Un jefe se niega a pagar a un camarero los días que faltó tras lesionarse y cuidar a su madre y le despide por WhatsApp

El empleador le dice al trabajador que no le va a pagar “ni un duro” y que no le cuente “su vida”

Compartir
Compartir articulo
Un camarero preocupado (ShutterStock).
Un camarero preocupado (ShutterStock).

La legislación española es clara: si un trabajador sufre un accidente de trabajo y está de baja, recibirá una prestación económica por incapacidad laboral transitoria que consiste en un subsidio equivalente al 75% de la base de cotización del trabajador en la fecha de inicio del periodo de baja. De este modo, el Estatuto de los Trabajadores blinda los ingresos mínimos de los empleados que no están en condiciones de llevar a cabo su actividad laboral.

El problema es que existen empleadores que se saltan la ley. Uno de los sectores donde este tipo de situaciones es más evidente es la hostelería. Jesús Soriano, trabajador de esta rama laboral y perfil de referencia en redes sociales en su cuenta @soycamarero, publica de manera recurrente las denuncias de los empleados sobre sus complicadas situaciones laborales.

Te puede interesar: Las razones por las que el SEPE te puede quitar el subsidio para mayores de 52 años

Uno de sus últimos posts ha generado mucha indignación en redes sociales, después de que un jefe le dije a su empleado que no cobrará las semanas en las que se ausentó de su trabajo tras una lesión en el brazo.

“Me deja sin palabras este caso”

Tuit de @soycamarero.
Tuit de @soycamarero.

Con esa frase tituló Jesús Soriano el post sobre una conversación que empieza con el siguiente mensaje del empleado: “Buenas tardes. Llevo dos semanas sin que me llegue la nómina. Ya sabes que tengo a mi madre con lo del ictus y necesito el dinero para sus medicinas”.

La respuesta del jefe es tajante: “Este mes no vas a cobrar, ya que faltaste dos semanas”. El trabajador reacciona con incredulidad, señalando que su superior “sabe de sobra” que se tuvo que ir corriendo a Madrid, que “no había trenes” y tuvo que ir en bus y que hasta que su madre no mejoró, no puedo volver porque “no había nadie que se quedara con ella”.

Esta contestación no interesa el empleador: “Me da absolutamente igual. No me cuentes tu vida. Tienes un horario laboral que cumplir. Me importa poco o nada. Y espérate que no cobres tampoco el siguiente, que estuviste una semana sin venir”.

Te puede interesar: Un empleado se lesiona el dedo y su jefa responde que rechace la baja porque tiene que trabajar “hasta el fin de semana”

La conversación prosigue y el empleado argumenta su ausencia: “Hombre, evidentemente, si me corto el brazo con un vaso de cristal que se me rompe mientras estoy de servicio, ¿poco puedo hacer, no?”.

A pesar de esta explicación, los mensajes de la otra parte suben de tono. El jefe tilda al trabajador de “incompetente”, indica que le importa “más la juerga que el trabajo” y que hay 20 como él queriendo trabajar en ese puesto.

Explotación laboral y despido por WhatsApp

El último mensaje acaba con la paciencia del trabajador, quien asegura que lleva 10 meses trabajando “de lunes a domingo como un perro, sin días libres”, y encima ahora no le pagan. Además, saca a la luz un presunto caso parecido una compañera llamada Amaia.

“¿Me amenazas? ¿Tienes pruebas de lo que estás diciendo?”, le pregunta acto seguido el jefe. A lo que el empleado responde que todo el mundo sabe que están “explotados” y que se aprovecha de la “necesidad ajena para explotar a la gente”.

Trabajo pide no bromear con las jornadas "de sol a sol" y reconoce las "malas condiciones" en la hostelería

En ese momento, el jefe señala que si es tan malo, “adiós”, y que mañana ya no venga. Pero el contratado insiste en acudir al bar para recibir el dinero que se le debe. “Perfecto, pero ya te adelanto que no te voy a dar ni un duro. Encima de inútil, con exigencias. Ahí te quedas”, responde.

El intercambio de mensajes finaliza con tres WhatsApp del trabajador: “No te vas a salir con la tuya. Voy a recuperar lo que es mío. Y encima me bloqueas. Cobarde”.