La pastelería de Barcelona que hace el mejor xuixo del mundo: medio siglo de historia y un pasado como charcutería

Hoy en día, los xuixos se pueden encontrar rellenos de muchos sabores, aunque la receta original dice que ‘el xuixo de Girona’ debe estar relleno únicamente de crema pastelera, elaborada con leche fresca y huevos de calidad

Compartir
Compartir articulo
La pastelería de Barcelona que hace el mejor xuixo del mundo: medio siglo de historia y un pasado como charcutería.

El Concurso Mundial del Xuixo ha vuelto a celebrarse este año, buscando así el mejor de los dulces artesanales de este tipo de toda Cataluña. Dicho certamen nació en 2018, coincidiendo con el centenario del nacimiento de este postre tradicional y con el objetivo de ponerlo en valor. Esponjoso, relleno de crema y con una deliciosa capa de azúcar, esta creación se pone a prueba año tras año, en un concurso que este año ha encontrado en la ciudad de Barcelona a su ganador.

Este año, la ganadora absoluta ha sido la pastelera Gisela Bellart de la Pastisseria Triomf de Barcelona (Rambla del Poblenou, 41) quien ha conseguido el primer premio en el concurso ‘El Mejor Xuixo del Mundo’, celebrado en L’Escala (Alt Empordà).

Te puede interesar: El ‘croissant-galleta’: el invento de un pastelero francés que arrasa y ya tiene 1.800 ventas por día

Xuixos de la Pastisseria Triomf, los ganadores de esta edición
Xuixos de la Pastisseria Triomf, los ganadores de esta edición

Para conocer los inicios de esta mítica pastelería barcelonesa debemos remontarnos al año 1952. Allí, en la Rambla del Poblenou, Andoni Bellart y Roser fundaron Triomf como una pastelería-charcutería, ya que los padres de él eran carniceros y charcuteros y quiso rendirles un homenaje. La pareja continuó regentando este local hasta el año 1993, cuando negocio pasó a manos de la segunda generación, que lo convertiría en 1997 en una pastelería con zona de degustación.

Gisela Bellart, tercera generación de pasteleros y ganadora del premio a Mejor Joven Artesano Alimentario Innovador, ha tomado ahora el relevo de la pastelería, centrada en especialidades como los bombones, las pastas de té, las tartas personalizadas, la pastelería tradicional y moderna, las monas, y, por supuesto, los xuixos que ahora les han llevado al triunfo en este concurso autonómico.

Imagen de la pastelería y charcutería Triunfo (Pastisseria Triomf)
Imagen de la pastelería y charcutería Triunfo (Pastisseria Triomf)

Te puede interesar: Receta de gurupina, el delicioso guiso de “cocina pobre” tradicional de la milenaria ciudad de Baza

Así, la pastelería Triomf se suma a la lista de pastelerías en las que disfrutar de los mejores xuixos del mundo. En su primera edición, en 2018, se impuso la pastelería Padrés de Banyoles; en 2020 ganó Pan Artesano del Vallès, con sede en Santa Perpètua de Mogoda; y hace dos años Pastelería Juhé, de L’Escala.

El xuixo de Girona y sus más de 100 años de vida

El diccionario define el xuixo como un dulce de forma más o menos cilíndrica relleno de crema, frito y recubierto de azúcar. Esta es la forma más sencilla de definir este delicioso postre. Sin embargo, un auténtico xuixo debe cumplir muchos requisitos para considerarse como tal o, al menos, para considerarse uno bueno. La calidad de un xuixo depende de muchos factores mínimos, detalles que hacen la diferencia como son la calidad del relleno, que debe ser esponjoso y ha de estallar en la boca. La masa debe llevar una buena harina y debe estar esponjosa y cubierta de azúcar. El xuixo se fríe y se tiene que hacer a mano. Uno por uno.

Mucho saben de esto desde la confitería Can Castelló, el obrador en el que Emili Puig y Bruch creó este dulce hace más de 100 años. La historia de este manjar se remonta al siglo XIX y a la ciudad de Girona, lugar en el que se encontraba esta confitería, en la calle de la Corte Real, 15, para ser más exactos.

Te puede interesar: Por qué ya no se puede comer la hamburguesa más grande de la historia: así han cambiado sus normas los Récords Guinness

Desde el momento de su creación, este dulce cuajó rápidamente entre los pasteleros gironeses, confiteros que, con sus creaciones, hicieron crecer así la ya larga lista de productos de la pastelería catalana. La fama del xuixo llegó rápidamente a otras provincias catalanas, utilizando diferentes nombres: “globito” en el maresme, “tornemis” en Badalona o simplemente “xuixos de Girona” en Barcelona.

Sobre la receta, hoy en día se pueden encontrar muchas variantes, sobre todo cuando hablamos del relleno. En el obrador de Can Castelló, que ya no cuenta con pastelería propia en Girona sino únicamente en Figueres, los elaboran rellenos de crema, de crema de ratafía, de manzana, de chocolate, cheesecake, lemon pie, crema de café, dulce de leche, crema canela y cardamomo, cabello de ángel y turrón blando de Agramunt. Sin embargo, la receta original dice que ‘el xuixo de Girona’ debe estar relleno únicamente de crema pastelera, elaborada con leche fresca y huevos de calidad.