Del ‘brunch’ al ‘drunch’: en qué consiste el nuevo fenómeno gastronómico

Tras la implantación en la cultura culinaria de España de la tendencia que combina el desayuno y el almuerzo, llega otro concepto cuyo objetivo principal es socializar y disfrutar de la comida en un ambiente informal

Guardar

Nuevo

El 'drunch' es un nuevo fenómeno gastronómico que se está abriendo camino con fuerza en España. (Shutterstock)
El 'drunch' es un nuevo fenómeno gastronómico que se está abriendo camino con fuerza en España. (Shutterstock)

Hace años que el brunch se puso de moda en España. Cada vez más personas se han ido sumando a esta tendencia que consiste en combinar el almuerzo y el desayuno, y que se suele disfrutar, por regla general, entre las 11:00 y las 13:00 horas. Por ello, no es de extrañar que otro nuevo fenómeno gastronómico se esté abriendo camino con fuerza en el país: el drunch, que se lleva a cabo por la tarde. Todo el mundo empieza a hablar de este concepto, pero pocos saben realmente en qué consiste.

Entre otras muchas cosas, España destaca por su gran cultura culinaria, no solo por aglutinar a algunos de los mejores cocineros y chefs del mundo, sino también por la excelencia de sus productos, que no dejan indiferente a nadie. De ahí que tanto los españoles, como los turistas extranjeros que visitan el país, no pierdan la oportunidad de descubrir sabores y tendencias como el famoso drunch, que está compuesto por recetas en formato mini.

Te puede interesar: Dar la vuelta al mundo de dulce en dulce: así es el mapa con los postres más famosos de cada país

Cuanta mayor variedad tenga esta práctica, más alta será su calidad. Todo ello, sin olvidar que la comida no es lo único que se tiene en cuenta: también juega un papel principal la bebida, que debe ir en consonancia con el menú. De hecho, hay quienes defienden que el término drunch procede de drink. Pero, sea como fuere, esta siempre es una oportunidad ideal para socializar y disfrutar de un buen rato.

Qué es el ‘drunch’

La bebida también juega un papel principal en el 'drunch'. (Shutterstock)
La bebida también juega un papel principal en el 'drunch'. (Shutterstock)

El fenómeno gastronómico conocido como drunch, una combinación de merienda tardía y cena temprana, se está convirtiendo en una tendencia popular entre aquellos que buscan disfrutar de una experiencia culinaria única fuera del horario tradicional de las comidas. Este evento, que tiene lugar aproximadamente entre las 18:00 y las 21:00 horas, ofrece a los comensales la oportunidad de degustar platos en miniatura en un ambiente relajado y social.

El drunch se caracteriza por servir porciones pequeñas de alimentos, destinadas a ser compartidas en grupo. La idea detrás de esta práctica es fomentar la socialización después de la jornada laboral, en un formato que permite explorar diversas opciones culinarias sin la formalidad de una cena completa. Este concepto moderno se diferencia de las meriendas tradicionales por su enfoque en lo gourmet.

Junto a los productos que se consumen, el drunch también invita a disfrutar de bebidas alcohólicas como cervezas, vinos y cócteles. El ambiente desenfadado hace que los asistentes se relajen mientras disfrutan de una fusión de sabores, que van desde lo salado hasta lo dulce, sin la rigidez de los códigos de vestimenta o etiqueta de las cenas formales. Este punto de encuentro entre amigos se presenta como una alternativa atractiva para quienes desean desconectar después de la jornada laboral, en un espacio que prioriza el compartir y la diversión sobre la formalidad.

Te puede interesar: Receta de rabo de toro a la cordobesa, el guiso tradicional que nació en las puertas de las plazas de toros

Más que una merienda, pero menos que una cena

El 'drunch' es una oportunidad ideal para socializar. (Shutterstock)
El 'drunch' es una oportunidad ideal para socializar. (Shutterstock)

El drunch está ganando popularidad, desplazando al tradicional tardeo. Su introducción en España sigue al éxito del brunch, una mezcla entre desayuno y comida típica del mediodía, pero se distingue por incluir bebidas alcohólicas y tener lugar durante la tarde.

Además, propone una oferta culinaria pensada para el atardecer, convirtiéndose en una opción más elaborada y planificada para reuniones sociales. Este concepto permite combinar la degustación de platos innovadores con bebidas en un ambiente relajado y distendido. La llegada del buen tiempo potencia el atractivo de las terrazas, especialmente aquellas situadas en azoteas o conocidas como roof-tops, las cuales encuentran en el drunch una oportunidad para renovar sus propuestas con la primavera.

Este fenómeno refleja una evolución en las preferencias culinarias y sociales, marcando una tendencia que fusiona la comida y la cena de manera que se adapta a los ritmos de vida actuales. Los establecimientos más destacados ya están incorporando el drunch en sus menús, ofreciendo una experiencia única de tradición gastronómica e innovación. Esta propuesta no solo enriquece la oferta culinaria de las ciudades, sino que también fomenta nuevas formas de socialización y disfrute de la gastronomía.

Cuáles son los beneficios de cenar antes

El drunch es una opción saludable, según expertos en nutrición. Esta modalidad, que propone adelantar la hora de la cena, se presenta como una alternativa para evitar los efectos negativos de cenar tarde, un hábito común en España. Además de sus beneficios digestivos, fomenta la sociabilidad al compartir con amigos o compañeros de trabajo en un ambiente relajado.

Tradicionalmente, las cenas tardías en España se han vinculado con problemas digestivos debido al escaso tiempo entre la comida y el momento de acostarse. Esta práctica genera inflamación y dificulta el proceso digestivo. En cambio, el drunch alienta a consumir la última comida del día más temprano, lo que promueve una mejor digestión y contribuye a un estilo de vida más equilibrado. Sin embargo, los nutricionistas advierten la importancia de moderar el consumo de alcohol que suele acompañar a estos encuentros.

El equilibrio entre la alimentación y el estilo de vida saludable encuentra en el drunch un aliado. Esta propuesta no solo es valorada por facilitar la digestión, sino también por crear oportunidades para la interacción social fuera del contexto laboral.