Leche de avena: propiedades, beneficios y contraindicaciones, según un estudio de Harvard

Aunque es rica en fibra, vitaminas y minerales, lleva consigo una serie de contraindicaciones a tener en cuenta

Compartir
Compartir articulo
Leche de avena (Shutterstock)
Leche de avena (Shutterstock)

La leche de avena es una alternativa láctea cada vez más popular, especialmente entre aquellos que buscan opciones veganas o que son intolerantes a la lactosa. Esta bebida se elabora a partir de avena y agua, ofreciendo una serie de propiedades y beneficios para la salud, aunque también presenta algunas contraindicaciones a tener en cuenta.

La avena es un cereal conocido por su alto contenido en fibra soluble, vitaminas, minerales y antioxidantes. La leche de avena, al ser elaborada a partir de este cereal, hereda muchas de estas propiedades. Como recoge un artículo de la Universidad de Harvard de 2022, Calcium and Milk: What’s Best for Your Bones and Health?, la leche de avena es una fuente natural de nutrientes esenciales como el calcio, el hierro, el magnesio, el fósforo, las vitaminas del complejo B y la vitamina E. Además, es baja en grasas saturadas y no contiene colesterol, lo que la convierte en una opción más saludable que la leche de vaca para aquellos que buscan reducir su ingesta de grasas animales:

Te puede interesar: Descubren la posible principal causa del Alzheimer: la clave está en la acumulación de grasa en el cerebro

  1. Fuente de nutrientes. La leche de avena proporciona una variedad de nutrientes esenciales para la salud ósea, muscular y cardiovascular.
  2. Baja en calorías. Es una opción baja en calorías, ideal para aquellos que buscan mantener o perder peso sin comprometer la ingesta de nutrientes.
  3. Digestión. La fibra soluble presente en la avena puede ayudar a mejorar la salud digestiva y prevenir el estreñimiento.
  4. Apto para intolerantes a la lactosa. Al no contener lactosa, es una excelente alternativa para las personas con intolerancia a este azúcar presente en la leche de vaca.
  5. Versatilidad. Se puede usar en una variedad de recetas, desde batidos hasta postres, y como sustituto de la leche en la mayoría de las preparaciones culinarias.

Te puede interesar: El duplicado defectuoso de un gen que repara el ADN incrementa el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer

Contraindicaciones de la leche de avena

Aunque la leche de avena ofrece una serie de beneficios para la salud, también puede tener algunas contraindicaciones que vale la pena considerar. Si bien la avena en sí misma es naturalmente libre de gluten, la contaminación cruzada durante la producción es común, por lo que aquellas personas con celiaquía o sensibilidad al gluten deben optar por leche de avena certificada como libre de gluten.

Además, algunas variedades comerciales de leche de avena pueden contener adición de azúcares refinados. El consumo excesivo de azúcares añadidos puede contribuir a problemas de salud como la obesidad y la diabetes tipo 2, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos.

Episodio: Diabetes.

Aunque es menos común que las alergias a la leche de vaca, algunas personas pueden experimentar alergias o intolerancias a los componentes de la avena, como sostiene la Clínica Mayo. Además, en comparación con la de origen animal, la de avena tiene un contenido proteico relativamente bajo. Aquellos que dependen principalmente de esta bebida como fuente de proteínas pueden necesitar buscar otras fuentes para satisfacer sus necesidades proteicas.