El Gobierno y el PSOE se conjuran para que Sánchez continúe al frente del Gobierno: “Claro que vale la pena, Pedro”

Aunque el ‘shock’ sigue instalado en las filas socialistas, la consigna es clara: animar al presidente para que el lunes decida seguir liderando el Ejecutivo

Compartir
Compartir articulo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, durante una sesión plenaria. (Eduardo Parra/Europa Press)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, durante una sesión plenaria. (Eduardo Parra/Europa Press)

Primer día de reflexión para Pedro Sánchez, que se dio de margen hasta el lunes para decidir para reflexionar si renuncia o no a la jefatura del Ejecutivo, un anuncio sin precedentes en democracia. Desde el momento en el que el líder del Ejecutivo se abrió en canal en la red social X con una histórica “carta a la ciudadanía”, las muestras de cariño y ánimo llegaron desde varios frentes, a excepción de la derecha y la ultraderecha.

En lo que al PSOE y al Gobierno respecta, todavía sumergidos en el shock, sus dirigentes se han conjurado desde el momento del anuncio para que Sánchez no desista y continúe al frente del Gobierno, aunque en todo caso han mostrado respeto a lo que decida y han invitado a realizar la reflexión que plantea el presidente en su carta. En concreto, sobre “la operación de acoso y derribo por tierra, mar y aire, para intentar hacerme desfallecer en lo político y, en lo personal, atacando a mi esposa”.

Te puede interesar: La causa judicial contra Begoña Gómez que desembocó en un escenario insólito: Sánchez, ante sus horas más decisivas

La número dos de Pedro Sánchez en el PSOE y en el Gobierno, María Jesús Montero, ha relatado este jueves cómo se enteró del anuncio del presidente del Gobierno de cancelar unos días su agenda pública “Me enteré cuando colgó la carta en Twitter, como el resto de los ciudadanos. Tras la sesión de control, él se retiró a hacer esa reflexión”, ha añadido la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda en el programa radiofónico Hoy por hoy.

La también vicesecretaria general del PSOE ha recomendado la lectura de la carta en la que el presidente del Gobierno apunta las claves que le llevan a reflexionar sobre su futuro. “Es un acto de absoluta sensibilidad, abriendo su corazón al conjunto de los ciudadanos”, ha señalado. Montero fue una de las pocas personas que, tras la publicación de la carta en la red social X, acudió a la Moncloa para reunirse con el presidente del Gobierno.

En ese encuentro, junto a los ministros Félix Bolaños y Óscar Puente, y el número tres del PSOE, Santos Cerdán, no se plantearon escenarios: “Lo que hicimos fue vernos y compartir nuestra forma de vivirlo y trasladar esta compresión y respeto, que es lo que ha pedido Sánchez. No hablamos ni de escenarios ni especulaciones”, ha aseverado Montero.

No obstante, la número dos de Sánchez ha reconocido que el Gobierno luchará para convencer al jefe del Ejecutivo para que no dimita y continúe en el cargo. “Estamos concentrados en intentar que le lleguen energías positivas, que se recupere de este cansancio acumulado desde hace mucho tiempo”, ha trasladado Montero. El Ejecutivo quiere que la decisión que tome Sánchez sea la de continuar al frente de “un proyecto imprescindible para este país que está siendo un proyecto de éxito en materia económica y social”.

Te puede interesar: Qué pasaría si dimite Pedro Sánchez y cuándo se podrían convocar elecciones

“Reaccionar democráticamente”

La dirigente sevillana ha reconocido que Sánchez “tiene que poner la balanza” el impulso de España con su proyecto al frente del Gobierno y “la necesidad de tener un entorno y una situación normal en política”. Si bien, ha lamentado que el presidente es consciente de que “la teoría de la derecha y ultraderecha no va a parar”, poniendo en acento en la campaña de “acoso y derribo” contra los dirigentes de izquierdas, que se recrudeció a partir de la ley de amnistía.

Pedro Sánchez anunciará el lunes si dimite como presidente del Gobierno.

Acto seguido, en el mismo espacio radiofónico, José Luis Rodríguez Zapatero se ha pronunciado en estos términos porque, además, también sufrió el acoso en primera persona durante su etapa como presidente del Gobierno y secretario general del PSOE. “Comprendo muy bien a Sánchez. Hay un límite en el que uno lo sufre mucho, y es el límite de tu familia”. Además, ha apuntado que “contra mí dijeron cosas fuertes, pero con Pedro Sánchez han pasado la línea. Le han dicho de todo”. En todo caso, ha invitado a Sánchez a seguir liderando el Ejecutivo de coalición: “Claro que vale la pena, Pedro”.

Quien fuera el máximo líder del PSOE teme que Sánchez decida no continuar. “No he hablado con Sánchez, pero le conozco. Tiene la tentación de decir ‘no puedo’. No nos podemos quedar quietos ni callados”. Por ello, ante el debate servido a raíz de la denuncia de Sánchez y de cómo actuar para prevenir este tipo de situaciones en política, Zapatero ha llamado a “reaccionar democráticamente”.

Te puede interesar: Teresa Ribera será la candidata del PSOE en las elecciones europeas

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha pedido ir más allá del proceso de reflexión que lleva a cabo el líder del Gobierno. “Estamos en ver qué democracia queremos y cuál es la calidad de la democracia que deseamos”, ha sostenido en La Cafetera para denunciar que el presidente es “quien más sufre la persecución a todos los niveles”.

Asimismo, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha animado al jefe del Ejecutivo a seguir en el cargo, pues considera que las “denuncias falsas, falseadas como las que hemos visto, no deben ser un motivo para dar marcha atrás”. La candidata del PSOE a las elecciones europeas entiende que “los demócratas debemos dar un paso adelante, decir que merece la pena” ante lo que ha supuesto un punto de inflexión.