Cómo preparar té azul o de Oolong, la infusión que ayuda a reducir el colesterol y retrasa el envejecimiento de las células

Entre otros beneficios para la salud, el té azul es capaz de combatir las caries y fortalecer las defensas del organismo

Compartir
Compartir articulo
Té azul (Unsplash)
Té azul (Unsplash)

El té azul, también conocido como té de Oolong, es una variedad de té semioxidado que se encuentra entre el té verde y el té negro en términos de oxidación. Esta bebida milenaria, originaria de China, no solo es apreciada por su sabor único y sus aromas cautivadores, sino que también ofrece una amplia gama de beneficios para la salud, como su capacidad para reducir el colesterol, retrasar el envejecimiento de las células, combatir las caries y fortalecer las defensas del organismo.

Una de las propiedades más destacadas del té azul es su capacidad para reducir el colesterol. Varios estudios han demostrado que el consumo regular de té de Oolong puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) en la sangre, lo que a su vez puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis y los ataques cardíacos. Los antioxidantes presentes en el té azul ayudan a prevenir la oxidación del colesterol LDL, lo que contribuye a mantener las arterias limpias y saludables.

Te puede interesar: La Ley ELA, una promesa incumplida que se cobra vidas: “Llevo más de 40 años cotizando. Ahora es el momento de que me ayuden”

Además de sus efectos en el colesterol, el té azul también se ha asociado con la capacidad de retrasar el envejecimiento de las células. Los antioxidantes presentes en el té, como los polifenoles y las catequinas, ayudan a combatir el estrés oxidativo y el daño causado por los radicales libres, que son responsables del envejecimiento prematuro de las células. El consumo regular de té azul puede ayudar a mantener la piel radiante y juvenil, y también puede ofrecer beneficios para la salud celular en general.

Los 7 Hábitos Que Impulsan El Envejecimiento - Bienestar

Otro beneficio sorprendente del té azul es su capacidad para combatir las caries. Investigaciones recientes han demostrado que los compuestos presentes en el té de Oolong, como los flavonoides y los polifenoles, pueden inhibir el crecimiento de bacterias dañinas en la boca, incluidas las que causan caries. Además, el té azul contiene fluoruro de forma natural, un mineral que fortalece el esmalte dental y ayuda a prevenir la formación de caries.

Te puede interesar: Comer alimentos ultraprocesados aumenta en un 22% el riesgo de sufrir una depresión

Además de sus propiedades antioxidantes y antimicrobianas, el té azul también es conocido por su capacidad para fortalecer las defensas del organismo. Los antioxidantes presentes en el té, en particular las catequinas, han demostrado tener efectos inmunomoduladores, lo que significa que pueden ayudar a regular el sistema inmunológico y fortalecer las defensas naturales del cuerpo contra enfermedades y infecciones. Por ello, beber té azul de forma regular puede ayudar a mantener el sistema inmunológico en óptimas condiciones y reducir el riesgo de enfermedades.

Cómo preparar el té de Oolong

Para disfrutar de los beneficios del té azul, es importante prepararlo adecuadamente. Para hacer té de Oolong, se recomienda usar agua caliente, pero no hirviendo, y dejar que las hojas de té se infundan durante unos 3-5 minutos para obtener el mejor sabor y aroma. Se puede disfrutar caliente o frío, según las preferencias personales.