Un juzgado de Madrid abre diligencias contra Begoña Gómez por la presunta comisión de tráfico de influencias

El juzgado había recibido por reparto ordinario una denuncia de Manos Limpias

Compartir
Compartir articulo
Begoña Gómez durante el front row del desfile de la firma Pedro del Hierro en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, a 15 de febrero de 2024, en Madrid (España) (José Oliva/Europa Press)
Begoña Gómez durante el front row del desfile de la firma Pedro del Hierro en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, a 15 de febrero de 2024, en Madrid (España) (José Oliva/Europa Press)

El Juzgado de Instrucción nº 41 de Madrid, con fecha 16 de abril de 2024, ha abierto diligencias de investigación por la presunta comisión de los delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios contra Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, tras recibir por reparto ordinario una denuncia del colectivo Manos Limpias. Las diligencias de investigación están declaradas secretas, según ha informado una nota del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Gómez ha estado muy presente en los debates políticos en los últimos meses, en la que algunos grupos han llegado a acusarla de tráfico de influencias y corrupción en los negocios. Esto se debe a que al parecer la esposa de Sánchez mantuvo reuniones con varias empresas privadas, entre las que destacan Globalia y Air Europa, que más tarde acabaron recibiendo fondos y contratos públicos del actual Gobierno.

Te puede interesar: Qué es el caso Koldo y por qué salpica al Gobierno de Pedro Sánchez

Sin embargo, por el momento no está imputada de ningún delito, ya que no ha sido citada a declarar como acusada por el juez. Hasta ahora se sabe que se ha comenzado la práctica de diligencias con el testimonio de dos periodistas, según ha adelantado el periódico El Confidencial.

Es importante recordar que la apertura de diligencias preliminares no significa que necesariamente el caso acabe yendo a juicio. Este término se refiere al inicio de una investigación por parte de las autoridades judiciales para determinar si existen indicios suficientes de la comisión de un delito. Durante esta fase, se reúnen pruebas, se toman declaraciones y se realizan las investigaciones necesarias para esclarecer los hechos.

“Sigo creyendo en la justicia”

Sobre este tema ha sido preguntado el presidente del Gobierno en el Congreso. Respondiendo a una pregunta del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha afirmado con gesto muy serio que “en un día como hoy y después de las noticias que he conocido, a pesar de todo, sigo creyendo en la Justicia de mi país, en su autonomía y en su independencia”, según ha informado Europa Press.

Rufián ha querido después mostrar su apoyo Sánchez y criticar lo que está ocurriendo tras las declaraciones del presidente. Ha asegurado que entiende por lo que está pasando y que está “sintiendo en sus carnes la guerra sucia”.

Te puede interesar: Sánchez hace suyo el resultado de PNV y EH Bildu: “Nueve de cada 10 votos fueron a partidos políticos que apoyaron este Gobierno”

El sindicato Manos Limpias

Manos Limpias es una organización que se presenta como un sindicato español de funcionarios. Fue fundada en los años 90 con el propósito declarado de luchar contra la corrupción en España. Sin embargo, su actuación y métodos han sido fuente de controversia y polémica y ha destacado por presentar denuncias y querellas contra diversos cargos públicos, políticos, jueces y otras personalidades, alegando casos de corrupción o malas prácticas.

A pesar de su perfil inicialmente anticorrupción, el sindicato ha sido criticado por su participación en casos de relevancia mediática y política, lo que ha generado debates sobre sus motivaciones y la legitimidad de sus acciones. Su implicación en casos de gran repercusión pública ha llevado a cuestionamientos sobre si sus denuncias se basan siempre en el interés público o si, en algunos casos, podrían tener intenciones políticas o personales.

En los últimos meses su actividad se ha redoblado con la presentación de denuncias y querellas contra miembros del Gobierno. La última de ellas es de tan solo hace unos días, en la que el Supremo inadmitió su denuncia contra el propio Sánchez por usurpación de funciones por el acuerdo que PSOE y Junts firmaron en noviembre en torno a la futura ley de amnistía.

El grupo está liderado por Miguel Bernad, que tiene el cargo de secretario general. En 2016 fue detenido y acusado de extorsión judicial y mediática a bancos y empresas junto a a Ausbanc y Luis Pineda. Los tres han sido absueltos recientemente, pero el Tribunal Supremo si reconoció que sus prácticas no fueron éticas.

(Con información de Europa Press)