¿Qué pasa con Begoña Gómez? La polémica judicial se posa sobre la mujer del presidente para cercar a Sánchez

Su figura no solo ha sido objeto de noticias: en las últimas semanas, ha estado en el centro del huracán por su supuesta vinculación con una compañía rescatada por el Gobierno

Compartir
Compartir articulo
ARCHIVO - El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y su esposa Begoña Gómez llegan al número 10 de Downing Street en Londres, el 3 de diciembre de 2019. (AP Foto/Alastair Grant, Archivo)
ARCHIVO - El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y su esposa Begoña Gómez llegan al número 10 de Downing Street en Londres, el 3 de diciembre de 2019. (AP Foto/Alastair Grant, Archivo)

Begoña Gómez, la mujer del presidente del Gobierno, lleva en el centro del huracán varias semanas, siendo por momentos el epicentro político cada vez más enfangado. Tanto, que actualmente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que cancela su agenda pública unos días para “reflexionar” si debe continuar al frente del Ejecutivo tras las investigaciones a su esposa. “Necesito parar y reflexionar. Me urge responderme a la pregunta de si merece la pena, pese al fango en el que la derecha y la ultraderecha pretenden convertir la política. Si debo continuar al frente del Gobierno o renunciar a este alto honor”, ha escrito en una carta enviada a la ciudadanía que ha publicado en la red social X.

Su figura no solo ha sido objeto de noticias de todo tipo aireadas en la red; también ha centrado la atención en varias ocasiones al protagonizar polémicas que la derecha y la ultraderecha han pregonado para cercar al líder del Ejecutivo.

La más reciente y con mayor trascendencia hasta la fecha es la que afecta a su supuesto vínculo “económico y profesional” con Air Europa, una de las compañías rescatadas por el Gobierno en el marco de las ayudas aprobadas durante la peor parte de la pandemia. En este sentido, se ha conocido este miércoles que el Juzgado de Instrucción Número 41 de Madrid ha abierto diligencias de investigación contra la mujer del presidente del Gobierno por la supuesta comisión de delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios.

Te puede interesar: Un juzgado de Madrid abre diligencias contra Begoña Gómez por la presunta comisión de tráfico de influencias

La causa, que parte de una denuncia de la cuestionada organización Manos Limpias, el pseudosindicato encabezado por Miguel Bernad (vinculado a la ultraderecha), ha caído como un jarro de agua fría en el seno del Gobierno. El propio Sánchez, que en anteriores ocasiones había omitido hacer declaraciones sobre esta y otras polémicas que han salpicado a su esposa, se ha referido a este asunto en la sesión de control al Gobierno de este miércoles. “En un día como hoy, y después de las noticias que he conocido, a pesar de todo, sigo creyendo en la justicia de mi país”, ha aseverado de manera escueta y visiblemente preocupado.

Este asunto saltó a la palestra a raíz del caso Koldo, el presunto caso de corrupción a través de contratos firmados durante la pandemia que envuelve al exasesor del exministro de Fomento, José Luis Ábalos. Según varias publicaciones, la mujer de Sánchez mantuvo un encuentro con el CEO de Globalia, Javier Hidalgo, cuando este negociaba el rescate de la aerolínea.

En esos momentos, Gómez, licenciada en Marketing por la ESIC de Madrid, era la directora del Africa Center del Instituto de Empresa (IE), un puesto que dejó en 2022. Si bien, su relación con este empresario, hijo del fundador de la compañía (Juan José Hidalgo) viene de atrás, en 2019. Unos meses antes, Globalia y la Organización Mundial de Turismo (OMT) crearon el hub global de innovación Wakalua, que llegó a firmar un contrato con el Africa Center del IE para la concesión de unas becas y el patrocinio de unas conferencias. Asimismo, en septiembre de 2019, durante la XXIII Asamblea general en San Petersburgo (Rusia), Gómez coincidió con Hidalgo y la responsable de Wakalua, Leticia Lauffer, en el stand del hub de innovación.

El PP apunta a la posibilidad de llamar a Begoña Gómez para comparecer en la comisión de investigación del caso Koldo en el Senado por la supuesta vinculación de Gómez con miembros de la trama. En concreto, el comisionista del Ministerio de Transportes e imputado en la trama, Víctor de Aldama, y el propio Javier Hidalgo se reunieron en 2020 con la mujer de Sánchez para “presentarle oportunidades de negocio y tratar de conseguir su respaldo”, según publicó El Confidencial.

Te puede interesar: Sánchez: “A pesar de todo, sigo creyendo en la justicia de mi país”

En la denuncia presentada por el PP en la Oficina de Conflicto de Intereses, que posteriormente archivó, los populares alegaron que “está acreditado que Air Europa financió la cátedra universitaria de la pareja del presidente del Gobierno desde apenas un mes después de que Pedro Sánchez llegara al Palacio de la Moncloa”, en junio de 2018 después de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Esta denuncia estaba dirigida contra el presidente del Gobierno, al considerar que se debería haber abstenido en las decisiones sobre la compañía acordadas en el seno del Consejo de Ministros el 3 de noviembre de 2020 y del 16 de marzo de 2021, pero el órgano dependiente del Ministerio de Escrivá lo desestimó.

Otra vertiente incluida en la causa, según la denuncia a la que ha tenido acceso Europa Press, se corresponde con los contratos adjudicados por el Gobierno por un total de 10,2 millones al empresario Carlos Barrabés, quien montó el Máster de la Universidad Complutense dirigido la actualidad por la Begoña Gómez. Según se publicó, la mujer del presidente recomendó por carta los proyectos de este empresario a la hora de optar a las licitaciones.

El PP utiliza este caso para arremeter contra Sánchez

Tras la polémica judicial que ha saltado a la palestra este miércoles, el PP ha instado a Sánchez a dar explicaciones “urgentes y necesarias”. La vicesecretaria de Sanidad y Educación, Ester Muñoz, cree que, “el problema no es su mujer, sino Pedro Sánchez y por qué bajo su presidencia del Gobierno su Consejo de Ministros aprobó financiación para empresas recomendadas por Begoña Gómez”.

Fuentes populares reconocen que el objetivo de sus acciones no es otro que el desgastar al líder del Ejecutivo. Por ello, tanto en Moncloa como en Ferraz ponen en duda esta causa contra Gómez, que parte de “una denuncia falsa más”, en palabras del ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños.

“Uno empieza a estar un poco harto de esa estrategia por la que uno en un país debe demostrar la inocencia. Eso es tremendo. Se lanzan acusaciones sin ningún dato, sin ninguna información, sin ninguna prueba, solo para hacer daño, difamar y ensuciar”, ha señalado también el portavoz socialista en el Congreso, Patxi López. “Hablamos de una persona a la que se ensucia y difama. Ya está bien”, ha aseverado el representante del PSOE sobre la figura de Gómez.