómo la alimentación juega un papel crucial en el envejecimiento. Y lo hace en cada comida del día que ingerimos. Por ello, si tenemos esto en cuenta, podremos aumentar nuestra esperanza de vida incorporando pequeños cambios en nuestros platos, comenzando por el desayuno. Según recomienda el doctor Ibáñez, el desayuno debe ser “ser nutritivo y equilibrado, incorporando proteínas, carbohidratos complejos y grasas saludables”. Las proteínas podemos encontrarlas en los huevos, los frutos secos o el yogur griego, mientras que los carbohidratos complejos están en la avena y las frutas frescas. Además, podemos completar nuestro desayuno añadiendo aguacate o semillas, ricos en grasas saludables.

Romina Pereiro sugiere tres opciones de desayunos para personas con diabetes o hipertensión.

Llevar una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables pueden reducir el riesgo de padecer ciertas enfermedades crónicas, como son la diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. “Los antioxidantes presentes en muchos alimentos vegetales combaten el daño oxidativo en las células, lo que puede ralentizar el proceso de envejecimiento. Además, una dieta equilibrada ayuda a mantener un peso saludable, reducir la inflamación y mejorar la función del sistema inmunológico. El objetivo aparte de llevar una nutrición sin carencias es inhibir los picos de insulina. Por lo que siempre recomiendo comer primero la proteína y luego el carbohidrato o la fruta, la verdura, la ensalada... Si ingerimos a media mañana o media tarde una pieza de fruta, antes lo ideal sería comer un puñado de nueces para prevenir el pico de glicemia”, explica el doctor Ibáñez.

Guardar

Nuevo